eldiario.es

Menú

Buenos Aires denunciará a Metro de Madrid si se confirma que sus trenes contienen amianto

Subterráneos de Buenos Aires S.E. asegura que, de confirmarse el hallazgo de asbesto "iniciará acciones legales contra el Metro de Madrid por vender coches con este material, prohibido en ambos países al momento de la transacción"

Una orden ministerial del año 2001 prohíbe "la comercialización de los productos que contentan estas fibras"

La empresa pública conocía desde 2003 que el modelo de tren que ofreció a la compañía de transporte argentina en 2011 contenía este material

- PUBLICIDAD -
Metro de Madrid

Metro de Madrid

Metro de Madrid vendió en 2011 dos lotes de trenes a Buenos Aires que podrían contener amianto en sus piezas pese a que la ley prohíbe desde 2001 vender productos que tengan estas fibras. Esta transacción entre Madrid y la capital argentina puede acabar en los tribunales después de que el suburbano de Buenos Aires haya anunciado acciones legales si se comprueba que alguno de los vagones contienen amianto, una sustancia prohibida tanto en España como en Argentina.

Subterráneos de Buenos Aires S.E. (SBASE) asegura que, de confirmarse el hallazgo de asbesto en los CAF 5000 –sacados de circulación de forma preventiva- "iniciará acciones legales contra el Metro de Madrid por vender coches con este material, prohibido en ambos países al momento de la transacción", recoge un comunicado hecho público este martes.

Según ha explicado, tras conocerse la situación se organizó una comisión conjunta para evaluar la totalidad de la flota CAF 6000 de la Línea B con el fin de "reconfirmar que no hay presencia de asbesto en la red". "El material no representa riesgos para los pasajeros ni para los operarios mientras no sea manipulado", han indicado.

La delegación, que comenzará a operar este miércoles, está conformada por representantes de SBASE, Metrovías, los gremios, la Agencia de Protección Ambiental, la Subsecretaría de Trabajo y el Ministerio de Salud porteños. La evaluación se va a realizar después de dos informes que arrojaron resultados negativos sobre la presencia de dicho material en los coches: uno derivado de las primeras revisiones realizadas por el operador y otro a cargo del Metro de Madrid.

Esto es, el análisis de la flota porteña se ha decidido después de que la empresa española confirmara a los medios la presencia de un componente de un coche CAF 5000 en un modelo CAF 6000 como los que circulan en la Línea B. "No obstante, se trata de una sola unidad que se encontró en España y que no forma parte del lote vendido a Buenos Aires", han aclarado.

Metro de Madrid conocía desde 2003 que esos trenes, que se vendieron por cinco millones de euros, contenían amianto porque había identificado el material en ese modelo (1ª serie del 5.000), según consta en un informe que envió a la Comisión Nacional de Seguridad y Salud en el Trabajo. En este documento figura, como publicó El Mundo, que había 115 trenes afectados. Algunos de ellos han seguido circulando.

La prohibición de intercambiar comercialmente productos con amianto está recogida en una orden ministerial aprobada por el Gobierno de José María Aznar en 2001. "Se prohíbe la comercialización de todas las variedades de amianto (crocidolita, amosita, amianto antofilita, amianto actinolita, amianto tremolita y crisotilo) y de los productos que contengan estas fibras añadidas intencionadamente", dice el texto, con el que el Ejecutivo se adaptó a una directiva europea motivada por cuestiones de salud. Un reglamento del Parlamento Europeo posterior, del año 2006, también fijó restricciones dentro del espacio económico europeo.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha