Sanders llega como favorito al supermartes, la jornada más importante de las primarias en EEUU

Bernie Sanders durante un acto de campaña celebrado en Texas el 23 de febrero.

El Partido Demócrata celebra este martes la jornada más importante en la larga carrera de las elecciones primarias para nombrar al candidato que intentará arrebatar la presidencia a Donald Trump en noviembre.

Ningún aspirante saldrá del supermartes con los delegados necesarios para asegurarse la nominación demócrata, pero Bernie Sanders parte como favorito y busca ampliar su ventaja sobre el exvicepresidente Joe Biden. Sin embargo, con la retirada de última hora de algunos candidatos moderados y su aplastante victoria este fin de semana en Carolina del Sur, Biden ha recibido un empujón importante.

En la media de encuestas a nivel nacional realizada por Real Clear Politics, Sanders se mantiene a la cabeza con un 28,5% de apoyo, seguido del 20% de Biden, el 15% de Michael Bloomberg y el 14% de Elizabeth Warren. Sin embargo, muchas de estas encuestas no tienen en cuenta los últimos acontecimientos.



Este martes se celebran primarias en 14 estados y se eligen 1.357 delegados, lo que representa el 34% del total a nivel nacional. En las primarias, los votos a cada uno de los candidatos se traducen en delegados que participarán en la elección definitiva celebrada en la Convención Nacional Demócrata de Milwakee entre el 13 y el 16 de julio. Para convertirse oficialmente en el aspirante demócrata a la presidencia, un candidato debe obtener 1.991 de los 3.979 delegados que hay en juego.

Los estados que celebran elecciones primarias este martes son, por orden de delegados: California (415), Texas (228), Carolina del Norte (110), Virginia (99), Massachusetts (91), Minnesota (75), Colorado (67), Tennessee (64), Alabama (52), Oklahoma (37), Arkansas (31), Utah (29), Maine (24), Vermont (16), demócratas en el extranjero (13) y Samoa Americana (6).



Si ninguno de los candidatos llega a los 1.991 delegados en una primera votación, se celebra una segunda ronda en la que entran en juego los 771 'superdelegados' –cargos del partido que pueden votar libremente a cualquiera de los candidatos–. Entonces la barrera para obtener la nominación pasa automáticamente a 2.376 delegados.

Si esa cifra continúa inalcanzable, entonces puede suceder cualquier cosa, como cambios de apoyo de los delegados cuyos candidatos no tienen opciones de ganar. En 1924 los demócratas celebraron 103 rondas de votaciones hasta que se pudo declarar un ganador.

Buttigieg y Klobuchar le hacen un favor a Biden

El lunes ha sido sin duda un buen día para Biden. Pete Buttigieg anunció este domingo que abandonaba la carrera y su campaña ha confirmado este lunes que apoyará al exvicepresidente. Buttigieg había criticado a Sanders –que junto a Wlizabeth Warren representa el ala más progresista del partido–por supuestamente dividir a la sociedad estadounidense.

Amy Klobuchar también se ha retirado de la carrera presidencial este lunes. La senadora por Minnessota, que apelaba a los votantes más centristas también apoya ahora al exvicepresidente Biden.

Otro factor importante de este martes es el estreno del multimillonario Michael Bloomberg, que no ha participado en las paradas anteriores de Iowa, New Hampshire, Nevada y Carolina del Sur. Bloomberg se ha jugado su estrategia a hacer una entrada triunfal en el supermartes y puede robar votos a Biden.

Texas y California, estados clave

Este martes, todos los ojos estarán puestos en California (415) y Texas (228), que son los estados que más delegados aportan a la convención nacional. Juntos representan el 47% de todos los delegados que hay en juego este martes. Sanders se postula como el favorito en ambos estados. Las encuestas en California dan al senador un 34,7% de apoyo frente al 18% de Biden. En Texas, Sanders tiene un 30% de apoyo estimado respecto al 24,3% del exvicepresidente.

El senador progresista ha hecho un gran esfuerzo por intentar obtener el voto de la comunidad hispana. En California, el 39,3% de la población es hispana, mientras el 36,8% es blanca y el 5,6%, afroamericana. En Texas, la población hispana también es muy alta (39,6%) –la población blanca representa el 41,5% y la afroamericana, el 12%–.

Biden, sin embargo, parece que tiene más apoyo que Sanders entre los afroamericanos. El exvicepresidente de Obama ha ganado este sábado las primarias en Carolina del Sur, cuya población afroamericana representa un 27% del total. Este martes también hay varios estados con un alto porcentaje de población afroamericana, como es el caso de Carolina del Norte (21,4%), Alabama (26,5%) y Virginia (19,1%).

La polémica con los superdelegados

El Partido ha cambiado las normas en las primarias de este año tras la polémica surgida en 2016 con los superdelegados en el enfrentamiento entre Hillary Clinton y Bernie Sanders. La agencia Associated Press hizo un cálculo de cómo votarían los superdelegados y declaró vencedora de la nominación demócrata a Hillary Clinton un día antes de las elecciones clave en California y en otros cinco estados. Sanders denunció el anuncio y acusó a la agencia de influir en el resultado, ya que la información tenía un efecto desmovilizador.

Como respuesta, en esta ocasión el Partido Demócrata ha restado poder a los superdelegados. Estos solo podrán votar si ningún candidato obtiene la mayoría necesaria en una primera votación y si se requiere una segunda vuelta. Por el contrario, si alguno de los candidatos llega a la mayoría de los 1.991 delegados bajo elección, los superdelegados no tendrán ningún papel en la convención nacional.

Etiquetas
Publicado el
2 de marzo de 2020 - 21:17 h

Descubre nuestras apps

stats