Rescate en curso en Mariúpol para sacar a los civiles que se refugiaban en el teatro bombardeado

Imagen del bombardeo al teatro de Mariúpol donde se refugiaban civiles compartida por el gobernador de Donetsk

Autoridades locales de la sitiada ciudad de Mariúpol dicen que continúan las tareas de rescate sacar a los supervivientes de los escombros del teatro donde se habían refugiado cientos de civiles, que fue bombardeado este miércoles en un ataque que atribuyeron a las fuerzas rusas.

Aún se desconoce si hay muertos y heridos y cuántos son, entre informaciones de que hay supervivientes que están saliendo con vida, aunque el número tampoco está claro todavía. En las primeras horas tras el ataque fue difícil averiguarlo porque los bombardeos no cesaban, según las autoridades. El Ayuntamiento ha dicho que todavía se está aclarando la información sobre las víctimas y que, “a pesar de los continuos” bombardeos, “en la medida de lo posible, se está procediendo al desmantelamiento de escombros y al rescate”.

El diputado Dmitro Gurin declaró a la BBC la mañana de este jueves que el refugio, en el sótano, ha resistido al ataque. “Todavía no sabemos si hay heridos o muertos. Pero parece que la mayoría ha sobrevivido y está bien”. “El refugio antibombas aguantó. Ahora se están retirando los escombros. Hay supervivientes. Todavía no sabemos el (número de) víctimas”, ha dicho también a Reuters el asesor del alcalde Petro Andrushchenko.

La Defensora del Pueblo de Ucrania, Lyudmila Denisova, ha publicado en Facebook que el sótano del teatro protegió a la gente que estaba resguardándose allí. Se está trabajando para despejarlo –la entrada al refugio quedó bloqueada con escombros, según las autoridades–. “De allí salen adultos y niños vivos”, dice. La diputada Olha Stefanyshyna ha escrito en Facebook que 130 personas han sido rescatadas de los escombros. “Es un verdadero milagro”. El parlamentario ucraniano Sergiy Taruta también publicó en Facebook que algunas personas lograron escapar con vida del edificio destruido.

Según el Gobierno de Kiev, el teatro se había convertido en un lugar de refugio para vecinos que perdieron sus hogares en los continuos bombardeos y ataques en la ciudad. El teniente de alcalde de la ciudad, Sergiy Orlov, declaró a la BBC que entre 1.000 y 1.200 personas estaban en el edificio.

Maxar Technologies, una empresa privada estadounidense, distribuyó imágenes por satélite que, según indican, fueron recogidas el 14 de marzo y mostraban la palabra “niños” en caracteres rusos (дети) de gran tamaño escrita en blanco en el suelo fuera del teatro, de techo rojo.

El Ayuntamiento de Mariúpol acusó este miércoles a las fuerzas rusas de destruir “deliberadamente” el Teatro Dramático de la localidad. Las tropas, dijeron, “destruyeron deliberada y cínicamente el Teatro Dramático en el corazón” de la ciudad, que ha sido fuertemente bombardeada desde el comienzo de la invasión rusa. “El avión lanzó una bomba sobre un edificio donde se escondían cientos de residentes pacíficos. Todavía es imposible estimar la escala de este acto horrible e inhumano, ya que las zonas residenciales de la ciudad siguen siendo bombardeadas”.

El Ministerio de Defensa ruso ha negado haber bombardeado el teatro.

Una foto publicada por el Ayuntamiento de Mariúpol mostró que una sección completa del teatro de tres pisos se había derrumbado después del ataque. Dijeron que después del bombardeo, la parte central del Teatro Dramático fue destruida y la entrada al refugio antibomba quedó bloqueada con escombros.

“El edificio en la vida pacífica fue centro del espíritu cultural de la ciudad, y en tiempos de guerra se convirtió en refugio para cientos de mujeres y niños”, denunciaron.

El teatro abrió sus puertas por primera vez en 1960 y estaba construido con piedra gris en estilo del clasicismo, con una composición escultórica en la fachada. Italia ha prometido este jueves destinar medios y recursos “en cuanto sea posible” a la reconstrucción del teatro, una medida anunciada por el ministro de Cultura, Dario Franceschini. La medida ha sido aprobada por el Consejo de Ministros este jueves, según Franceschini.

