La portada de mañana
Acceder
La España temporal: una máquina que crea y destruye 100.000 empleos al día
Almudena Grandes, la escritora que se negó a olvidar
OPINIÓN | Salpicaduras de mierda judicial, por Elisa Beni

Un juez concluye que el Ayuntamiento de Madrid vulneró los derechos del PSOE al impedirle debatir sobre la violencia homófoba

El concejal Javier Ramírez, en el centro, junto al alcalde Martínez-Almeida en la calle Galilleo

El Juzgado de lo Contencioso-Administrativo 18 de Madrid ha dado un tirón de orejas al Ayuntamiento de la capital por las acciones de uno de los concejales de distrito de Almeida. El juez afirma que Javier Ramírez (PP) vetó de forma injustificada una de las propuestas que el PSOE llevó al pleno de la Junta de Distrito de Fuencarral, vulnerando uno de los derechos fundamentales recogidos en la Constitución Española. Ocurrió el pasado 10 de febrero, cuando decretó que una iniciativa de los socialistas para prevenir las agresiones al colectivo LGTBI no sería debatida por "superar el ámbito competencial del distrito".

El concejal de Madrid que iza banderas gigantes de España y envía enseñas nacionales a los colegios

El concejal de Madrid que iza banderas gigantes de España y envía enseñas nacionales a los colegios

El PSOE quería defender en el debate una propuesta para establecer un protocolo en los espectáculos deportivos del distrito que sirviera para prevenir "actos intolerables de odio" hacia colectivos LGTBI y también contra actitudes racistas, xenófobas o de violencia machista. La iniciativa socialista animaba a la Junta de Fuencarral a firmar con las entidades deportivas del distrito un compromiso para detener la competición cinco minutos cuando se produjeran este tipo de actos.

La proposición fue presentada el 4 de febrero y debería haber sido debatida en el pleno de ese mismo mes, pero el concejal de distrito decidió vetarla por las razones antes señaladas. Ahora, el juez condena al Ayuntamiento de Madrid a la anulación de este decreto firmado por Ramírez, por considerar que se produjo una "vulneración del artículo 23.1 de la Constitución Española" y una quiebra en el "derecho fundamental" del PSOE a la participación política.

Los socialistas alegaron que una proposición similar fue debatida en los plenos de otras 12 Juntas Municipales de Distrito. El Ayuntamiento de Madrid se defendió afirmando que no se incluyó en el orden del día debido al reglamento municipal que impide abordar "aquellas proposiciones que ya hayan sido debatidas y votadas en el Pleno del Ayuntamiento de Madrid, así como aquellas que por su alcance general deban ser presentadas en este órgano".

El juez, sin embargo, cree que la propuesta del PSOE para firmar el protocolo contra la violencia homófoba sí que se circunscribía al distrito y estima parcialmente el recurso de la formación en esta sentencia comunicada el pasado lunes. Al mismo tiempo, desestima otros dos puntos que formaban parte de la iniciativa y que reclamaban una campaña contra la LGTBIfobia en el deporte y la celebración de cursos dirigidos a que en los clubes se educara "en el respeto a la diversidad en general y a la realidad de las personas LGTBI en particular".

"La arbitrariedad con la que actúa es obscena"

Tanto PSOE como Más Madrid han denunciado en numerosas ocasiones los vetos de sus iniciativas en los plenos que preside Javier Ramírez tanto en Fuencarral como en Chamberí, que consideran "arbitrarias". Sus acusaciones vienen ahora respaldadas por los tribunales, que emiten la primera sentencia de este tipo contra el edil del PP.

La portavoz del PSOE, Mar Espinar, acusa a Ramírez de "entender los distritos como si fueran cortijos, porque a los del Partido Popular les encanta hacer de señoritos". Acostumbrada a ver cómo las iniciativas de su grupo han sido rechazadas en Chamberí, su distrito, cree que "la arbitrariedad con la que actúa es obscena democráticamente hablando". También dirige sus críticas hacia la concejala Silvia Saavedra (Ciudadanos) que es la actual coordinadora de distritos: "No sé si es que no se entera de nada o es que está encantada de cómo funcionan las cosas, pero ahora mismo un concejal de distrito es capaz de boicotear cualquier tema que incomode al señor Almeida sin que pase absolutamente nada". Espinar espera que la justicia "les dé algo más que un tirón de orejas, porque necesitan un curso intensivo sobre el funcionamiento de las instituciones".

El concejal de Chamberí y Fuencarral es uno de los que más polémicas acumula en el Ayuntamiento de Madrid. Al inicio de la legislatura se votó su reprobación en el pleno por permitir insultos del público asistente hacia la oposición en una de sus sesiones en el distrito. Entonces, unos simpatizantes de Vox llamaron "asesinos" a vocales vecinos de Más Madrid. Unos días antes Ramírez había expulsado a varias feministas del mismo lugar por gritar consignas contra Ortega Smith, concejal y diputado de Vox.

Etiquetas

Descubre nuestras apps

stats