La portada de mañana
Acceder
La carrera por bajar impuestos choca contra el criterio internacional
Erradicar o convivir: proteger la naturaleza de los gatos asilvestrados
OPINIÓN | El advenimiento de monsieur Reynders, por Elisa Beni

El Gobierno Ayuso se pone a funcionar con seis consejeros menos y cesa a viceconsejeros y directores generales nombrados por Ciudadanos

Isabel Díaz Ayuso y los consejeros del PP.

Una de las primeras acciones que hizo Isabel Díaz Ayuso este miércoles tras anunciar el adelanto electoral para el 4 de mayo, fue cesar al que hasta entonces había sido su vicepresidente, Ignacio Aguado, y los cinco consejeros nombrados por Ciudadanos. Ayuso había justificado durante su comparecencia para tomar la decisión que el partido de Inés Arrimadas preparaba una moción de censura para desbancarla del poder similar a la de Murcia. Todos los consejeros eran destituidos después sin distinción aunque la presidenta madrileña reconocía este jueves que a su pesar había tenido que incluir a Marta Rivera de la Cruz, hasta ayer al frente de Cultura, “la mejor consejera” que ha tenido en la corta legislatura.

El nuevo gobierno se ha puesto a funcional con seis miembros menos este jueves. El reducido Consejo de Gobierno se ha reunido para reorganizar las competencias de los consejeros salientes de Ciudadanos, que pasan a los del PP, y cesar cargos intermedios y mañana hará lo mismo. El portavoz del Gobierno, tras el cese de Ciudadanos, y el consejero de Educación, Enrique Ossorio, ha explicado que al asumir las competencias los consejeros del PP piensan que es posible “prescindir de alguno de los puestos actualmente existentes”. Se trata de cargos como viceconsejeros, directores generales y secretario generales técnicos.

Ayuso ha tomado la decisión de no nombrar a nuevos cargos y ha reestructurado las competencias en los consejeros que ya tenían. Solo dos consejeros, el de Justicia, Enrique López, y la de Medio Ambiente se quedan sin nuevas competencias. El resto asumen las de Ciudadanos y se quedan así: el consejero de Sanidad, Enrique Ruiz Escudero, asume las competencias de Políticas Sociales que llevaba Javier Luengo; el consejero de Educación, Enrique Ossorio, asume la Portavocía y las competencias las de Universidades y Cultura y Turismo; el consejero de Hacienda y Función Pública, Javier Fernández-Lasquetty, suma las competencias de la Consejería de Economía, y por último, el consejero de Vivienda y Administración Local, David Pérez, se le encomienda, además, la Consejería de Transportes, Movilidad e Infraestructuras. La consejera de Presidencia, Eugenia Carballedo asume las competencias delegadas hasta ahora en Vicepresidencia y Consejería de Deportes y Transparencia.

Además de los consejeros, el Gobierno regional cesará entre hoy y mañana a viceconsejerías y direcciones generale. Son cargos de las consejerías que dependen de Ciudadanos y no serán “todos” porque algunos hay que mantenerlos dado que, a su parecer, sin colaboradores es imposible que se asumiesen todas las competencias. Por ello, también habrá “algún nombramiento”.

“Dentro de las posibilidades que hemos visto y como es un tema temporal, vamos a intentar trabajar con eficacia y con austeridad”, ha declarado en rueda de prensa Ossorio. El consejero ha defendido que los consejeros del PP y sus equipos tienen “mucha experiencia de gestión y mucha ilusión en trabajar”. “Pensamos que es posible y que lo vamos a hacer”, ha señalado.

Etiquetas

Descubre nuestras apps

stats