La portada de mañana
Acceder
La ponencia del TC pide sufragar colegios que segregan por sexo
El mapa de la desigualdad de renta por código postal
OPINIÓN | Semana fantástica en el bipartidismo, por Antón Losada

Análisis King's Quest: A Knight to Remember. Un cuento muy bien contado

A King's Quest: A Knight to Remember

El género de aventura gráfica fue uno de los más extendidos durante las décadas de los 80 y 90, y no es para menos. Algunas sagas y títulos inolvidables tomaron forma durante esos años, dándonos infinidad de buenos momentos mientras buscábamos como superar obstáculos hablando con personajes o trasteando con los objetos de nuestro inventario. Sin embargo, pocos títulos tienen el honor de ser considerados una de las primeras aventuras gráficas de la historia.

El primer episodio de King's Quest ya está disponible

El primer episodio de King's Quest ya está disponible

King's Quest: Quest for the Crown, salió a la venta en 1984, consiguiendo un éxito arrollador. El juego nos metía en la piel de Graham, un caballero del reino de Daventry que se embarcaba en un épico viaje para encontrar tres objetos mágicos. Con mucho humor y una jugabilidad excelente, el juego se hizo un hueco entre los fans, y no tardó en ser precedido por varias secuelas. Siete, para ser más exactos, protagonizadas por Graham y otros miembros de su familia.

Ahora, con la moda de rescatar antiguos clásicos, una saga como King's Quest no podía quedar en el olvido. The Odd Gentlemen se ha encargado de traer de vuelta a Graham y el reino de Daventry, en un reinicio de la saga que Sierra se dedica a distribuir. El juego, que llega en formato episódico, promete encantar tanto a nostálgicos como a nuevos jugadores. El primer capítulo, A Knight to Remember, ya está disponible en PS4, PC, Xbox One y consolas de pasada generación, y en Juegoreviews nos hemos pasado unas cuantas horas probándolo. ¿Quieres saber nuestra opinión?

 

 

'A Knight to Remember' es un reinicio total de la franquicia, en el que no hace falta haber jugado a los anteriores títulos para disfrutar de una experiencia muy agradable. La historia está dividida en cinco episodios, cinco aventuras que el rey Graham vivió cuando era joven y que se dedica a contar a su nieta.

En este sentido, la estructura en la que The Odd Gentlemen han dividido el juego es muy inteligente. Por una parte vemos al Graham "actual", un anciano que fantasea con sus tiempos de juventud, y conocemos a su nieta, una niña despierta y soñadora que quiere ser una aventurera como su abuelo.

Por otro lado, tenemos el primer cuento que el anciano narra, y que sigue sus peripecias durante su primer día en Daventry. Graham llega al reino para competir en un torneo especial: quien resulte ganador se convertirá en caballero del reino, al servicio del anciano rey Edward. Sin embargo, no lo tendrá fácil. Sus competidores son aguerridos guerreros, fuertes, veloces o expertos en el arco, mientras que Graham es un tirillas. Con muchos recursos, pero un tirillas.

En este primer episodio conocemos a multitud de carismáticos personajes, como los rivales de Graham, que en pocos minutos en pantalla logran ganarse nuestro afecto con divertidos diálogos e ingeniosos gags. Algunos, incluso, no necesitan ni hablar "nuestro idioma" para ganarse nuestro respeto.

 

 

Graham tendrá que batir varias pruebas para avanzar en el torneo, superando distintos obstáculos que se pondrán en su camino, ya sean puentes que desaparecen, caminos cortados por la maleza o animales salvajes. Y como en toda buena aventura gráfica, para hacerlo tendrá que explorar los distintos escenarios en busca de objetos que le ayuden a conseguirlo.

En la mayoría de los casos, Graham tendrá que encontrar cosas específicas, como una rana o un tipo de bayas especiales, pero en otros se nos permitirá "elegir", por así decirlo. Por ejemplo, al principio del juego se nos pedirá algo redondo que sirva como rueda, y veremos que hay varios objetos que pueden servir para ese cometido. En función de cual elijamos, después tendremos que enfrentarnos a alguna que otra conversación incómoda.

Porque en King's Quest se nos ofrece alguna que otra decisión, que cambian la historia que el viejo Graham va contando. Por ejemplo, podemos decidir el orden en que superamos los distintos obstáculos, algo impensable en otros títulos de este género, que nos obligan a ir paso a paso, en orden. Aquí no, aquí podemos tomar el camino que más fácil nos resulte y dejar el resto para el final. Eventualmente tendremos que completar todas las "misiones", pero es una buena forma de hacernos sentir libres.

