La portada de mañana
Acceder
España encabeza el resurgimiento del coronavirus en Europa
El golpe del virus del Nilo en Sevilla
Entrevista a María Chivite, presidenta de Navarra: "No puedo compartir que la máxima representación institucional tenga carácter hereditario"

La Universidad de Murcia se enfrenta a una demanda por más de 10 años de "cesión ilegal de trabajadores" y "brecha salarial"

Hospital Veterinario de la Universidad de Murcia (UM)

Siete trabajadores del Hospital Veterinario de la Universidad de Murcia (UM) demandaron a mediados de 2018 por "cesión ilegal de trabajadores" y "brecha salarial" desde 2006 a la Fundación Veterinaria Clínica de la Universidad de Murcia (FUVEUM) y a la propia UM. La demanda, a la que ha tenido acceso eldiario.es, fue interpuesta el 1 de junio del presente año por abogados del sindicato SIME.

"Fumigar el despacho es una expresión coloquial": la Universidad de Murcia archiva el episodio homófobo denunciado por un exvicerrector

"Fumigar el despacho es una expresión coloquial": la Universidad de Murcia archiva el episodio homófobo denunciado por un exvicerrector

En el documento legal se expone cómo la Universidad de Murcia habría incurrido en una cesión ilegal de trabajadores a favor de la FUVEUM y llegando a obligar supuestamente a varios empleados a hacerse autónomos durante 2 años para poder continuar trabajando en las instalaciones del hospital.

Por otra parte, en la demanda se describe cómo, durante los años de trabajo que llevan contratados por la FUVEUM se ha hecho uso de servicios y materiales de la UM. Asimismo, se señala que la actividad laboral, docente e investigadora, también ha dependido de la institución educativa.

Sobre la brecha salarial, la parte litigante ha asegurado en declaraciones a este medio que sus sueldos "no sólo sufrieron una drástica reducción en el paso de autónomos a contratados por la FUVEUM sino que además no se han admitido hasta la fecha las propuestas que harían equiparable su salario al del único compañero varón contratado por la Universidad el cual ejerce las mismas funciones".

Con respecto a la supuesta cesión ilegal, los demandantes reclaman adquirir la condición de trabajadores indefinidos no fijos de la UM, además de reconocerles una deuda de 122.925,96€, originada por la hipotética brecha salarial.

Falsos autónomos

En 2002, cuatro de los empleados entraron en la UM a través de becas de formación y con posterioridad se incorporó una licenciada en farmacia como profesora asociada. Los demandantes han indicado que en agosto de 2006, para poder continuar en sus puestos, se les propuso darse de alta en el Régimen Especial de Trabajadores Autónomos de la Seguridad Social (RETA) y "así evitarse nuevos puestos de personal de administración y servicios (PAS)". "Nuestra actividad se desarrollaba en las mismas condiciones que actualmente, dentro del ámbito de organización y dirección de la Universidad de Murcia", han señalado con respecto a los años en los que estuvieron dados de alta como autónomos.

El 1 de septiembre de 2008 fue cuando finalmente se formalizó la contratación laboral con la Fundación Veterinaria de la totalidad del personal que se encontraba en régimen de autónomo con la Universidad de Murcia. "Esto indica la existencia y el pleno conocimiento por parte de la UM de las irregularidades que se estaban produciendo", han señalado los firmantes de la demanda.

En la actualidad, los litigantes son personal laboral de la FUVEUM, pero han señalado que quien ejerce las funciones de empresario sobre su propio trabajo es la Universidad de Murcia: "La Dirección-Gerencia en su totalidad es personal de la UM, así como el capital mayoritario".

Por otra parte, en el documento legal se expone que la Universidad de Murcia "conoce, acepta y tolera" una situación de discriminación por razón de sexo, que se vendría produciendo desde 2006 y que consistiría en la existencia de una "gran brecha salarial" con respecto al único veterinario varón de la Fundación Veterinaria, que desarrolla las mismas funciones que sus compañeras en el Hospital pero que en su día se incorporó como Personal de Administración y Servicio (PAS) de la UM.

De esta forma, los trabajadores denuncian que su compañero percibe una retribución íntegra mensual de 2.999,66€ frente a los 1.467,23 € de media que cobran las contratadas por la FUVEUM, una diferencia de salario cercana al 50%.

"La dirección del Hospital se mostró intransigente y despótica"

Durante junio de 2017, los demandantes contratados de la FUVEUM promovieron la negociación de un Convenio Colectivo con la Fundación Veterinaria Clínica de la Universidad de Murcia. Su objetivo era regular su situación laboral, en referencia a la supuesta cesión ilegal y a la brecha salarial mencionada. Los litigantes han señalado que las reuniones que tuvieron lugar para negociar el convenio fueron "bloqueadas desde el principio por parte de la Dirección-Gerencia de la Fundación".

