eldiario.es

9

Síguenos:

Boletines

Boletines

Larvas de gusano en la sopa de seis colegios de Castilla y León

Todos los casos se han producido en León y uno en Segovia y en cuatro de los centros escolares se llegó a servir en el plato las larvas muertas.

El Gobierno regional niega que se llegara a consumir, que no ha habido riesgo para la salud, pero que abre una investigación para aclararlo.

 En otras dos ocasiones se denunciaron hechos similares, hace un mes en un colegio de Elche y otro hace dos años en Alicante.

Fachada del colegio Antonio Valbuena, uno de los centros donde se sirvieron larvas de gusano.

Fachada del colegio Antonio Valbuena, uno de los centros donde se sirvieron larvas de gusano.

Las quejas sobre la calidad de los alimentos en los centros públicos de Castilla y León se quedan antiguas. Ahora, todo esto va más allá cuando se ha conocido que han aparecido larvas de gusano en la sopa de seis comedores de otros tantos colegios castellanos y leoneses, cinco en León y uno en Segovia. La empresa adjudicataria del servicio, Serunión, se ha apresurado a pedir perdón, aunque aclara que ningún niño lo comió y que, aunque así fuera, su vida no hubiera corrido peligro.

Y, ante ello, la Junta de Castilla y León también abre una investigación para esclarecer la aparición de estos gusanos y los motivos por los que llegaron a los platos, porque, en opinión del director general de Política Educativa, Fernando Sánchez Pascuala, “esto no puede volver a ocurrir”.

En total son seis los colegios de Castilla y León que sirvieron la sopa con larvas de gusano. En los centros Antonio Valbuena, de León, el Trepalio, de Trobajo del Camino (León), en el Centro Rural Agrupado de Riaño (León) y en el colegio Las Cañadas de Tresacasas (Segovia), las larvas llegaron al plato de los niños, aunque los monitores que había en los colegios los detectaron y los retiraron, según un comunicado de la Junta de Castilla y León.

En otros colegios de León, como La Palomera y Antonio González de Lama, se detectaron antes de pasar a los comedores. Eran gusanos pequeños, de color blanco, sin patas, y de un centímetro.

Como consecuencia de esta aparición, Serunión, concesionaria del servicio de comedor de los centros, pidió rápidamente disculpas por su aparición, aunque aclaró que no eran nocivos para la salud y que no fueron ingeridos por los niños. En una nota de prensa, la empresa atribuye la presencia de estas larvas a una partida de pasta envasada en un paquete de cinco kilogramos cuya fecha de caducidad era de 30 de noviembre de 2016.

Este hecho, con la misma empresa, no es nada nuevo, ya que se denunciaron en otras dos ocasiones que había gusanos en la sopa de menús servidos en el Colegio Clara Campoamor de Elche, a principios de este mes, que habían aparecido en unos sacos de arroz, y en Alicante, hace dos años.

Además, los 66 alumnos de ESO del CPI Tomás Lemos de Ribadavia, en Ourense, llevan dos semanas protestando por la calidad de las comidas, que también sirve la empresa Serunión. Incluso se concentran en el patio del centro comiendo bocadillo. 

Como consecuencia de las apariciones en Castilla y León, el PSOE pedirá explicaciones en las Cortes de Castilla y León y exigirá dimisiones si se considera que “la administración autonómica tiene responsabilidad en los hechos”. La Unión del Pueblo Leonés (UPL) se insta a la Consejería de Educación a que rescinda el contrato con Serunión, mientras IU pide a la Junta que asuma el servicio de los comedores de los colegios de la región.

La empresa Serunión lleva más de 30 años trabajando con la Junta y si se confirmara que fue una negligencia, la Junta se plantea rescindir el contrato, según fuentes del Gobierno regional.

Comentar

Enviar comentario

Comentar

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha