Señoras y señores: esto es Jazz

El quinteto que embrujó al auditorio con su concierto

Andrés Garrido


0

La recta final de la XXIV edición de Jazz San Javier se encuentra a cuatro jornadas de su clausura. En esta cuarta jornada antes del sábado 23, se presentaba uno de los conciertos más esperados de la presente edición con la participación del trompetista Terell Stafford, el trío del pianista Bruce Barth y la cantante británica invitada para la ocasión Sara Dowling. Otra actuación de las que hacen afición, como quedó demostrado. Lo detallamos.

Bruce Barth, tal y como detalla el programa de mano, ha sido el pianista y director musical de Tony Bennett pero también un gran compositor como dejó demostrado en la primera parte de este concierto, que se desarrolló en formato cuarteto conformado, además de por Barth, por Terell Stafford en la trompeta; Mark Hodgson contrabajo; y el baterista Stephen Keogh que ya ha visitado San Javier en ediciones pasadas.

Abrieron su actuación con 'Little Ditty', composición de Bruce Barth en la que todos tuvieron su momento de gloria, con unos desarrollos de Barth que unían todo el discurso musical de esta 'Pequeña Cancioncilla'. Qué maravilla de músicos y de tema. Continuaron con otra composición del pianista que en un español entendible, nos explicaba que nació en California y que de joven su familia estuvo viajando por el Oeste norteamericano conociendo a los rancheros y cowboys; el viaje lo hacía en tren.

Entonces escribió esta pieza titulada 'Lonesome Train', en la que intentaba describir el viaje del tren a través del desierto; donde no existe nada ni nadie. Fue como estar viendo esa escena en el cine, mientras sonaba la música tan descriptiva de fondo. Esto, señoras y señores, es JAZZ.

'This Is New' sonó a continuación para que Stafford desplegara, de nuevo, su grandiosidad interpretativa en un discurso bop absolutamente acompañado por el trío de Bruce Barth, que acaricia con una decisión total las teclas del gran cola Stenway & Sons. Qué lujo de músicos, de música y de concierto. Así, casi es imposible que esta música no te guste, no te enganches a ella definitivamente y te dejes llevar por sus momentos álgidos y no tanto. Si quieres saber lo que es esto, no dejes de hacerte con sus grabaciones y de ver, en el próximo mes de septiembre en la 2, de TVE, este concierto en diferido.

Bueno, después de esta intensa lección otra muestra de cómo se hacen las cosas correctamente con 'Blues for JT'. Desde el comienzo del concierto estuve pendiente de cómo coloca Terell Strafford la trompeta; lo hace a mitad de los labios, del centro hacia la derecha, supongo que para no dejar espacio posible al escape de su aire cuando sopla. Y logra un sonido de esa vieja escuela de la que he sido testigo durante estos 24 años de Jazz San Javier, de otros festivales y emisiones televisivas, sin contar las grabaciones llegadas a mis oídos desde hace más de 60 años.

Es un auténtico disfrute verlo, verlos a los cuatro en suma y poder enriquecer tus conocimientos particulares. Tras estas primeras cuatro piezas, Bruce Burth presentó a la invitada especial a este concierto: La cantante británica Sara Dowling, que está considerada entre las más destacadas del jazz europeo. La vocalista británica –que ahora reside en Castellón- apareció en el escenario con un elegante vestido largo negro abrillantado asaltando de inmediato 'Remember', clásica pieza del género cuya letra es de Irving Berlin, siendo recibida por el auditorio con un caluroso aplauso. Dowling cantó, hizo scat y se sentó en el escenario junto al pianista Burth, para disfrutar de su solo como había hecho con el trompetista Terell Strafford. Luego siguió el contrabajista Mark Hodgson y el baterista Stephen Keogh.

Menudo quinteto para disfrutar durante hora y media. Por cierto, una curiosidad. Sara trajo su propio micrófono; es como aquel slogan de una marca comercial de hace muchos años “no puede viajar sin él” y hablándolo que ella al finalizar el concierto, me explicaba que ese Neuman (marca conocidísima de micrófonos) le va perfecto porque recoge muy bien las gamas bajas y altas. Bueno, anécdotas a parte Sara Dowling se dirigió al respetable en español para darles las gracias por estar esa noche allí, al tiempo que mostraba su alegría inmensa por poder participar en Jazz San Javier. Y nos ofrecieron 'Phoenix From The Ashes', compuesta por la propia Sara, en la que se podía captar el disfrute de Stafford y Dowling con las evoluciones del pianista Bruce Burth.

El concierto transcurría tranquilamente, sin estridencias (al buen jazz, a la buena música no le hace falta) y con una fluidez y magisterio del más genuino estilo, con una creación que han interpretado diversas voces femeninas del género como Ella Fitzgerald o Carmen McRae titulada 'Something To Live For', escrita en su momento por el dúo Billy Strayhorn, Duke Ellington, a la que Sara Dowling supo dar su personalidad vocal. La humedad era tal en esta noche de miércoles, que ni siquiera ésta era capaz de distraer a los músicos, como el bajista Mark Hodgson que tan concentrado estaba en el concierto que regaló un grandioso solo, a pesar de que las gotas de sudor por esa humedad corrían por su cara inagotablemente. El público continuaba disfrutando con el transcurrir de esta actuación y llegó una pieza que escribió el también pianista Billy Strainhorn titulada 'U.M.M.G.', que son las siglas del 'Upper Manhattan Medical Group'; al que pertenecía el médico de Duke Ellington (Arthur Logan). Una pieza instrumental grandiosa a la que Sara Dowling puso unos escuetos toques scat; otro disfrute más de este concierto que para muchos (al menos para los asistentes al mismo creo que así será) perdurará en sus buenísimos e imborrables recuerdos.

Y de nuevo, otro blues con 'I Gotta Right To Sing The Blues', éxito en su momento de la gran Billie Holliday. El auditorio estaba derretido, entusiasmado además de, por supuesto y desde hacía muchos minutos, absolutamente entregado. Entonces apareció esa canción brasileña de Djavan titulada 'Outuno', que fue un bálsamo más que este quinteto nos aplicó para calmar la humedad meteorológica que soportaban ellos y nosotros, en esta inigualable noche de JAZZ con mayúsculas. Sara Dowling volvió a dar las gracias al público, presentó de nuevo al cuarteto de músicos y atacaron la última canción del concierto, 'The Song Is You'. Fue un juego, un intercambio de compases medidos entre el quinteto que agradó hasta el final. El público, puesto en pie, aplaudía sin cesar al quinteto por su clase, buen hacer y disfrute proporcionado a este auditorio que sabe escuchar, apreciar y premiar a quienes como el trompetista Terell Stanfford, el trío de Bruce Burth y la cantante británica Sara Dowling dieron una sobrada muestra de cómo se siente e interpreta esta música.

Como el público insistía regresaron al escenario. Bruce Burth dio las gracias y expresó la alegría que sentían por haber podido tocar esta noche y unir dos continentes como el americano y europeo. El bis llegaría, indicó Burth, con una composición que para los españoles y resto de europeos era familiar. Se trataba de una versión un tanto particular del 'Concierto de Aranjuez'. Fue definitivo. Ahora sí que estos músicos y esta actuación no se borrará jamás de nuestra memoria colectiva. El agrado y las ganas de que este público disfrutara era más que patente. Gracias por todo ello.

La próxima cita será el último concierto en los escenarios exteriores habituales y gratuitos, con Tui Higgins & Xavier Monge Jazz Project, en la Explanada Barnuevo de Santiago de la Ribera. No pierdan el hilo.

Etiquetas

Descubre nuestras apps

stats