Ayuso se presenta ante la dirección del PP como el modelo que deben seguir otros líderes del partido en España

La presidenta de la Comunidad de Madrid, Isabel Díaz Ayuso.

Isabel Díaz Ayuso ha ganado las elecciones del 4M con un resultado arrollador para el Partido Popular y no ha tardado ni 24 horas en reivindicarse como el modelo a seguir por el partido en el resto de territorios. "Creo que lo que tenemos que intentar es que esta ilusión no pare y quiero que esa ilusión siga por toda España", ha lanzado desde el Comité Ejecutivo Nacional del PP, donde ha comparecido junto al líder de la formación conservadora Pablo Casado.

Ayuso celebra su imponente victoria: "España empieza en Madrid, señor Sánchez, tiene los días contados"

Ayuso celebra su imponente victoria: "España empieza en Madrid, señor Sánchez, tiene los días contados"

El PP de Madrid, con la presidenta de la Comunidad de Madrid a la cabeza, arrasaba este martes en las elecciones autonómicas al aglutinar el voto de centro derecha, haciendo que Ciudadanos no logre representación, y tiñendo de azul todo el mapa de la región, a excepción de únicamente cuatro municipios de 179. Ayuso también frena el ascenso de Vox en Madrid, después de que la formación de Santiago Abascal lograse el sorpaso en Catalunya hace menos de dos meses.

La candidata del PP logra 65 escaños y el 44,7% de los votos, cerca de la mayoría absoluta, pero igualmente necesitará a la extrema derecha para gobernar. Y sobre cómo va a configurar ese apoyo de Vox, la candidata del PP ha asegurado a primera hora de este miércoles que pedirá sus votos "o la abstención" dependiendo de los intereses de la formación ultraconservadora, que ya ha subrayado que facilitará su investidura aunque hará prevalecer "sus ideas".

Esto no impide sacar pecho a Ayuso de su modelo. "Vamos a intentar con políticas liberales que la gente madrileña se sienta muy orgullosa de este resultado", decía ante los dirigentes de otros territorios este miércoles, tras una mañana frenética en varios medios de comunicación en los que ha asegurado que su plan pasa por seguir siendo el "contrapoder" de Sánchez. "No voy a bajar la guardia un solo minuto porque este plan [de Moncloa] sigue adelante. Ahora empezaremos a ver las sorpresas que nos guardaba el sanchismo para después de elecciones, así que seguiremos aquí siendo un contrapeso, un contrapoder", ha asegurado esta mañana en una entrevista en la Cadena COPE.

Ayuso ha logrado con una campaña personalista y sin apenas injerencias de la dirección nacional, mejorar el resultado de Cristina Cifuentes en 2015, quedándose muy cerca de la mayoría absoluta. La presidenta madrileña ha puesto en valor su gestión para asegurar que llega mucho voto "prestado" de personas "que jamás nos habían mirado" pero que ahora han visto al PP "como un partido que ha antepuesto sus intereses y los desvelos de la sociedad a los nuestros", ha defendido.

Ayuso apuesta por que desde el partido se lleve su modelo a todos los rincones de España el ser alternativa de una forma de gobernar con "opulencia", como es "el sanchismo" que "ha roto todos los puentes" y ha desbancado "al socialismo convencional", que incluso le ha llegado a dar su "apoyo" en esta campaña.

"Había una zozobra hasta que han llegado estas elecciones que han devuelto la ilusión a la mayoría de ciudadanos que quieren ser libres y que creen en el mensaje de la libertad, de la responsabilidad, del empleo, de la familia, de la pluralidad y de la convivencia", ha insistido Ayuso frente a sus compañeros de partido.

Ayuso, que ha defendido que seguirá apostado por las rebajas fiscales, ha detallado que en el Debate de Investidura quiere marcar "un perfil ideológico claro", con su apuesta "por la libertad, por la vida, por las familias, por el futuro, por el autónomo y por el empresario", es decir, "donde la sociedad madrileña se vea reflejada".

