Cacerolada por las calles de Chueca contra la paralización de la ley catalana antidesahucios

La Plataforma de Afectados por la Hipoteca (PAH) y Alianza Contra la Pobreza Energética (APE) convocaron ayer hasta 44 concentraciones frente a las sedes del PP por el posible recurso a la ley catalana contra los desahucios y la pobreza energética. El fuerte dispositivo policial truncó la cacerolada frente a la sede popular la calle Génova y los manifestantes decidieron perderse por las calles de Chueca y Salesas con sus silbatos y cacerolas al grito de «¡La Ley 24/2015 de la PAH no se toca!».

Más de 15 furgones policiales y más de una decena de agentes de la Policía Nacional comenzaron a cortar los accesos a la calle Génova pasadas las 18:00 horas, restringiendo la circulación tanto de vehículos como de peatones. Cerradas las entradas desde las plazas de Colón y de Alonso Martínez, los manifestantes se vieron obligados a mantener su acción a las puertas del metro de Alonso Martínez, desde donde bajaron a la Plaza de Santa Bárbara.

El recorrido continuó hacia Chueca, pasando por las calles Campoamor, Fernando VI, Regueros, Belén, San Gregorio, Plaza de Chueca, Fuencarral, Barbieri, Infantas, Víctor Hugo, Gran Vía, Montera para finalizar en la Puerta del Sol, donde se dio lectura a un manifiesto reivindicativo. En todo el recorrido los manifestantes fueron escoltados por antidisturbios ataviados con sus cascos.

A la altura de la Gran Vía se cortó brevemente el tráfico y tuvo lugar un incidente en el que varios agentes de la UIP agredieron una de las manifestantes, que terminó en tendida sobre el asfalto, según denuncian Juan Carlos Mohr, la Coordinadora Vivienda Madrid y algunos usuarios de redes sociales.

Etiquetas

Descubre nuestras apps

stats