La portada de mañana
Acceder
PP y Vox alientan la batalla contra el aborto tras la sentencia en EEUU
La hora de los jóvenes que quiebran las fronteras del género binario
Opinión – Los porno libros del PP, por Elisa Beni

Bruselas quiere reforzar las capacidades militares de la UE con compras conjuntas de armas

El jefe de la diplomacia europea, Josep Borrell, el 17 de mayo en Bruselas.

Andrés Gil

Corresponsal en Bruselas —

8

La Unión Europea intensifica los pasos para fortalecer sus capacidades militares. La Comisión Europea y el Alto representante de la Unión Europea para Asuntos Exteriores y Política de Seguridad, Josep Borrell, han presentado este miércoles un análisis de las brechas de inversión en defensa y proponen medidas para fortalecer la base industrial y tecnológica de la defensa europea. Y la Comisión Europea dice estar dispuesta a comprometer 500 millones de euros del presupuesto de la UE durante dos años para ello.

Bruselas, de esta manera, da una respuesta a la invasión rusa de Ucrania: “La agresión no provocada de Rusia contra Ucrania tiene importantes implicaciones para la defensa europea, lo que está provocando un aumento del gasto militar por parte de los Estados miembros. Con la comunicación de hoy, la Comisión y el Alto Representante pretenden ayudar a los Estados miembros a invertir juntos, mejor y de forma coordinada”.

“Las propuestas harán de la UE un socio internacional más fuerte, también dentro de la OTAN, que sigue siendo la base de la defensa colectiva de sus miembros”, sostiene en todo caso Bruselas.

El análisis de Bruselas y Borrell se centra “en la adquisición conjunta de equipamiento militar, en la programación de defensa estratégica para establecer prioridades más claras y en el apoyo a la base industrial europea, incluido el fortalecimiento del marco europeo de I+D de defensa, el Fondo Europeo de Defensa (EDF). Las iniciativas de la UE para fomentar la cooperación en materia de defensa también ayudan a reforzar un reparto transatlántico de la carga más justo y una contribución europea más eficaz dentro de la OTAN”.

Desde el 24 de febrero pasado, cuando Rusia comenzó la invasión de Ucrania, los 27 Estados miembros han ido anunciado aumentos en sus presupuestos de defensa cercanos a 200.000 millones de euros extra para los próximos años. “Si bien estos aumentos son esenciales, se producen después de años de recortes sustanciales y una grave falta de inversión”, dice Bruselas: “De 1999 a 2021, el gasto en defensa de la UE aumentó un 20% frente al 66% de EEUU, el 292% de Rusia y el 592% de China. Sin un enfoque coordinado, el aumento del gasto corre el riesgo de provocar una mayor fragmentación y anular los avances logrados hasta ahora”.

“Existen dificultades y lagunas”, asegura Bruselas: “Dado que la demanda está fragmentada, la industria también permanece estructurada a lo largo de las fronteras nacionales. También existen dependencias para algunos equipos de defensa clave para los que la base industrial y tecnológica de defensa europea no ofrece soluciones propias”.

La Comisión y el Alto Representante “recomiendan al Consejo Europeo [los Gobiernos] que respalde este análisis, subrayando la necesidad de abordar de manera urgente y colectiva las brechas de inversión en defensa a corto y mediano plazo de la UE”.

“Prioridades urgentes”

Borrell y la Comisión Europea destacan “tres prioridades urgentes: reponer las reservas, reemplazar los sistemas heredados de la era soviética y reforzar los sistemas de defensa aérea y antimisiles. Más allá de estas brechas de capacidad urgentes, la Comunicación conjunta propone trabajar en una serie de capacidades estratégicas específicas a mediano y largo plazo en los dominios de defensa aérea, terrestre, marítima, espacial y cibernética”.

Así, la Comisión y el jefe de la diplomacia “fijan un conjunto de medidas muy concretas diseñadas para fortalecer la demanda europea de defensa a través de las compras conjuntas y reforzar la oferta a través de medidas dirigidas al apoyo a las capacidades de fabricación industrial”.

En el plazo inmediato, el Ejecutivo comunitario y la Agencia Europea de Defensa “establecerán un grupo de trabajo conjunto de compras de defensa para trabajar con los Estados miembros con el fin de apoyar la coordinación y solucionar sus necesidades de adquisiciones a muy corto plazo para afrontar la nuevo situación de seguridad. El grupo de trabajo también se coordinará con la Cámara de Compensación establecida dentro del Servicio Europeo de Acción Exterior de la UE para coordinar la asistencia militar a Ucrania”.

Así mismo, se propone la constitución de “un instrumento de la UE para reforzar las capacidades industriales de defensa a través de compras conjuntas para ayudar a los Estados miembros a cubrir las lagunas más urgentes y críticas. La Comisión Europea está dispuesta a comprometer 500 millones de euros del presupuesto de la UE durante dos años para incentivar a los Estados miembros a abordar estas necesidades de forma colaborativa”.

Este instrumento a corto plazo “allanará el camino hacia un marco de la UE para la contratación conjunta de defensa”, dice Bruselas: “Con este fin, en el tercer trimestre de 2022, la Comisión Europea propondrá un reglamento del Programa Europeo de Inversiones en Defensa (EDIP). Establecerá las condiciones para que los Estados miembros formen Consorcios de Capacidad de Defensa Europea (EDCC). Dentro de un EDCC, los Estados miembros adquirirán conjuntamente, para uso de los Estados miembros participantes, capacidades de defensa que se desarrollen de manera colaborativa dentro de la UE y se beneficiarán de una exención del IVA. Además, se puede proporcionar financiación de la UE asociada para proyectos de gran interés para la UE. Además, la Comisión y el Alto Representante proponen avanzar progresivamente hacia una función conjunta de contratación y programación de defensa de la UE que permita definir mejor las capacidades prioritarias en las que centrarse”.

Capacidad industrial

Bruselas asegura que “una mayor cooperación europea en materia de defensa también requiere un sólido plan de acción para reforzar la capacidad industrial”.

Así, la Comisión “llevará a cabo un mapeo detallado de las capacidades de fabricación industrial adicionales actuales y necesarias de la UE; propondrá una iniciativa sobre materias primas críticas para facilitar, entre otras cosas, el acceso de la industria de la defensa a las materias primas críticas (CRM); trabajará en nuevas medidas para garantizar la disponibilidad de habilidades específicas de defensa para el aumento de la capacidad industrial; considerará posibles enmiendas al marco para la investigación e innovación de doble uso para mejorar las sinergias entre los instrumentos civiles y de defensa; trabajará en medidas adicionales para apoyar tecnologías críticas y capacidades industriales mediante el desarrollo de proyectos estratégicos; considerará el fortalecimiento de los presupuestos del Fondo Europeo de Defensa y la movilidad militar a través del Mecanismo Conectar Europa; acelerará el establecimiento de CASSINI [iniciativa de la Comisión Europea para apoyar empresas de nueva creación y PYMEs en la industria espacial] para la defensa para atraer a nuevos participantes y apoyar la innovación en defensa”.

Según Bruselas, el Banco Europeo de Inversión (BEI) “también debería evaluar si mejora su apoyo a la industria de defensa europea y las compras conjuntas más”.

Etiquetas

Descubre nuestras apps

stats