La portada de mañana
Acceder
La vacunación infantil avanza desigual, del 30% en Baleares al 80% de Galicia
La tensión con Rusia resucita a una OTAN en crisis existencial
Análisis - 'La hora de la verdad para Laura Borràs', por Neus Tomàs

Bruselas pide a Boris Johnson que anteponga “las soluciones sobre los cálculos políticos” para salvar el Brexit

El primer ministro del Reino Unido, Boris Johnson en el Hospital General Hexham en Northumberland .

Andrés Gil

Corresponsal en Bruselas —

5

El tono ha cambiado, reconoce Bruselas. Por primera vez, la reunión de este viernes entre el negociador británico, David Frost, y el de la Comisión Europea, Maros Serfcovic, no se ha producido bajo la amenaza británica de activar el artículo 16 que supondría la suspensión del protocolo de Irlanda del Norte, aquel que garantiza que no haya una frontera entre las dos irlandas a cambio de controles aduaneros en Irlanda del Norte a los productos que llegan de Gran Bretaña. En tanto que Irlanda del Norte se mantiene, por tanto, en el mercado único europeo, lo que llega de Inglaterra debe someterse a controles, algo que supone una suerte de frontera entre las dos islas y que viene a partir el Reino Unido en dos por la vía de las aduanas.

"Necesitamos reciprocidad de Reino Unido con el movimiento ambicioso que ha hecho la Unión Europea con la propuesta de rebajar hasta el 80% los controles aduaneros. La UE está comprometida en buscar soluciones", ha dicho Sefcovic este viernes a la salida de la reunión con Frost: "Hay que dar estabilidad y predictibilidad a Irlanda del Norte".

Sefcovic reconoce: "Ha cambiado el tono de la discusión de Frost, y espero que lleve a soluciones tangibles para la gente. Por eso necesitamos grandes avances en los próximos días, en el ámbito de las medicinas, por ejemplo, donde lo tenemos al alcance de la mano. Necesitamos encontrar la solución rápida. Intensificaremos las negociaciones la próxima semana".

Y ha sentenciado: "Espero que las soluciones prácticas se impongan a los cálculos políticos".

Frost, por su parte, ha distribuido un comunicado en el que no se ahorra deslizar la posibilidad de activar el artículo 16, y en el que sigue pidiendo avances "significativos" ante asuntos en los que hay "grandes distancias", es decir, la gobernanza del protocolo de Irlanda del Norte.

Es decir, Reino Unido insiste en que sea retirado el papel del Tribunal de Justicia de la UE, que está recogido en el protocolo de Irlanda porque, como ha recordado este viernes Sefcovic, "si Irlanda del Norte está en el mercado único europeo, lo cual es una oportunidad extraordinaria, porque también lo está en el británico, las reglas del mercado único están bajo la gobernanza del TJUE. Sobre eso no puede haber cambios".

"Es muy importante subrayar es que el Tribunal de Justicia de la Unión Europea es el guardián de las normas del mercado único", ha dicho Sefcovic: "Las normas del mercado único en la UE y, por supuesto, las normas del mercado único en Irlanda del Norte. La Unión Europea necesita proteger la integridad del mercado único. Es una enorme oportunidad para la economía de Irlanda del Norte y no nos gustaría ponerlo en riesgo, porque sin la jurisdicción del Tribunal de Justicia de la UE no hay acceso al mercado único. Deberíamos centrarnos en los asuntos prácticos: las medicinas, los procedimientos relacionados con las aduanas, los controles sanitarios y fitosanitarios y también cómo los diferentes actores de Irlanda del Norte podrían tener más participación. Y por todo eso propusimos soluciones muy concretas en nuestros documentos, y estamos dispuestos en una estrecha cooperación con nuestros socios del Reino Unido para desarrollarlas en soluciones legales".

Orador3: [00:12

Etiquetas

Descubre nuestras apps

stats