Este es el Lexus más confortable y no es el más caro

El Lexus UX300e.

Javier Galilea

Entre las motivaciones de compra de los vehículos eléctricos, el precio por kilómetro, la conciencia medioambiental y las restricciones al acceso a determinadas zonas de la ciudad, copan casi todas las encuestas. De igual forma, una fidelidad extraordinaria a un concepto de movilidad que cuando se prueba, ya no se abandona como evidencia el último informe del Instituto de estudios del Transporte de la Universidad de California, dota de un futuro prometedor a modelos como el nuevo UX300e.

De entre las propuestas actuales, si la adopción de plataformas compartidas entre varias marcas llama la atención del comprador en una favorable relación entre la autonomía y el precio de compra, el trabajo de Lexus sobre un modelo que nació híbrido, permite explorar un camino diferente en el que no ha habido sacrificios de partida en lo que se refiere a solidez constructiva, precisión de guiado, comodidad de suspensión, o dotación y acabado interior. El UX250h nació para ser cómodo y silencioso en un hábitat ciudadano, y la versión eléctrica UX300e, ha llegado para redoblar la apuesta. 

Suelo plano y centro de gravedad, bajo

Sobre la plataforma global del grupo Toyota, GA-C, Lexus ha transformado la arquitectura híbrida original, con una batería pequeña y un motor de combustión, en una eléctrica completa con 288 celdas independientes de iones de litio en el suelo del coche. La ausencia del motor en el vano delantero, y la posición de la batería a menos de 20 centímetros del suelo, convierten la conducción del UX300e en un ejercicio de precisión superior, aún pesando 235 kilos más. 

Aprovechando esta circunstancia, los ingenieros de Lexus han dotado al UX300e de un selector de modos de conducción, que se adapta al estado de ánimo del conductor, y mejora la experiencia de conducción interviniendo de manera automática en el pedal del acelerador cuando se requiere mayor suavidad a baja velocidad, o mayor contundencia cuando por ejemplo se afronta la incorporación a una vía rápida. 

Potencia no falta. Optimizado para un uso ciudadano, el motor/generador de 204 caballos del UX300e ofrece aceleraciones intensas pero controladas, manteniendo una autonomía en ciudad de casi 400 kilómetros con una sola carga de batería. Situada bajo el piso y con una elevación bajo la banqueta trasera para liberar 47 litros más de maletero que el híbrido, ofrece 54 kWh de capacidad y por lo tanto, tiempos de carga muy razonables que oscilan entre las seis horas en un enchufe convencional de 7,4 kW, o 50 minutos si se realiza a través del puerto de carga rápida de 50 kW.

Fluidez frente al aire, tampoco. Suelos carenados por completo, trampillas motorizadas en la parte inferior del morro con forma de flecha, e incluso la forma de las luces traseras que se comportan como si fueran dos pequeños alerones, reducen el coeficiente de rozamiento a solo 0,31 CX, el más bajo de los todo camino de Lexus y a solo dos décimas de la cifra del IS berlina, que por su silueta y proporciones, se comporta mejor de forma inherente. 

Inspeccionados uno a uno

Para asegurar que la experiencia de primera clase que Lexus lleva 30 años imprimiendo a sus vehículos, la planta de Kyushu en Japón donde nace cada UX300e, ha incrementado la intervención de expertos artesanos “Takumi” en muchos de los elementos que configuran el interior del coche. La atención al detalle comienza en el tablero de diseño y termina en la ejecución, que con criterio de limpieza y orden, alcanza desde la instalación eléctrica al espacio entre las puntadas del cuero “sashiko” que recubre asientos, guarnecidos de puertas y salpicadero, o la preparación a mano de las superficies de la carrocería a pintar. 

Los artesanos Takumi son algo así como el cinturón negro y tercer dan entre los karatekas, perfeccionando con el tiempo su técnica y poniéndola en común en una “sala tranquila” en la factoría, por donde pasa cada Lexus para comprobar y rectificar con los oídos y las yemas de los dedos, cualquier ruido y vibración indeseado. 

Seguridad de máximo nivel

Este es el contrapunto de cada Lexus: la obsesiva atención por la manufactura y la experiencia de uso “omotenashi”, que se combina con tecnologías de seguridad e infoentretenimiento: el Lexus Safety System +. De serie en los UX300e que se venden en Europa, este paquete de sistemas de seguridad pretende minimizar la posibilidad de accidentes y minimizar las consecuencias si no hay más remedios. El sistema incluye control de velocidad adaptativo con reconocimiento de señales, configuración “pre-colisión” del vehículo con frenada automática y detección de peatones y ciclistas, mantenimiento automático en el centro del carril, así como ajuste automático de juego de luces cortas/largas, en relación al tráfico y las condiciones de la vía. 

Suavidad, silencio, ausencia de vibraciones. Seguridad de máximo nivel y tamaño contenido. El Lexus UX300e hereda la experiencia de los Lexus híbridos para ponerla en juego en el campo de batalla donde ahora se decide el futuro de la electrificación: en la ciudad. 

Etiquetas
Publicado el
2 de septiembre de 2021 - 05:00 h

Descubre nuestras apps