El Gobierno de EEUU reembolsará gastos de los funerales a las familias de las víctimas de COVID-19

Imágenes de personas que murieron por complicaciones relacionadas con la COVID-19 fueron proyectadas este domingo sobre el Puente de Brooklyn, durante una ceremonia conmemorativa para recordar a las más de 30.000 víctimas de la pandemia en la "gran manzana", en el distrito de Brooklyn (NY, EE.UU.).

El Gobierno estadounidense ha dicho que dará ayudas económicas a las familias de las víctimas de COVID-19 para los gastos funerarios ocasionados después del 20 de enero de 2020.

La Agencia Federal para el Manejo de Emergencias (FEMA), que se encarga de responder a desastres como inundaciones, terremotos y huracanes explica en un comunicado que, con la medida, pretende "ayudar a aliviar parte del estrés financiero y la carga causada por el virus". "La pandemia de COVID-19 ha traído un dolor abrumador a muchas familias. Nuestra misión es ayudar a las personas antes, durante y después de los desastres".

Su intención es poner en marcha la medida en el mes de abril, cuando la agencia comenzará a aceptar solicitudes. "Estamos trabajando con los grupos interesados para recabar su opinión sobre las formas en que podemos proporcionar mejor esta asistencia, y para obtener su ayuda con la difusión a las familias y las comunidades", dice la FEMA, que depende del Departamento de Seguridad Nacional. "Mientras tanto, se anima a las personas que tienen gastos funerarios de COVID-19 a conservar y reunir la documentación".

Para poder recibir esta ayuda, la muerte debe haber ocurrido en Estados Unidos y el certificado de defunción debe indicar que la muerte se atribuyó "directa o indirectamente" a la COVID-19. Las personas con derecho a las ayudas recibirán un cheque por correo o los fondos por depósito directo, según la opción que se elija al solicitar la asistencia.

Más de medio millón de personas, alrededor de 538.000, han fallecido en EEUU a causa del virus, según las cifras recopiladas por Johns Hopkins.

La pandemia ha tenido un especial impacto en la población empobrecida de EEUU, con mayor probabilidad de trabajar en trabajos con un alto riesgo de exposición, de residir en viviendas abarrotadas e inseguras, o de tener problemas de acceso a la atención médica.

Según un estudio de la Universidad de Columbia publicado el pasado octubre, ocho millones de personas cayeron por debajo del umbral de pobreza en EEUU desde mayo, especialmente entre las comunidades negras e hispanas.

Etiquetas

Descubre nuestras apps

stats