El SUAP de Alhama de Murcia se reúne con la gerencia del 061 para pedir “unas instalaciones seguras para trabajadores y usuarios”

Técnicos del SUAP, este lunes, concentrados en Murcia

Médicos, enfermeros, técnicos en emergencias sanitarias y celadores del SUAP (Servicio de Urgencias de Atención Primaria) de Alhama de Murcia han presentado este lunes, frente a las dependencias de la gerencia del 061, un escrito en el que denuncian una serie de deficiencias ante “el olvido y maltrato laboral” al que han sido expuestos desde hace más de una década y “el detrimento para la calidad en el servicio que supone para los usuarios de la sanidad de Alhama”, como afirman en un comunicado presentado a los medios de comunicación.

Los trabajadores del SUAP se han reunido con la gerencia para pedir que solucionen los problemas a los que se enfrentan y que con la pandemia se han agravado: “Llevamos con este problema 13 años ya. Antes había tres o cuatro compañeros de guardia y ahora de plantilla somos mínimo ocho. Las dependencias son pequeñas, viejas y no están adecuadas para albergar las emergencias”, asegura Blanca Ferrer, miembro del SUAP de Alhama.

Entre las quejas que exponen se encuentran el espacio insuficiente de la sala de convivencia SUAP que cuenta con tan solo 16 metros para 8 personas, lo que no permite el cumplimiento de las medidas anti-covid; aseos sin seguridad para los pacientes; el "importante riesgo de contagio" de trabajadores ante los usos compartidos de salas con el centro de salud, en las que se realizan test de antígenos y en las que se mezclan pacientes respiratorios y no respiratorios sin ventilación; inexistencia de recogida adecuada de ropa; el uso de los dormitorios como sala de almacenamiento; taquillas insuficientes e inadecuadas ya que disponen de una por trabajador y no de dos para separar la ropa de calle y la de trabajo, y, la supresión de actividad docente.

La reunión, que ha finalizado sobre las doce y media de la mañana, ha terminado con el entendimiento de las partes y con la propuesta de la búsqueda de una solución para el centro: “Nos han escuchado, que es lo importante. Nosotros les hemos propuesto que de forma más o menos inmediata nos resuelvan el tema, sobre todo a la hora de poder utilizar nuestras estancias para realizar test de antígenos y explorar a pacientes respiratorios”, afirma Blanca Ferrer.

Los trabajadores han propuesto a la gerencia la búsqueda de un local para poder “ubicarse de forma temporal” mientras que esperan la construcción de las nuevas dependencias y así poder garantizar un mejor servicio: “Nos han dicho que era una buena idea y que se pondrían en contacto con el Ayuntamiento para gestionarlo”. 

Etiquetas

Descubre nuestras apps

stats