Sáenz de Santamaría proclama en Ourense que quiere "ganar como gana Baltar"

Sáenz de Santamaría, con Baltar y Báñez en la sede del PP de Ourense

El PP de Ourense ha convertido en los últimos años en icono postelectoral la fotografía de José Manuel Baltar mostrando un mapa de la provincia ourensana teñido de azul con los ayuntamientos en los que los conservadores son la fuerza más votada. Sucede desde que, en 2010, la cúpula dirigida por Alberto Núñez Feijóo sufrió su primera y más sonora derrota interna al no ser capaz de destronar a la familia Baltar y tener que asumir el relevo de José Luis Baltar por su hijo, José Manuel, tanto al frente del partido como de la Diputación. Desde aquel momento clave Baltar hijo ha repetido dos veces en la presidencia orgánica y numerosos dirigentes del partido han pasado por Ourense para colmarlo de elogios por los resultados electorales en la provincia. La última ha sido, este jueves, la exvicepresidenta del Gobierno central y candidata a suceder a Mariano Rajoy, Soraya Sáenz de Santamaría.

La jueza archiva la acusación contra Baltar por ofrecer empleo a cambio de sexo

La jueza archiva la acusación contra Baltar por ofrecer empleo a cambio de sexo

Este jueves la campaña interna de Sáenz de Santamaría hizo parada en Ourense y la antigua número dos del Gobierno compartió acto de partido con el titular de la Diputación de Ourense. Según la candidata, "el PP mira mucho hacia Ourense, porque el PP de Ourense es un ejemplo de lo que tenemos que hacer para volver a ganar". Pero todavía más. Según Sáenz de Santamaría, "ahora que todo el mundo quiere parecerse a otra cosa", su voluntad es muy distinta: "yo quiero ser Soraya, ser del PP y ganar como gana Baltar". José Manuel Baltar, en rigor, nunca ha sido cabeza de lista en unas elecciones, aunque sí ha concurrido tres veces a los comicios al Parlamento gallego y también en las municipales de Esgos como paso previo a ser diputado provincial.

Secundada por la exministra Fátima Báñez, miembro de su equipo de campaña, Sáenz de Santamaría advirtió en Ourense que su intención es liderar el PP y "ayudar a mi partido a ganar las elecciones municipales de 2019" y también "ganar a Sánchez en las próximas generales". Baltar, por su parte, acogió los elogios afirmando que "estamos viendo que, además de nuevos valores que han dado un paso adelante en este proceso electoral, el PP aporta la enorme experiencia de personas como Sáenz de Santamaría" para "recuperar para los españoles la dirección de esta nación", afirmó.

El señalamiento de los Baltar por parte de líderes del PP como ejemplo a seguir ha sido recurrente en los últimos años en todo tipo de contextos, también en la etapa en que el ourensano estuvo inmerso en la investigación judicial por de su presunta oferta de un empleo en la Diputación a cambio de sexo. Este caso fue archivado en mayo de 2017 porque la jueza, aunque consideró probado que el líder del PP de Ourense "solicitó o cuando menos, aceptó un favor de naturaleza sexual" para "realizar, en el ejercicio de su cargo, una acción u omisión" de los "requisitos" para la "obtención de un trabajo" sin "cumplir los requisitos legales", no vio acreditados suficientemente los delitos investigados de cohecho, acoso y tráfico de influencias.

En Ourense, como en el resto de Galicia y en el conjunto del Estado, la primera votación entre la militancia para escoger la presidencia estatal del PP -a través de un sistema de dos vueltas- estará marcado por la baja participación. No en vano, en el caso del PPdeG las inscripciones son apenas 4.200, esto es, alrededor del 4% de los 101.100 militantes que el partido asegura tener en Galicia, donde cuenta con casi 1900 cargos electos.

Etiquetas
Publicado el
29 de junio de 2018 - 11:30 h

Descubre nuestras apps

stats