Durante su comparecencia en abierto en el Comité Ejecutivo Nacional, solo ha mostrado una preocupación: el auge de Más Madrid con Mónica García a la cabeza. La anestesista del hospital 12 de octubre lleva más de un año siendo la voz de la oposición de la presidenta madrileña siendo muy dura con su gestión. "Vamos a tener que procurar que sus discursos radicales no lo impregnen todo para volver a empezar", ha asegurado Ayuso sobre la formación.

"Me preocupa tener en la oposición en Madrid a los hermanos de Podemos, porque son lo mismo aunque más.. ¿modernos? ¿se puede decir así? No sabría decirlo. Porque se revisten de otra cosa pero pretendían cerrar el Zendal... Se han reído de la cadena 100 montaditos porque hay un elitismo en esta gente... Vamos a tener que procurar que sus discursos radicales no lo impregnen todo para volver a empezar. No hemos llegado aquí para estar otra vez en lo mismo", ha dicho ante los dirigentes de su partido.

Apoyo de Pablo Casado

Por su parte, Pablo Casado ha defendido que tras los resultados del 4M "España debe recuperar su rumbo con el PP en el timón". "De la moción en Murcia hemos llegado a la emoción en Madrid, ha explotado una bomba en la Moncloa", ha asegurado el líder del PP, que ha celebrado los resultados de Ayuso durante su discurso, informa Iñigo Aduriz.

Casado considera la victoria de Ayuso como el "kilómetro cero de la alternancia" en España y pide "cambiar el Gobierno" de Sánchez "para no perder el país". Además, ha explicado la victoria en Madrid en que el PP ha recuperado "todo el voto de Ciudadanos" y ha abierto "una vía de agua en el PSOE". "Ha habido una clara unificación de siglas del centroderecha en el PP", ha zanjado. "Los madrileños han dicho que no quieren que Madrid sea una pieza más en el tablero de la destrucción de Sánchez". En su opinión, "Madrid ha sufrido un ataque indiscriminado de Moncloa" y los populares han "salido en su defensa". A raíz del resultado en la Comunidad de Madrid, Casado ha exigido a Sánchez que convoque de forma urgente un Debate sobre el Estado de la Nación porque "Sánchez debe dar la cara y rendir cuentas".

Un gobierno con personas de Ciudadanos

Antes de su comparecencia en abierto ante los miembros de su partido, Ayuso ha concedido numerosas entrevistas en las que había sido preguntada por si repetirá el mismo Gobierno con los consejeros del PP que nombró en 2019. Pero Ayuso ha avisado de que hará "algunos cambios". "Voy a pasar de 13 a 10 consejerías y además he tenido a técnicos muy buenos en direcciones generales y viceconsejerías, así que voy a hacer algún cambio", ha anunciado. "Además de nombrar gobierno voy a tener que nombrar a gente en la mesa en la Asamblea, nuevos senadores... así que tengo que tomar muchas decisiones", ha insistido la candidata del PP que ha anunciado que su intención es contar con dirigentes de Ciudadanos en el futuro gobierno.

En una entrevista en esRadio ha incidido en que ha conocido a gente en Ciudadanos "que ha merecido mucho la pena" y ha asegurado que si en Vox la encuentra, contará con ellos en su ejecutivo si quieren.

Según ha destacado Ayuso, podría haber cambios en la Consejería de Sanidad pese a que posicionó al actual consejero Enrique Ruiz Escudero número dos de la lista. La presidenta madrileña ha asegurado que su gobierno debe tener una parte "muy técnica", sobre todo en esa , "en los segundos y terceros puestos", pero cree que los políticos deben tener "algo más, un trasfondo, y saber por qué están haciendo las cosas". Esta es, a su parecer, "la única manera de no incurrir en incoherencias y hacer que todo un proyecto case y tenga una solvencia".

Etiquetas
Publicado el
5 de mayo de 2021 - 10:34 h

Descubre nuestras apps

stats