La Fiscalía turca ordena detener por golpismo al activista absuelto horas antes en el caso de las protestas de Gezi de 2013

Familiares y seguidores de Osman Kavala esperaban este martes la liberación del activista de la cárcel de Silivri, cerca de Estambul, tras su absolución en el caso por las protestas del Parque Gezi.

EFE

0

La Fiscalía de Estambul ordenó este martes la detención por supuesto golpismo del destacado activista por los derechos civiles Osman Kavala horas después de que un tribunal lo absolviera del "intento de derrocar al Gobierno" en relación a las protestas antigubernamentales de Gezi en 2013.

Kavala permanecía en prisión preventiva desde octubre de 2017 por la acusación de ser el "instigador y líder" de las masivas protestas populares de 2013 en el parque Gezi de Estambul, que se iniciaron por una manifestación ecologista, pero rápidamente se convirtieron en una denuncia del creciente autoritarismo del Gobierno islamista turco.

Osman Kavala era el único de los 16 acusados que permanecía en prisión preventiva, de los cuáles nueve han sido absueltos hoy de todos los cargos por un tribunal turco. El resto será juzgado en un proceso separado ya que están en el extranjero.

Antes de que el activista turco saliera de prisión, el fiscal jefe de Estambul ordenó de nuevo su arresto por la supuesta relación del activista con una causa distinta, el intento de golpe de Estado del 15 de julio de 2016.

"Sobre Kavala, cuya liberación se decidió al final del juicio, la orden de detención se tomó (...) por intento de destruir el orden constitucional, debido a otra investigación de la oficina del fiscal principal relacionada con el intento de golpe del 15 de julio", indica el escrito de la Fiscalía.

Ömer Kavili, un abogado de derechos humanos presente hoy en el juicio, declaró a Efe: "Esto significa burlarse de la ley y la justicia. Dicen que hay otra investigación y lo detienen por otro caso. Esto le da al fiscal la oportunidad de mantenerlo en prisión por una semana. Luego pueden decretar prisión preventiva".

Los abogados del caso Gezi habían denunciado durante el juicio numerosas irregularidades y habían destacado que la acusación carecía totalmente de pruebas y que incluso se utilizaba el testimonio de un testigo que se declaró mentalmente inestable.

El fiscal había pedido cadena perpetua para tres acusados, entre ellos Osman Kavala, y penas de entre 15 y 20 años de cárcel para los demás por colaboración en el mismo delito.

En diciembre de 2019, el Tribunal Europeo de Derechos Humanos (TEDH) pidió la liberación inmediata de Osman Kavala, argumentando que no había evidencias suficientes en su contra.

Etiquetas
Publicado el
19 de febrero de 2020 - 12:08 h

Descubre nuestras apps

stats