La portada de mañana
Acceder
Los 67 rebrotes activos disparan la preocupación de Sanidad
La ruptura de EEUU con la OMS alarma a los expertos: "Costará vidas"
Opinión: Con la Iglesia hemos topado, por Esther Palomera

La Xunta interviene dos residencias privadas de mayores, tres días después de que las familias presentasen una denuncia ante la Fiscalía

Residencia de mayores DomusVi de Cangas do Morrazo (Pontevedra, Galicia)

La Xunta interviene dos residencias privadas de mayores que la empresa DomusVi tiene en Cangas y Vigo "por el elevado número de positivos" por coronavirus que viven en estos centros. Familiares de los residentes llevan tiempo denunciando la situación en la que se encuentran los centros y presentaron el viernes ante la Fiscalía una denuncia para pedir que se investigue.

Las familias denuncian ante la Fiscalía a las residencias por "haber abandonado su obligación" de cuidar a los mayores

Las familias denuncian ante la Fiscalía a las residencias por "haber abandonado su obligación" de cuidar a los mayores

El Gobierno gallego tomará ahora el control de las residencias y las convertirá en centros en los que se encuentran solo personas contagiadas. Las familias aseguran que en el edificio que DomusVi tiene en Cangas hay "más de un centenar de afectados entre residentes y trabajadores" en un centro que tiene 151 plazas. La Consellería de Política Social indica que son 107 las personas contagiadas en el centro de Cangas, 105 usuarias y 2 de la plantilla. En el centro que la empresa tiene en Barreiro, en Vigo, la mitad de las personas mayores que viven allí han dado positivo y acumula 71 casos entre residentes y 11 entre el personal, además de cuatro fallecimientos.

Desde la Federación Galega de Usuarios e Residencias REDE aseguran que la dirección del centro de Cangas no proporciona ninguna información sobre la situación de los mayores y desconocen cuáles son los mayores que han dado positivo. "No hay una familia que esté informada", afirma el secretario de REDE Francisco Xosé Bernárdez y pariente de una persona residente.

"Nos vimos obligados a informar a la Fiscalía ya que más que negligencia había ya un comportamiento de dolo. Como anticipábamos, en la residencia de Cangas tenemos una situación absolutamente descontrolada, con de 100 a 120 positivos, de los que, por desgracia, algunos no saldrán adelante", afirman desde la federación, que culpa a la empresa DomusVi de "poner todos los medios para que el virus se propagase sin control en sus residencias".

La Consellería de Política Social indica que las personas usuarias que han dado negativo serán trasladadas a otros centros de la Xunta. Uno de ellos, un edificio dedicado a las actividades de tiempo libre en Panxón (Nigrán) que no tiene actividad en estos momentos. Estas dos residencias son las primeras que interviene la Xunta que, en el caso del centro San Carlos de Celanova, con prácticamente todos los residentes y los empleados contagiados, optó por trasladar a los positivos que no son grandes dependientes al centro para positivos por COVID-19 que puso en funcionamiento en Baños de Molgas. En este centro, de las 93 plazas disponibles hay 36 ocupadas por el momento.

También preocupa a la federación la situación en la residencia DomusVi de San Lázaro, en la que se han registrado cuatro fallecimientos en las últimas 24 horas. Además, tiene a 23 residentes contagiados y a 11 trabajadores, según los datos proporcionados hoy por la Consellería de Política Social.

Etiquetas
Publicado el
30 de marzo de 2020 - 20:02 h

Descubre nuestras apps

stats