La Plataforma Por un Mar Menor Vivo entrega a la Fiscalía unos análisis que invalidan las aguas de la laguna salada para el baño

Asociaciones ecologistas y la plataforma ciudadana Banderas Negras/Mar Menor Vivo en una concentración EFE/Marcial Guillén

Laura Yelo


0

La asociación ‘Por un Mar Menor vivo’ es un movimiento ciudadano que lucha para salvar la degradación del Mar Menor y Mar Mediterráneo en la Región de Murcia y el Campo de Cartagena. Este colectivo ha presentado este jueves a la unidad de delitos ambientales de la Guardia Civil (Seprona), Fiscalía y Parlamento Europeo una serie de análisis en los que se demuestra que en la laguna hay gran cantidad de químicos que no lo harían apto para el baño, según denuncian. El movimiento lleva un año realizando análisis regulares en diferentes zonas del Mar Menor donde han encontrado “niveles de químicos más altos de los que permite la ley”, según afirma a elDiario.es Caroline Rivière, portavoz del colectivo. Entre estos químicos, cabe resaltar la elevada concentración que han hallado en los valores de nitritos, nitratos, amonio y fosfatos en las aguas junto con una cantidad importante de algas que “permiten la proliferación de cianobacterias, ciertas de ellas peligrosas para la salud humana” añade Rivière.

Otro de los "preocupantes" resultados que han obtenido de este muestreo han sido restos de vertidos: “La ley prohíbe que en el Mar Menor haya vertidos agrícolas y urbanos, y en los análisis nos consta que los hay, muchos que se han denunciado y otros que hemos averiguado que no lo están”, cuenta la portavoz.

La asociación pretende, a través de estos análisis realizados durante un año junto a dos químicos y un biólogo, que las autoridades competentes “realicen un estudio a fondo para tener los valores exactos”.

Para la portavoz de Por un Mar Menor Vivo, podría existir un presunto delito de prevaricación por omisión de las autoridades con competencias en los hechos denunciados, basada en "una falta de diligencia al no velar por la adopción de medidas de orden práctico que garanticen la protección efectiva de los ciudadanos cuya vida puede estar expuesta a los riesgos inherentes al ámbito en cuestión". Y pretenden que se investiguen estos hechos al ser constitutivos de un delito contra la salud pública y el medio ambiente.

Caroline Rivière insiste en declaraciones a elDiario.es que los valores químicos encontrados en el Mar Menor no lo hacen apto para el baño según la Ley que regula este espacio marítimo. También piden a la Comunidad autónoma que publique los resultados completos de sus análisis, "y no solo los de esterococos y ecoli; porque obvian otros contaminantes que pueden ser perjudiciales para la salud".

Desde Por un Mar Menor Vivo recuerdan que la ley prohíbe que en el Mar Menor haya vertidos agrícolas y urbanos, "y en los análisis nos consta que sí los hay", aunque reconoce que los análisis que han realizado no son "de laboratorio" aunque sí que se han seguido unas pautas científicas, y que los resultados obtenidos "son indicios". Ahora haría falta un estudio "más a fondo" para conocer los valores exactos. "No es un as que nos hemos sacado de la manga; estamos haciendo las cosas con un protocolo establecido por dos químicos y un biólogo especialistas en el estudio de aguas potables y que nos han formado para recoger las muestras y analizarlas". En su opinión, "hay que actuar de forma urgente porque hay puntos de la laguna salada que van a necesitar muchos años para recuperarse".

Alarma social "injustificada"

“Lamentamos que se genere una alarma social que no está basada en criterios técnicos y científicos, ya que se habla de unos análisis que aparentemente no cuentan con las garantías, ni el material oportuno, ni las condiciones para obtener unos resultados fiables", ha considerado este viernes Miriam Pérez, directora general del Mar Menor. 

Es "muy grave" que se afirme que el agua del Mar Menor no es apta para el baño, cuando semanalmente la comunidad científica (formada por profesionales universitarios y con material específico para el análisis y la medición en este ecosistema) analiza diferentes parámetros, que son publicados en el Canal Mar Menor, además de las mediciones de los datos de calidad del agua realizados por Salud Pública, ha explicado Pérez. "Precisamente los datos de diciembre indican que el agua de todas las playas del Mar Menor es apta para el baño".

Asimismo, ha recordado la directora general del Mar Menor "toda aquella persona o asociación que quiera denunciar cualquier situación que atente contra la laguna salada o su estabilidad puede realizarlo a través de la APP Conecta Ambiental, lo que permite una activación inmediata de los agentes medioambientales para la toma de muestras o aperturas de actas para su análisis". 

Por último, ha señalado Miriam Pérez, "compartimos la reclamación al Gobierno de España de que mantenga el bombeo del Albujón ya que la entrada de agua dulce con nutrientes por dicha rambla supone el mayor aporte de nutrientes que recibe el Mar Menor y la mayor amenaza para su estabilidad”.

Etiquetas

Descubre nuestras apps

stats