La portada de mañana
Acceder
España se estanca en el descenso de la curva y los expertos temen un repunte
El fiscal cuestiona en el juicio de la caja B las notas con las que se condenó al PP
Opinión - ¿Dónde está el machirulo?, por Esther Palomera

Alemania dice que los tests muestran “de manera inequívoca” que Navalni fue envenenado y Merkel pide explicaciones a Rusia

El activista y líder opositor ruso Alexéi Navalni.

El portavoz del Gobierno alemán, Stefen Seibert, ha comunicado este miércoles que el opositor ruso Alexéi Navalni fue envenenado con una sustancia usada en la producción de armas químicas y que pertenece al grupo del agente tóxico Novichok, según los exámenes toxicológicos del hospital universitario de La Charité. Seibert ha asegurado que se han encontrado "pruebas inequívocas del suministro de un agente nervioso del grupo Novichok". El químico ruso Vil Mirzayanov aseguró en 2018 que "ningún país tiene estas capacidades como Rusia, porque Rusia inventó, probó y armó el novichok".

La canciller alemana, Angela Merkel, ha advertido a Moscú de que el envenenamiento del líder opositor ruso tendrá una "reacción común adecuada" de la Unión Europea (UE) y la OTAN. Merkel se ha dirigido a Moscú en una breve declaración institucional pocas horas después de que trascendiese que la Bundeswehr (ejército alemán) y el hospital berlinés Charité, donde permanece Navalni en coma desde hace doce días, habían identificado sin género de dudas el tipo de veneno que se le suministró. "Esperamos que el Gobierno ruso aclare estos hechos. Se plantean ahora preguntas muy graves que sólo puede y debe responder el Gobierno ruso. La situación de Alexei Navalni ha despertado interés mundial. El mundo espera respuesta", ha subrayado.

La canciller ha avanzado que habrá una respuesta coordinada de los socios y aliados de Alemania: "Hemos informado a nuestros socios de la UE y de la OTAN de los resultados de los análisis. Lo estudiaremos conjuntamente y, a la luz de la respuesta rusa, decidiremos sobre una reacción común adecuada". El envenenamiento de Navalni es un "crimen" que atenta contra "derechos y valores fundamentales", ha argumentado la canciller después de que su portavoz, Steffen Seibert, hubiese hablado de un "atentado con armas químicas".

Navalni no sería el primer opositor ruso en ser envenenado con esta sustancia. En 2018, Sergei Skripal, un doble agente ruso que había espiado para el MI6, y su hija fueron envenenados con la misma sustancia. Ellos sobrevivieron, pero otra mujer, Dawn Sturgess, murió dos meses más tarde después de rociarse las muñecas con novichok. 

"Envenenar a Navalni con Novichok en 2020 sería exactamente lo mismo que dejar un autógrafo en una escena del crimen, como esta", dijo el antiguo aliado y estratega de Navalni, Leonid Volkov, en un tweet que incluía una foto del nombre de Putin y una firma junto a él.

La presidente de la Comisión Europea, Ursula von der Leyen, se ha pronunciado después de ser informada por Merkel y ha calificado el envenenamiento como un "acto despreciable y cobarde, otro más. Los perpetradores deben comparecer ante la justicia".

Los médicos rusos, que en un primer lugar se opusieron al traslado de Navalni a Alemania, han negado que hubiese rastro de veneno en su organismo.

Navalni sigue ingresado en Alemania, donde fue trasladado en coma y en un avión medicalizado desde un hospital en Siberia después de sentirse mal en un viaje en avión. El político es uno de los críticos más feroces del presidente ruso Vladimir Putin.

Etiquetas
Publicado el
2 de septiembre de 2020 - 16:13 h

Descubre nuestras apps

stats