La Xunta aplaza finalmente a 2021 las oposiciones a 3.600 plazas de profesorado

Las oposiciones se retomarán cuando "la situación sanitaria lo permita"

La conselleira de Educación de la Xunta, Carmen Pomar, anunció esta mañana ante la Deputación Permanente del Parlamento de Galicia que finalmente aplaza las oposiciones al cuerpo de profesorado a 2021. Galicia es la última comunidad autónoma en tomar una decisión por la que clamaban sindicatos, oposición y buena parte de los aspirantes a una plaza.

Galicia, a la puerta de las elecciones, es la única comunidad autónoma que mantiene oposiciones de empleo público en junio

Galicia, a la puerta de las elecciones, es la única comunidad autónoma que mantiene oposiciones de empleo público en junio

Las pruebas para el acceso a 3.600 plazas -aunque 1.300 son de promición interna- estaban programadas para el mes de junio. Según los cálculos de los sindicatos, realizados en base a la convocatoria del pasado año, movilizarían entre 18.000 y 20.000 personas. “Parecía de sentido común que iba a ser imposible reunir a 20.000 personas”, señaló la portavoz del BNG, Ana Pontón, en el debate parlamentario de este miércoles. La pandemia del coronavirus lo ha modificado todo.

Pero, a pesar de las evidencias médicas, la Xunta se empecinó en afirmar que mantendría las oposiciones. Así lo sustuvo todavía este domingo el presidente de la Xunta tras reunirse por videoconferencia con Pedro Sánchez, según explicó el líder socialista Gonzalo Caballero en la Cámara. Fue también el Cámara donde la titular de Educación se esforzó en descargar sobre el Gobierno central la responsabilidad de haber llevado al límite la situación.

“Nuestra voluntad fue mantener la oferta pública de empleo basándonos en la prudencia y en el respeto a los miles de opositores y opositoras”, afirmó Carmen Pomar, “pero seguimos sin tener certezas sobre la desescalada ni sobre la vuelta a la nueva normalidad. Y ante la inseguridad de las autoridades sanitarias, hemos decidido aplazarlas a 2021”. La extensión del estado de alarma hasta el 9 de mayo invalidaba además los plazos previstos para las pruebas. Lo que en todo caso no mencionó Pomar fue que 16 comunidades autónomas ya habían optado, cada una por su cuenta, por retrasarlas.

Entre los opositores tampoco parece que la idea de “respeto” coincida con la que el Gobierno gallego asegura sentir por ellos. En las dos últimas semanas, el malestar inundaba sus foros y redes sociales. “Ha habido un maltrato inaudito, un burla”, consideró la diputada del Grupo Común da Esquerda, Luca Chao, “la consellería ha causado un sufrimiento grande únicamente por motivos electoralistas”. Precisamente al electoralismo achacaron los sindicatos, con los que el departamento de Educación aún no se ha reunido desde que comenzó la crisis del COVID-19, la obstinación gubernamental por sostener una convocatoria ahora abortada.

Etiquetas
Publicado el
22 de abril de 2020 - 13:42 h

Descubre nuestras apps

stats