Galicia frena el gran estudio epidemiológico con el que Feijóo quiso competir con Madrid

Feijóo y Sánchez en una imagen de archivo

El pasado 17 de abril el presidente de la Xunta anunció la puesta en marcha de un macro estudio epidemiológico para testar la presencia de COVID en 100.000 gallegos. Alberto Núñez Feijóo conseguía así darle salida a los test rápidos que le había enviado el Gobierno y cuya utilidad había estado cuestionando en las semanas previas al gran anuncio. La Xunta ha decidido ahora frenar la segunda parte de ese estudio para testar las posibilidad de que en su realización se hayan producido "disfunciones".

Jesús Sueiro, médico: "Estamos empleando en el estudio unos recursos que se pueden dedicar a detectar y rastrear nuevos casos"

Jesús Sueiro, médico: "Estamos empleando en el estudio unos recursos que se pueden dedicar a detectar y rastrear nuevos casos"

En la rueda de prensa en la que se anunció la puesta en marcha de la macro encuesta, Feijóo insistió en que su gobierno autonómico iba a multiplicar por 25 la muestra que el Gobierno central había seleccionado para otro estudio similar a nivel del estado. A los pocos minutos de aquella rueda de prensa, el diario ABC ofrecía el siguiente titular: "Feijóo saca los colores al Gobierno con su estudio epidemiológico: 100.000 frente a 4.000 muestras en Galicia". Casi un mes después de aquello, la Xunta ha terminado la primera fase del estudio y se inclina por frenar la segunda.

Cuando el gobierno gallego anunció su macro encuesta epidemiológica dejó en manos de los servicios de atención primaria el desarrollo de las pruebas. La decisión sobrecargó estos servicios y sumó a las responsabilidades habituales del personal de enfermería la realización masiva de esas pruebas.

El sector no tardó en alzar la voz. La Asociación Galega de Medicina Familiar e Comunitaria le pidió al ejecutivo gallego que cesase en su estudio para liberar a los profesionales médicos de una tarea que apenas ha ofrecido resultados. Según fuentes sanitarias, las pruebas practicadas por la Xunta "apenas han ofrecido casos positivos" y la monumental muestra planteada por el gobierno gallego "no ofrece una mejora estadística que un estudio similar con menos sujetos bajo análisis".

El día que Feijóo anunció el estudio afirmó con rotundidad que más de 100.000 gallegos serían llamados para participar en la estadística. Casi un mes después, la Xunta quiere archivar la segunda parte de su estudio y no llamará a los teléfonos de los 40.000 gallegos restantes que previamente había seleccionado el Instituto Galego de Estatística (IGE): "Vamos a ver los resultados de la primera fase para comprobar si hay alguna disfunción. Tomaremos la decisión en las próximas semanas", aseguró Feijóo este viernes tras la reunión de su gobierno.

El empeño del barón gallego en la importancia de su estudio parece haberse diluido pero no hace mucho le llevó a enfrentarse directamente con el presidente del Gobierno. El pasado 18 de abril, un día después del anunciar que 100.000 gallegos tendrían su test, Pedro Sánchez le recordó a Feijóo que ese tipo de estudios son competencia del Gobierno central. El dirigente gallego desoyó la recomendación. Ahora, casi un mes después, frena en seco la segunda fase de su macro encuesta epidemiológica.

Etiquetas
Publicado el
8 de mayo de 2020 - 22:04 h

Descubre nuestras apps

stats