eldiario.es

Menú

Hoja de Router Hoja de Router

Así crea refranes un ordenador: "Cuando la muerte venga no tendrá ovejas"

La investigadora estadounidense Jannelle Shane ha creado una red neuronal capaz de generar proverbios. Ahora solo falta que los hablantes les den significado, aunque ya hay quienes los están usando en cuentos y conversaciones con amigos. Para crear esas sentencias, ella y un colaborador se sirvieron de refranes clásicos en lengua inglesa. De ahí surgen frases tan disparatadas como "una buena cara es una carta para salir del fuego" o "no hay humo sin el mejor pecado".

- PUBLICIDAD -
"No vengas a la vaca", una frase extraña que podría ser refrán, pero hay que darle significado (Imagen: Portland Guinea Pig Rescue)

"No vengas a la vaca", una frase extraña que podría ser refrán, pero hay que darle significado

Ronda de refranes. Pensemos en tres de esas frases solemnes que llevan entre nosotros siglos: un buen yunque no es el que más ruido hace; cría cuervos y te sacarán los ojos; no por mucho madrugar amanece más temprano. Pues bien, uno de estos refranes no proviene de la tradición española.

Si las máquinas son capaces de reconocer caras o de 'escribir' poemas, ¿por qué no un refrán que suene a verdad de generaciones pasadas?  Janelle Shane es una investigadora y creativa estadounidense conocida por sus trabajos con redes neuronales. Lo hace siempre con un toque de humor y extravagancia. Por ejemplo, creó un robot que ideaba  frases para cortejar a alguien, con resultado estrambótico, como "si me dieran una rosa cada vez que pienso en ti, tengo un precio ajustado" o "tengo que darte un libro, porque eres la única cosa en tus ojos". También ha creado   disfraces para Halloween o nombres de colores: verde azúcar, rosa fastidioso…

Incluso, sus redes neuronales se han atrevido a crear nombres de grupos de heavy metal, como Arena Inhumana, que según la inteligencia artificial haría death metal melódico desde Rusia, o Cielo Clónico Negro, cuyo black metal nos llegaría desde Grecia. "Una de las cosas que me gustan del machine learning es lo impredecible que puede ser. Puedes sorprenderte por resultados que el ordenador se inventa y no sabes en absoluto cómo lo hace, pero de alguna manera son mejores o diferentes a lo que una inteligencia humana pudiera haber inventado", cuenta Shane a HojadeRouter.com.

Así son los refranes de una máquina

Sin embargo, nada tan divertido como los proverbios. En esta ocasión, recibió la ayuda de Anthony Mandelli, un joven coleccionista de refranes clásicos que montó la base de datos con la que la inteligencia artificial, llamada char-rnn, dio a luz sus creaciones. En total, 2000 dichos en inglés. El resultado fueron secuencias de palabras que se pueden leer y entender (tienen su verbo, sus artículos determinantes, sus complementos…), pero sin sentido o significado, que los hablantes tenemos que dar ahora. 

El listado resultante suena a anciano, a algo que ha transmitido la tradición oral. El favorito de Shane es Death when it comes will have no sheep ("cuando la muerte venga no tendrá ovejas"). Pero hay muchos más: A good anvil does not make the most noise ("una buena excusa es tan buena como un descanso"), a good face is a letter to get out of the fire ( "una buena cara es una carta para salir del fuego") o there is no smoke without the best sin ("no hay humo sin el mejor pecado"). Junto a ellos,  a good anvil does not make the most noise ("un buen yunque no es el que más ruido hace")" o a good excuse is as good as a rest ( "una buena excusa es tan buena como un descanso").

El buey ( ox en inglés) y el zorro ( fox) son dos animales que se repiten mucho en los refranes de Shane. La artista cree que, al ser común la secuencia -ox en los refranes de la base de datos, la máquina pudo entender que eran importantes para hacer combinaciones. Así, tenemos an ox is not fill when he will eat forever ("un buey no está lleno cuando comerá para siempre") o a fox smells it better than a fool’s for a day ("un zorro lo huele mejor que un tonto por un día").

El 'machine learning' y las redes neuronales artificiales son dos de las tendencias del futuro (Imagen: Steve Juvertson | Flickr)

El 'machine learning' y las redes neuronales artificiales son dos de las tendencias del futuro

Aunque cueste encontrar sentido a muchas combinaciones de palabras (¿valdría como refrán "un tonto en una taza de té es un silencio por una aguja en la venta"?), parece que la máquina entendió el armazón exterior que tienen muchos refranes, pues la mayoría cumplen una lógica de "si haces A, entonces B" o "la C es un/a D". "Se podría decir que la red entiende un poco la estructura de los refranes", explica Mandelli a HojadeRouter.com, que asegura además haber incluido en su vida diaria a good wine makes the best sermon ("un buen vino hace el mejor sermón"), an ox is never known till needed ( "no conoces a un buey hasta que lo necesitas") y el ya citado "cuando la muerte venga no tendrá ovejas".

El del vino y los sermones lo usa cuando está tomando algo con amigos: "Nunca me preguntan por sus orígenes, ya que suena como un refrán legítimo y funciona por contexto cuando brindas antes de beber". El del buey le parece muy profundo: para él significa que "no sabemos qué es necesario para nuestras vidas hasta que se vuelve evidente que está faltando". Por eso es su favorito.

Mendelli no es es el único que trata de buscar significado a los refranes. Con Shane han contactado otras personas que les pretenden dar aplicaciones: "Quieren usarlos específicamente para escritura de ficción; para fantasía, en concreto", porque, según le dicen, necesitan algunos proverbios que suenen antiguos. Además, las frases ya decoran pósteres motivacionales paródicos, como si de citas célebres se tratara.

Buey ('ox' en inglés) y zorro son dos palabras que se repiten mucho en el trabajo de Shane (Imagen: Portland Guinea Pig Rescue)

Buey ('ox' en inglés) y zorro son dos palabras que se repiten mucho en el trabajo de Shane

La inteligencia artificial chat-rnn ya había creado en el pasado  recetas de cocina ("nada deliciosas", recuerda la investigadora). Incluso se atrevió a parir pokémones con la misma red que luego usaría para los refranes.  Los resultados fueron un disparate (había una tortuga con una especie de lago o estaque en el caparazón y un pájaro con una bolsa de papel en la cabeza), pero seguro que alguno podría pertenecer al ya largo listado oficial de criaturas de Nintendo. Otras redes se han usado para escribir fan fiction de Harry Potter y diseñar nombres de cervezas.

Shane no descarta seguir trabajando en los refranes, mientras que Mandelli se formaba en inteligencia artificial y machine learning para acompañarla. Para él, el trabajo con redes neuronales  contribuye a mejorar nuestro entendimiento de las posibilidades de los ordenadores para interpretar grandes cantidades de datos y realizar con ellos "tareas complejas". Ahora solo queda que los humanos demos significado a todos esos nuevos refranes.

--------------

Las imágenes son propiedad del Portland Guinea Pig Rescue y Steve Jurvetson

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha