Transformación sostenible integral de Volvo para alcanzar en 2040 un impacto ambiental nulo

Planta de Volvo en Chengdu, China.

Motor

La marca sueca Volvo ha pisado el acelerador de su metamorfosis sostenible dentro de un ambicioso plan que ha obtenido incluso el reconocimiento de Naciones Unidas. La realidad actual de la firma perteneciente al grupo chino Geely ya presenta datos relevantes al respecto, como el hecho de que ha electrificado ya toda la gama y el 80% de la electricidad que utiliza en su red mundial de fabricación es de origen sostenible.

El CEO de la compañía, Hakan Samuelsson, afirma rotundamente que “para Volvo Cars, el futuro es eléctrico”. Su objetivo es no solo que en 2025 todas sus ventas sean de modelos eléctricos e híbridos, sino que también reducirá de forma significativa las emisiones en sus sistemas de producción, operaciones generales y cadena de suministro, así como mediante el reciclado y la reutilización de materiales. La meta a largo plazo es que, para 2040, el conjunto de las operaciones de Volvo no tenga impacto alguno sobre el clima.

Acercándonos más al detalle, el fabricante escandinavo aspira a lograr en 2025 unas ventas globales repartidas al 50% entre vehículos totalmente eléctricos e híbridos, y a entregar un millón de eléctricos antes de ese mismo año, un objetivo en el que se reafirma Samuelsson. Hasta el momento, Volvo ha vendido en todo el mundo alrededor de 100.000 automóviles dotados de algún grado de electrificación.

Entre 2020 y 2025 tiene previsto presentar cinco modelos 100% de baterías, a razón de uno cada año. El adelantado de esta ofensiva es el XC40 Recharge P8, primer eléctrico puro de la marca, que debutará a finales de año con unas prestaciones brillantes: 408 caballos de potencia, autonomía superior a 400 kilómetros y tracción a las cuatro ruedas.

La actual gama Recharge de híbridos enchufables, que ofrece en España siete modelos y 12 versiones con etiqueta Cero emisiones, ha obtenido ya el refrendo del público: durante el primer trimestre de 2020 ha supuesto el 14,7% de los vehículos comercializados por Volvo. Esta comercializó el año pasado casi 46.000 híbridos enchufables, un 23% más que en 2018 y más del doble que en 2017.

En lo que se refiere a procesos de fabricación, de los que es responsable el español Javier Varela -vicepresidente primero de la firma con las atribuciones de Logística también a su cargo-, se trata de reducir en un 40% la huella de carbono de cada vehículo durante toda su vida útil, en el periodo entre 2018 y 2025.

El 80% de la electricidad usada en su red mundial de fabricación es sostenible y procede de fuentes renovables. En la planta de Chengdu, la más grande de Volvo en China, el 100% de la electricidad es ya de origen renovable. Alrededor del 65% procede de la energía hidroeléctrica, y el resto de energía solar, eólica y de otras fuentes renovables.

La fábrica de Skövde, en Suecia, se convirtió en 2018 en la primera de la empresa sin impacto en el clima. Ese mismo año se instalaron 15.000 paneles solares en la planta belga de Gante, la primera instalación de energía solar a gran escala en su trama global de fabricación. Dos años antes, Gante había adoptado un sistema de calefacción urbana que redujo las emisiones un 40% y permite evitar la expulsión a la atmósfera de 15.000 toneladas de CO2 al año.

Objetivo 2025: un 25% menos de emisiones de CO2

Antes de 2025, Volvo Cars se propone también rebajar un 25% las emisiones de CO2 relacionadas con la cadena de suministro global y otro tanto las generadas por sus operaciones generales, incluidas las de fabricación y logística. Quiere además que una cuarta parte de los plásticos empleados en todos sus vehículos nuevos sea de material reciclado.

La marca sueca ha eliminado los plásticos de un solo uso de todas sus oficinas y cafeterías y en todos los eventos que celebra. Esta iniciativa ha conseguido sustituir más de 20 millones de objetos de plástico de un solo uso -cubiertos, vasos o envases de comida, por ejemplo- por alternativas más sostenibles, como productos biodegradables hechos de papel, celulosa y madera.

Etiquetas

Descubre nuestras apps

stats