La portada de mañana
Acceder
Castilla y León da un mes de plazo para pedir el ingreso mínimo vital
"El sacerdote del Opus que abusó de mí lleva 30 años haciéndolo por toda España"
OPINIÓN | ¿Es que los MIR no tienen bastante con nuestros aplausos?, por Isaac Rosa

Las aves son actores importantes en la restauración de la vegetación mediterránea, según una investigación de la UM

Sierra de la Fausillla

La Universidad de Murcia ha desarrollado una investigación dirigida por Pilar de la Rúa, catedrática de la Universidad licenciada en Biología. Se trata de un estudio desarrollado en el hábitat de la Sierra de la Fausilla (costa de Cartagena). El sureste ibérico representa el único enclave de este hábitat en la Europa continental, siendo, además, una zona muy amenazada por las actividades humanas, lo que ya ha producido una importante disminución de su superficie ocupada.

Los resultados de la investigación, publicada en la revista PeerJ, señalan que gran cantidad de animales, en especial las aves, consumen los frutos de las plantas características del hábitat mencionado contribuyendo así a la dispersión de sus semillas, lo que supone una oportunidad para diseñar estrategias de conservación y paliar los efectos de las alteraciones humanas.

El papel de los animales en la restauración del hábitat prioritario

En el marco de este estudio, se recolectaron semillas regurgitadas y también heces que las contenían. Con estas muestras, “se han identificado los animales dispersores combinando herramientas genéticas, mediante la técnica que se conoce como código de barras de ADN-barcoding, y la identificación visual de las heces”, señala uno de los investigadores a cargo del estudio, Vicente Martínez López.

Los resultados muestran que las aves fueron las encargadas de dispersar la mayoría de las especies de plantas características de la Sierra de la Fausilla. En cuanto a los mamíferos, dispersaron muy pocas especies nativas (destacando el palmito) siendo principalmente dispersores de especies cultivadas por el hombre.

Un hábitat prioritario

Los hábitats prioritarios son aquellos con especial grado de amenaza, dada su distribución limitada dentro de la Unión Europea, y que, por tanto, tienen elevado riesgo de desaparecer del territorio de la misma. En el caso de la de Sierra de la Fausilla, se trata de una zona caracterizada por la presencia de matorrales arborescentes mediterráneos con azofaifos en zonas costeras generalmente áridas, formaciones caracterizadas por la presencia de muchas especies de fruto carnoso.

Implicaciones futuras

"Estos resultados suponen un primer diagnóstico sobre el papel de los animales que se alimentan de frutos, en la dispersión de las plantas de fruto carnoso características del hábitat de la Sierra. Sin embargo, hace falta desarrollar líneas futuras de investigación para poder evaluar el papel de los animales como agentes restauradores de este ecosistema”, señala Martínez López.

Según el investigador de la UM, muchas de las especies vegetales de este entorno presentan fuertes variaciones interanuales en su fructificación, alternándose años de grandes cosechas y otros de poca o ninguna. Por lo tanto, “hace falta realizar estudios de mayor duración temporal que permitan detectar la contribución de los animales a dispersar cada una de las especies de plantas”, concluye Martínez López.

Otro de los factores a tener en cuenta es que, aunque las semillas sean dispersadas por animales, no se garantiza el hecho de que den lugar a una planta adulta, ya que se precisa que sean depositadas en un ambiente adecuado donde germinar y establecerse. “Esto forma parte de lo que se conoce como etapas post-dispersivas y habría que desarrollar estudios que aborden esta cuestión en este hábitat prioritario”, señala el experto.

Etiquetas
Publicado el
29 de octubre de 2019 - 12:55 h

Descubre nuestras apps

stats