El gobernador de Donetsk, Pavlo Kyrylenko, acusó también a las fuerzas rusas de un bombardeo que ha afectado a una piscina pública en la ciudad donde también se alojaban civiles y ha dicho que hay niños y mujeres embarazadas atrapados bajo los escombros.

Zelenski compara Mariúpol con el asedio a Leningrado

Localizado en el mar de Azov, Mariúpol, donde antes de la guerra vivían más de 400.000 personas, es un puerto estratégico y una de las zonas más castigadas por la guerra del país. Las fuerzas rusas han conseguido rodearla y están llevando a cabo ataques diarios en las afueras del oeste y del este de la ciudad.

En una entrevista con Forbes, Orlov, teniente de alcalde, ha asegurado que entre el 80 y el 90% de la ciudad ha sido destruida por los bombardeos. El Ayuntamiento ha dicho que se lanzan una media de 50 a 100 bombas diarias sobre la ciudad y que más de 350.000 habitantes de Mariúpol siguen resguardándose en refugios y sótanos bajo “los incesantes bombardeos”. Las autoridades calculan que más de 2.300 personas han muerto en los ataques hasta ahora.

En un discurso, el presidente Volodímir Zelenski ha comparado la situación de Mariúpol con el asedio nazi de Leningrado, ahora San Petersburgo, entre 1941 y 1944. “La aviación rusa lanzó a propósito una enorme bomba sobre el Teatro Dramático, en el centro de la ciudad. Cientos de personas se escondían allí del bombardeo. El edificio quedó destruido. (...) Nuestros corazones están rotos por lo que Rusia está haciendo a nuestro pueblo. A nuestra Mariúpol. A la región de Donetsk. ¡Ciudadanos de Rusia! ¿En qué se diferencia vuestro bloqueo de Mariúpol del bloqueo de Leningrado durante la Segunda Guerra Mundial? ”

“Otro horrendo crimen de guerra en Mariúpol”, tuiteó el titular de Exteriores, Dmitro Kuleba. “Ataque masivo ruso al Teatro Dramático donde se escondían cientos de civiles inocentes. El edificio está ahora totalmente en ruinas. Los rusos no podían no saber que se trataba de un refugio civil”.

“Es imposible encontrar palabras que puedan describir el nivel de crueldad y cinismo con el que los ocupantes rusos están destruyendo a la población civil de la ciudad ucraniana junto al mar. Mujeres, niños y ancianos permanecen en la mira del enemigo. Estas son personas pacíficas completamente desarmadas”, dijo el Ayuntamiento.

“Es obvio que el único objetivo del Ejército ruso es el genocidio del pueblo ucraniano. No importa cuánto tiempo pase, nunca perdonaremos a una sola víctima, ni una gota de sangre derramada”, dijo el Ayuntamiento.

Las organizaciones humanitarias han alertado de las condiciones desesperadas de los vecinos de la localidad, que lleva días sin electricidad, calefacción (con temperaturas extremas) y agua tras los continuos bombardeos, y se han enterrado muertos en fosas comunes. Hace una semana, un ataque a un hospital materno infantil dejó varios muertos y heridos.

30.000 personas salen de Mariúpol

Unas 30.000 personas han podido salir hasta ahora de la ciudad conduciendo sus propios coches en dirección a Zaporiyia, según el Ayuntamiento.

“Los últimos cinco días han estado haciendo todo lo posible para que el convoy de ayuda humanitaria y los autobuses entren en Mariúpol”, ha dicho el alcalde Vadim Boychenko en Telegram. Según ha explicado, no se ha producido un alto al fuego “pero los vehículos privados empezaron a salir de la ciudad”. “La gente conducía bajo bombardeos, granadas y cohetes”.

Las fuerzas armadas ucranianas acusaron este miércoles a las fuerzas rusas de bombardear con el sistema múltiple de lanzamiento de cohetes BM-21 Grad una columna de civiles que habían evacuado la ciudad.

Etiquetas

Descubre nuestras apps

stats