 

 

Sin duda, lo mejor de King's Quest es que no sólo tenemos que ir de un lado a otro de los escenarios buscando objetos útiles. También tenemos que trepar por paredes, saltar de un saliente a otro, escapar de dragones o batirnos a flechazos con goblins. Y es que no nos encontramos ante la típica aventura gráfica con poca acción, lenta y en ocasiones aburrida. Aquí tendremos que esquivar obstáculos y luchar de vez en cuanto, y cada uno de los movimientos de Graham (incluso en las escenas de acción) dependerán de nosotros.

En cuanto a su nivel de dificultad, los puzles a resolver son bastante sencillos, aunque no simplones. Todo responde a la lógica y tiene sentido, algo vital y que se agradece, ya que evitará que nos tiremos horas probando cada uno de los objetos de nuestro inventario con el entorno, a ver si por suerte acertamos.

Por supuesto, a veces una mala elección o unos reflejos algo lentos pueden salirnos caros. Precisamente la forma en que morimos es una de las características más divertidas, ya que el viejo Graham deja de contar la historia y, bien él o bien su nieta, comentan que eso no pudo ser ya que sigue vivo. De esta forma te recuerdan que técnicamente estás "dentro de un cuento", sin dejarte olvidar la original estructura que presentan.

Sobre la duración del episodio, tenemos buenas noticias, ya que es bastante más largo de lo que pensábamos. Si nos detenemos a hablar con los personajes y a curiosear todas las opciones podemos superar fácilmente las cinco horas, algo que se agradece si tenemos en cuenta que tendremos que esperar algunos meses para el próximo capítulo.

 

 

En general, el primer episodio de King's Quest brilla por su narrativa y su jugabilidad, pero además lo hace en el apartado artístico. Nos encontramos en un juego con unos personajes y escenarios que podrían utilizarse en cualquier película de animación de calidad, tanto por su belleza como por la genialidad de sus animaciones y efectos gráficos. En particular, nos ha maravillado cómo se mueve la capa de Graham cuando nos movemos, haciendo que parezca tela auténtica moviéndose al viento. ¡Simplemente fantástico!

El único problema que nos hemos encontrado es alguna que otra textura de peor calidad que aparece de vez en cuando. Sin embargo, el resultado global es tan bueno que se lo perdonamos.

El audio también destaca por su brillantez, con un doblaje exquisito en el que han participado actores de renombre, como Christopher Lloyd (Doc, de 'Regreso al Futuro'), Wallace Shawn ('La princesa prometida', 'Toy Story'), Tom Kenny ('Hora de aventuras') y Zelda Williams ('La leyenda de Korra'). El único problema es que si no domináis el inglés no podréis disfrutar de esta aventura, ya que no tiene doblaje ni subtítulos al castellano.

La música es otro elemento a destacar, con melodías épicas, emotivas y divertidas, y que acompañan a unos efectos sonoros (como rugidos, golpes, etc.) muy bien conseguidos y que ya quisieran tener más de un AAA.

 

 

Lo mejor:

  • Personajes divertidos, narrativa con una estructura ingeniosa, gags, momentos más emotivos... En definitiva, un cuento muy bueno.
  • Artística y técnicamente nos ha sorprendido, con unos personajes y escenarios perfectos y unas animaciones que quitan el hipo.
  • Es divertido de jugar, con una jugabilidad muy variada. Entretiene y engancha.

 

Lo peor:

  • Es bastante fácil. Aunque todo tiene su lógica, se extraña algún que otro quebradero de cabeza. Eso sí, probablemente la dificultad aumente en el resto de episodios.

 

 

Conclusiones

ConclusionesAnálisis King's Quest: A Knight to Remember. Un cuento muy bien contado

Sinceramente, no esperábamos que King's Quest nos fuera a gustar tanto. Con tanta revisión, reedición, remake y reboot, es difícil adivinar cuando un juego va a merecer la pena, pero nos encanta decir que la nueva aventura de The Odd Gentlemen y Sierra lo hace. Con creces. Nos encontramos ante una aventura gráfica divertida, variada, con muy buena jugabilidad y un apartado artístico que se agradece. Además, es larga. ¿Qué más se puede pedir?

En general, lo mejor que hemos encontrado en King's Quest: A Knight to Remember, es que nos hace rememorar esos tiempos en los que las aventuras gráficas estaban de moda, los buenos momentos vividos mientras explorábamos escenarios de todo tipo y nos las apañábamos para convertir una cuchara y unas medias en una llave, al más puro estilo MacGyver.

King's Quest ha vuelto por todo lo alto, con una aventura que recomendamos totalmente si eres fan de este género. Y si no, pues también. Nunca está de más darle una oportunidad.

Por: Álvaro Alonso

Análisis King's Quest: A Knight to Remember. Un cuento muy bien contado

07/30/2015

8 / 10 estrellas

Etiquetas
Publicado el
30 de julio de 2015 - 10:58 h

Descubre nuestras apps

stats