United Airlines prohíbe a dos niñas subir a un vuelo por llevar leggins

Captura de pantalla de la web de United Airlines

La aerolínea United Airlines vetó a dos niñas la entrada en uno de sus vuelos por llevar una prenda de vestir que no se adecuaba a sus códigos de vestimenta: ambas niñas llevaban leggins. Una tercera tuvo que ponerse algo encima para poder acceder al avión en el Aeropuerto Internacional de Denver. Para alimentar un poco más el revuelo que ha causado este caso, un claro ejemplo de machismo para muchos, al padre de las niñas sí que se le había permitido embarcar, a pesar de que llevaba pantalones cortos.

Los expertos descalifican la prohibición de portátiles en los vuelos desde Oriente Medio

Los expertos descalifican la prohibición de portátiles en los vuelos desde Oriente Medio

"Hay un código de vestimenta para los pasajeros cuando representan a la compañía. Se permite la vestimenta informal siempre que parezca limpio y de buen gusto para el entorno local", ha respondido la compañía, que también ha dicho a través de Twitter que tienen el derecho de admisión reservado para aquellas personas que se benefician de pases especiales por ser familiares de los trabajadores.

El portavoz de la compañía, Jonathan Guerin, dijo a the Washington Post que las chicas "no estaban cumpliendo con el código de vestimenta" para aquellos viajeros que se benefician de descuentos por determinadas razones. Y también añadió que a los viajeros regulares no se les va a denegar el acceso "lleven leggins o mallas de yoga".

Las prendas vetadas por la compañía son las minifaldas, la ropa que deja al “descubierto el vientre” y los pantalones muy cortos, además de los tops, pantalones y vestidos ajustados de licra o spandex, como los leggins. Tras preguntar al portavoz de la aerolínea si las normas se podrían interpretar como sexistas, este señaló: “En absoluto”. “Hombre o mujer, esas normas se aplican a todos los pasajeros con pases especiales”.

Una testigo que presenció la secuencia de los hechos, concretamente la fundadora del grupo Moms Demand Action, Shannon Watts, protestó vía Twitter por todo lo sucedido, según recoge the Guardian. "Una niña de diez años con unos leggins grises que parecía normal y con la ropa apropiada, tuvo que cambiarse antes de embarcar".

La ganadora de un Oscar Patricia Arquette, entre otras figuras estadounidenses conocidas, también ha dicho en Twitter que lo que había hecho la compañía era "terrible". "Los leggins son el atuendo de negocios para los niños de 10 años. Su negocio es ser niños", protestó. Muchas personas han utilizado las redes sociales para asegurar que no volverán a volar con United Airlines.

Etiquetas
Publicado el
27 de marzo de 2017 - 13:34 h

Descubre nuestras apps

stats