El exrector de la Universidad de Murcia José Orihuela Calatayud ha señalado en declaraciones a eldiario.es que, poco antes de su salida en mayo de 2018, se consiguió llegar a un acuerdo, que "nunca se materializó". Orihuela se reunió, fuera de las mesas de negociación, dos veces con representantes del Hospital, entre ellos, la administradora-gerente, y miembros del sindicato que representa a los demandantes. "Les dije que si era una cuestión de meter dinero, la Universidad podía poner lo que hiciera falta. La mesa de negociación no volvió a convocarse", ha declarado el exrector a este periódico.

Un miembro de la Universidad presente en las reuniones, y que ha preferido mantener el anonimato, ha asegurado a este medio que la relación entre la dirección del Hospital Veterinario y sus empleados era y es "horrorosa". "La administradora-gerente del Hospital Veterinario, María Josefa Fernández del Palacio, jamás estuvo por la labor de cerrar ningún tipo de acuerdo". Los demandantes han apoyado esta versión, achacando a la administradora gerente un "bloqueo constante": "Solo ofrecía un tipo de convenio que perjudicaba nuestra situación laboral".

Nicolás España, vicecoordinador general del SIME y miembro de la mesa de negociación ha asegurado a este medio la dificultad de llegar a cualquier tipo de acuerdo desde el minuto uno: "La gerencia del Hospital no mostró ninguna intención de pactar nada. Se comportó de forma intransigente y despótica". Sobre la administradora, Fernández Palacio, el representante del SIME ha asegurado que fue el principal "escollo". "Desde el comienzo amenazó con romper las negociaciones".

Desde diciembre de 2017 se está a la espera que la Dirección proponga fecha para la siguiente mesa de negociación puesto que las fechas ofrecidas por los empleados "no han recibido respuesta concreta".

"No hay brecha por género"

Con respecto a los supuestos falsos autónomos, la administradora-gerente del Hospital Veterinario, María Josefa Fernández del Palacio ha indicado, en declaraciones a eldiario.es, que "en ningún momento" se forzó a nadie a darse de alta en el RETA: "De hecho, dos de las personas demandantes también trabajaban fuera del hospital, es decir, ya eran autónomos".

Por otra parte, la gerente ha señalado que cuando se constituyó la Fundación, en 2008, se contrató a los empleados a cambio de que dejaran las otras actividades: "Estas personas tienen unas intenciones diferentes. Fueron contratados legalmente por la FUVEUM".

Sobre la brecha salarial, la administradora ha sostenido que la Fundación no tiene contratado a ningún veterinario hombre: "La persona a la que se hace referencia en la demanda no es un empleado nuestro, sino un trabajador cedido desde la Universidad de Murcia que forma parte del PAS de la Universidad".

Con respecto a la 'cesión ilegal de trabajadores' de la que se acusa tanto a la FUVEUM como a la propia a la UM, Fernández del Palacio ha preferido no dar declaraciones: "Esta es una cuestión judicial que debe resolverse con la Universidad de Murcia".

"Propusimos un convenio hospitalario y lo rechazaron"

La gerente ha asegurado que, en las mesas de negociación, la Fundación propuso aprobar un convenio hospitalario al que se pudieran acoger los empleados. "Nos basamos en el del Hospital La Vega y también nos fijamos en el del Perpetuo Socorro en Cartagena".

No obstante, la administradora ha señalado que el sindicato SIME, presente en la mesa para representar a los empleados, lo rechazó. "Querían el convenio que se aplica al Personal de Administración y Servicios (PAS) de la Universidad y nos negamos, por lo que rompieron las negociaciones". El rechazo a la propuesta del sindicato se debía a que la gestión del Hospital "debía hacerse de forma externa por indicación de la Universidad, ya que se trabaja para terceros".

Con respecto a las reuniones con el exrector Orihuela y su propuesta de aportar el dinero necesario para subir los sueldos de los trabajadores Fernández del Palacio ha indicado que el abogado de la FUVEUM dijo que "no se podía porque la Fundación tiene un techo de gasto fijado por la Comunidad Autónoma. Y eso no lo puede tocar ni el rector". No obsante, la gerente se ha mostrado a favor de incrementar la remuneración de los trabajadores "pero no a través del convenio del PAS".

Finalmente, María Josefa ha señalado que si no se han vuelto a convocar mesas de negociación es porque "se interpuso una demanda y ahora solo puede resolverse esta situación por la vía judicial".

Desde el rectorado de la Universidad de Murcia han declarado a este medio que están "a la espera de la resolución judicial".

Etiquetas
Publicado el
9 de diciembre de 2018 - 21:12 h

Descubre nuestras apps

stats