Gama híbrida enchufable de Jeep: aventura y sostenibilidad unidas en el mismo 'pack'

Gama 4Xe de Jeep.

Motor

La firma estadounidense Jeep, para muchos sinónimo de capacidad off road y de aventura, se ha sumado al reto de la electrificación con el desafío adicional de conjugar unos genes tan especiales con la necesidad de eficiencia y sostenibilidad. No es otro el objetivo de su gama híbrida enchufable, 4xe según su nomenclatura, que componen los modelos Renegade, Compass, Wrangler y, próximamente, el nuevo Grand Cherokee.

Dada la diferencia de tamaño, y de proporciones en general, entre los dos primeros vehículos y los dos segundos, la marca del grupo Stellantis dispone de sendos sistemas de propulsión con diferente potencia: uno con 190 o 240 caballos, según las versiones, y otro para mover a dos gigantes como el Wrangler y el Grand Cherokee que desarrolla 380 CV.

El Renegade 4xe y el Compass 4xe combinan un motor turbo de gasolina de 1,3 litros con un motor eléctrico, ubicado en el eje trasero, que funciona con una batería de 11,4 kWh que se puede recargar mientras se conduce o usando una toma de corriente externa, ya sea en casa con un enchufe normal o en un punto de recarga público. Su autonomía en modo eléctrico (o cero emisiones directas) alcanza los 50 kilómetros en ciclo WLTP.

Por sí solo, el motor turbo 1.3 entrega una potencia de 130 o 180 CV, que, sumados a los 60 CV producidos por el motor eléctrico, dan lugar a un total de 190 CV en la versión Limited y 240 CV en las Trailhawk y S. En términos de par, el propulsor eléctrico produce 250 Nm, por 270 Nm del térmico, y el resultado de todo ello son unas prestaciones notables: aceleración de 0 a 100 km/h en aproximadamente 7,5 segundos, velocidad máxima de 130 km/h en modo totalmente eléctrico y hasta 200 km/h en modo híbrido.

Toda la gama Renegade y Compass cuenta con tracción a las cuatro ruedas y cambio automático de seis velocidades. El primero está disponible en 18 colores diferentes y el segundo, en 22.

Pasemos a hablar de los hermanos mayores. Wrangler y Grand Cherokee comparten arquitectura en sus versiones con tecnología 4xe y disponen de una potencia combinada de hasta 380 CV, un par máximo de 637 Nm y autonomía eléctrica de 50 km, además de -por supuesto- tracción a las cuatro ruedas. El Wrangler, el mejor depositario del legado de Jeep, puede pasar de 0 a 100 km/h en 6,4 segundos, lo que no es nada desdeñable en un aparato de 2,3 toneladas.

Este rendimiento se obtiene gracias a la acción conjunta de dos motores-generadores eléctricos, un paquete de baterías de alto voltaje, un motor de gasolina de 2,0 litros y cuatro cilindros, turboalimentado, y el cambio automático de ocho velocidades TorqueFlite. La disponibilidad instantánea de par y el rendimiento mejorado que ofrece la combinación del motor turbo de gasolina y el sistema de propulsión eléctrico hacen brillar tanto al Wranger 4xe como al Grand Cherokee 4xe en terrenos difíciles. Como es obvio, en este caso la tracción a las cuatro ruedas es eléctrica y no mecánica.

Un sofisticado esquema mecánico

El motor I-4 turbo, parte de la familia Global Medium Engine de Stellantis, monta en su parte delantera el primer motor-generador de alto voltaje refrigerado por líquido, que sustituye al alternador convencional. Una robusta correa conecta el motor-generador a la polea del cigüeñal. Además de proporcionar un par adicional para alimentar el motor de combustión, gestiona el sistema start&stop, al tiempo que genera la electricidad para el paquete de baterías. Un segundo motor-generador está situado en la parte delantera de la caja de transmisión, reemplazando al convertidor de par convencional de una caja de cambios automática e integrándose en la transmisión de ocho velocidades.

Dos embragues funcionan para administrar la potencia y el par del motor eléctrico y el motor de combustión. El primero está montado entre las dos unidades. Cuando está abierto, se puede viajar en modo totalmente eléctrico, al no haber conexión mecánica entre el motor de combustión y el eléctrico; si está cerrado, el par del motor de combustión y el flujo del eléctrico se combinan a través del cambio automático. Un segundo embrague variable está montado detrás del motor eléctrico y gestiona la interacción con la transmisión para mejorar la facilidad de conducción y la eficiencia. Esta arquitectura tiene el doble objetivo de engrandecer las ventajas de la electrificación y mantener la capacidad y la destreza todoterreno que han labrado la reputación de Jeep.

El propulsor de combustión interna y los dos motores-generadores están instalados antes de los sofisticados sistemas mecánicos 4x4. Por lo tanto, el conductor no verá ninguna diferencia en la interfaz intuitiva y fácil de usar, y apreciará las mejoras significativas en las prestaciones y una reducción de casi el 70% en las emisiones de CO2 en comparación con la versión de gasolina en el ciclo WLTP.

El paquete de baterías de iones de litio de 17 kWh y 400 voltios de Wrangler y Grand Cherokee 4xe utiliza níquel, manganeso, cobalto y grafito. En el primero, la batería está situada debajo de la segunda fila de asientos, donde está protegida de elementos externos, mientras que en el segundo se halla en los bajos del vehículo, blindada por una serie de placas inferiores.

Todos los componentes y sistemas electrónicos de alto voltaje, incluido el cableado entre el paquete de baterías y los motores eléctricos, están sellados y son resistentes al agua. Por ello, la variante 4xe del Wrangler es capaz de vadear hasta 76 centímetros de agua y la del Grand Cherokee 4xe, hasta 61 cm.

A partir de 2022, el legendario Wrangler solo está a la venta en Europa en esta variante híbrida enchufable. Para no perder su capacidad de personalización, dispone de nuevos colores de pintura y parabrisas Gorilla Glass de Jeep Performance Parts de fábrica. Entre los accesorios disponibles se hallan la nueva capota Sunrider Flip Top, de la firma del consorcio Mopar, que se une a las diferentes combinaciones de capota que se ofrecen tradicionalmente en el Wrangler: rígida de tres piezas, blanda, blanda eléctrica y sin capota.

Etiquetas

Descubre nuestras apps

stats