The Guardian en español

EEUU

El Comité Nacional Republicano vuelve a apoyar a Roy Moore pese a las denuncias por acoso sexual

Foto de archivo del candidato republicano al Senado Roy Moore durante un encuentro con simpatizantes en la sede judicial estatal en Montgomery, Alabama (Estados Unidos) el 25 de agosto de 2003.

Ben Jacobs

Washington —

Tres semanas después de que el Comité Nacional Republicano (RNC por sus siglas en inglés) rompiese lazos con Roy Moore, tras numerosas acusaciones de acoso sexual contra mujeres adolescentes, el grupo ha decidido apoyarle de nuevo, según apunta un peso pesado del RNC.

¿En serio es tan difícil entender lo que es el acoso sexual?

¿En serio es tan difícil entender lo que es el acoso sexual?

Este paso atrás llega horas después de que Donald Trump haya anunciado su apoyo al republicano de Alabama, que está haciendo campaña por el escaño vacante del Senado del fiscal general, Jeff Sessions. Al parecer Trump le dijo a Moore durante una llamada telefónica: "Ve a por ellos, Roy".

En el mes de noviembre, el RNC se retiró de un acuerdo conjunto de financiación con Moore después de que dos mujeres sacasen a la luz que, al parecer, el republicano les había acosado sexualmente cuando eran adolescentes. Leigh Corman dijo en the Washington Post que Moore le hizo tocar sus genitales cuando tenía 14 años.

Durante una rueda de prensa, Beverly Young Nelson aseguró que Moore le atacó en un coche, le tocó los pechos y le forzó a que acercase su cabeza hacia su entrepierna. Otras mujeres contaron que Moore o bien tenía citas con ellas o intentaba tenerlas cuando eran menores de edad. El candidato para el Senado ha negado dichas acusaciones y ha dicho que forman parte de una conspiración por parte de "lesbianas, gays, bisexuales y socialistas".

La noticia, publicada en exclusiva por la web de extrema derecha Breitbart News, llegó poco después de que the Washington Post publicase que Debbie Wesson Gibson, que dijo que salió con Moore cuando ella tenía 17 años, aportase nuevas pruebas de la vinculación entre ambos, entre las que se encuentra una firma suya en el anuario de instituto de ella. Gibson dijo que la relación que mantuvo con Moore fue apropiada, pero que se sintió obligada a compartir la documentación después de que él asegurase no conocer a ninguna de las mujeres cuyas historias acababan de salir a la luz.

Esta fue la respuesta de la campaña de Moore a las nuevas acusaciones: "Roy Moore ya ha dicho que conocía a Debbie Wesson y a su familia, pero no recuerda ninguna cita formal. Además, cuando declaró no conocer a ninguna de esas mujeres se refería a aquellas que le habían acusado de agresiones sexuales". La campaña sostuvo que el Washington Post estaba intentando perjudicar de manera deliberada a su candidato y "escribir otra historia para distraer la atención del historial extremista liberal de Doug Jones [demócrata contra el que se disputa el escaño]".

Él asegura que pedía permiso a sus madres

La semana pasada en Alabama, Moore dijo en un acto de campaña: "No conozco a ninguna de esas mujeres, no he tenido una cita con ninguna de esas mujeres y no he tenido nada que ver con ninguna mala conducta sexual con ninguna de ellas". Antes de esto, dijo durante una entrevista con Sean Hannity sobre Gibson: "No recuerdo haber tenido ninguna cita con ninguna de esas chicas sin el permiso de su madre".

Aunque el RNC haya revocado su decisión de no apoyar a Moore, otros importantes republicanos no han dado un paso atrás. Richard Shelby, senador republicano, le dijo a los periodistas la semana pasada que había escrito un candidato alternativo en lugar de votar a Moore y el comité Nacional Republicano para el Senado, el brazo político de Mitch McConnell, sigue negándose a apoyar a Moore. La campaña de Moore, por el momento, no ha querido hacer comentarios sobre la vuelta a la participación del RNC en su carrera electoral.

Mitt Romney, exgobernador de Massachusetts y candidato presidencial republicano cuya sobrina es la jefa del RNC, ha dicho vía Twitter: "Roy Moore en el senado de EEUU sería una mancha para el partido y para la nación. Leigh Corfman y las otras víctimas son valerosas heroínas. Ninguna votación, ninguna mayoría merece tanto la pena como para perder nuestro honor y nuestra integridad".

La elección para el escaño del Senado de Alabama tendrá lugar el 12 de diciembre. Las encuestas muestran una disputa muy reñida entre el republicano y el demócrata Doug Jones.

Traducido por Cristina Armunia Berges

Etiquetas
Publicado el
5 de diciembre de 2017 - 20:27 h

Descubre nuestras apps