eldiario.es

Menú

Podemos deja manos libres a Carmena para que haga una lista a su medida y repita como candidata

"Vamos a garantizar a Manuela pleno control de su equipo de gobierno y una candidatura plural con perfiles que le sean útiles", aseguran desde Podemos

Dirigentes de IU critican las maneras "cesaristas" de la alcaldesa pero la consideran imprescindible para revalidar el Gobierno

40 Comentarios

- PUBLICIDAD -
Carmena espeta al PP que "gobernar no tiene que ver con titulares y chistes" y ataca la "teatralización" de la política

Manuela Carmena en una foto de archivo. EFE

Manuela Carmena ya ha despejado todas las dudas y ha puesto las cartas sobre la mesa: se presentará a la reelección para alcaldesa de Madrid en las eleciones municipales de 2019 y lo hará con sus condiciones. La jueza quiere su propia lista "sin cuotas de partidos", como explican fuentes de su entorno, e integrada por personas de su máxima confianza. En otra palabras: no le vale el acuerdo al que Podemos e Izquierda Unida llegaron en julio que hablaba de primarias proporcionales y siglas.

Es un 'o lo tomas o lo dejas' ya que Carmena ofrece integrar a personas de estos partidos pero sin imposiciones. La regidora está dispuesta a presentarse a los próximos comicios del mes de mayo incluso si eso implica tener como rivales a los mismos que la llevaron a la Alcaldía. La forma jurídica que propone es una Agrupación de Electores. El nombre de la candidatura está por decidir y al abandonar el partido instrumental lo previsible es que no se llame Ahora Madrid.

La alcaldesa de Madrid y Pablo Iglesias se reunieron este domingo para analizar una decisión que el líder de Podemos ha conocido por la prensa. Fuentes de la dirección del partido aseguraron tras ese encuentro que "están contentos" con la decisión de Carmena de presentarse a la reelección. "Vamos a garantizar a Manuela pleno control de su equipo de gobierno y una candidatura plural con perfiles que le sean útiles", explican estas mismas fuentes. Sobre la forma jurídica, Agrupación de Electores, la formación política asegura que no está decidida y que "se verá más tarde". Lo fundamental, defienden, es que existe una voluntad de ambas partes por que haya acuerdo.

En Podemos respiran aliviados al conocer que su principal activo electoral en Madrid está disponible para las municipales de mayo, por más que el plan para configurar la candidatura no sea el que planeaban el partido de Iglesias e IU. Dirigentes de Podemos llevaban año y medio intentando convencer a la alcaldesa para que fuera otra vez la cabeza de lista de Ahora Madrid, pese a que ella misma había descartado optar a la reelección cuando dio el sí en 2015.

Durante todo este tiempo, Carmena ha preferido guardar silencio. Las encuestas internas le señalan como la única candidata con opciones de revalidad el poder en la coalición Ahora Madrid, por encima incluso de lo que las opciones que los sondeos dan a Iñigo Errejón de alcanzar la presidencia de la Comunidad .

Esos datos demoscópicos han dado "el poder" a Carmena que "sabe que el fuerte de Ahora Madrid es ella y no la coalición", reconocen fuentes municipales. A diferencia de lo que ocurrió hace cuatro años, cuando ella apenas participó en las listas más allá de proponer el nombre de la candidata Marta Higueras, esta vez la alcaldesa ha impuesto elegir a su equipo, después de tres años y medio en que se han sucedido las discrepancias internas en asuntos claves y en los que algunos miembros de Ahora Madrid se han ausentado de votaciones trascendentales.

Uno de los nombres que baraja la edil para su futura lista es el de Luis Cueto, coordinador general de la Alcaldía nombrado por ella misma a la semana de ser investida. Cueto, que es además sobrino político de la regidora, ha sido una de las personas de su máxima confianza durante los tres años de mandato y ha adquirido durante los últimos meses un perfil político más marcado.

La política de manos libres que ha exigido Carmena para repetir deja incluso en el aire el futuro del exJemad julio Rodríguez, el candidato de Pablo Iglesias para suceder a Carmena, a quien el líder de Podemos quería colocar como número dos en las listas si la alcaldesa acababa optando a la reelección. La integración o posición del exJemad "no es un tema hablado" en la reunión de esta tarde "ni especialmente relevante", aseguran ahora fuentes de Podemos.

En Izquierda Unida la reacción es más crítica, como han manifestado los concejales del Ayuntamiento de Madrid que forman parte de este partido en redes sociales. Tanto Carlos Sánchez Mato como Mauricio Valiente han defendido la convocatoria de unas primarias que acordó esta formación con Podemos en julio. Fuentes del partido creen que se trata de una estrategia para llevar las negociaciones a su terreno e imponer sus condiciones, pero no dan nada por cerrado y creen que todavía las negociaciones están abiertas.

"Carmena es un coste muy alto para un proyecto de izquierdas y desde luego se ha empoderado destruyendo el proyecto original de Ahora Madrid y constituyendo un cesarismo o bonapartismo de carácter muy caciquil", explican a eldiario.es fuentes de la dirección de Izquierda Unida. "Por decirlo de alguna forma, en cuanto a significado nos sobra desde hace mucho tiempo. Y nos sobra a todos los actores que sumamos fuerza y sin los cuales sería imposible Ahora Madrid. Pero por otro lado, Carmena es un significante con mucha fuerza y sin él, probablemente no sea posible repetir victoria en Madrid", añade.

Sea cual sea la fórmula que se utilice, dirigentes de Podemos sostienen que debe dar cabida a Izquierda Unida. "A nuestro entender debe haber gente de IU", aseguran las mismas fuentes.

El antecedente del cese de Sánchez Mato

Los tres años de Manuela Carmena al frente del Ayuntamiento de Madrid se han caracterizado por la fuerte oposición interna a su gestión. El sector más duro lo han encabezado los concejales que a día de hoy todavía pertenecen a Ganemos: Rommy Arce, Pablo Carmona y Montse Galcerán. También desde Izquierda Unida, con Carlos Sánchez Mato como máximo exponente, las discrepancias han sido constantes.

Carmena siempre se ha autodefinido como una dirigente política sin siglas, pese a los intentos de Podemos de presentarla como la prueba de que existe otra forma de gobernar desde sus posiciones.

Hasta el pasado mes de diciembre, la alcaldesa siempre había enmarcado las críticas internas al "debate político" y a la "salud democrática" que según ella evidenciaba un grupo municipal integrador de diferentes sensibilidades. Eso cambió cuando destituyó al edil de IU Sánchez Mato al frente del área de Economía y Hacienda del Ayuntamiento tras negarse a votar en el Pleno municipal el Plan económico pactado con el Ministerio de Hacienda de Cristóbal Montoro que previamente se había aprobado en Junta de Gobierno.

Pese a que ya se habían producido otros ceses, Carmena daba por primera vez un puñetazo en la mesa y le decía a los partidos que no estaba dispuesta a gobernar atendiendo a sus exigencias. Carmena respondió a las críticas de Izquierda Unida asegurando que "no debían entrar en las decisiones del Ayuntamiento de Madrid". "No podemos permitir que IU o cualquier otro quiera decidir lo que pasa en el Ayuntamiento", afirmó.

Tras despejar su futuro, Manuela Carmena comparecerá este lunes en una rueda de prensa para explicar los detalles de su decisión. La regidora ha impuesto sus condiciones y de momento parece ganar el pulso a los que pedían primarias abiertas para elegir al candidato al Ayuntamiento de la capital. Ahora son los partidos que integran Ahora Madrid los que deberán decidir cuanto quieren ceder y si tienen margen para que la regidora les haga concesiones.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha