Tres exdirectivos de Osasuna niegan los amaños de partidos que reconoció el exgerente Vizcay: "Su relato es falso"

Los exdirectivos Antonio Maquírriain, Sancho Bandrés y Jesús María Peralta en una de las sesiones del juicio del Caso Osasuna

Escuchando las declaraciones de los exdirectivos de Osasuna parece que nadie, salvo el exgerente Vizcay, sabía nada sobre los presuntos amaños de partidos, que incluso niegan que se hayan producido. El martes el expresidente Miguel Archanco y el miércoles los exdirectivos Jesús María Peralta, Sancho Bandrés y Antonio Maquirrian han asegurado no saber nada de los presuntos amaños de partidos en Primera División en los años 2012/2013 y 2013/2014 para evitar que Osasuna descendiese de categoría, más allá de un pago de 400.000 euros al Betis para que ganase al Valladolid en mayo de 2014 que consideran "no es ilegal" al tratarse una prima por ganar y no por dejarse perder.

El exgerente de Osasuna Ángel Vizcay reconoce que amañaron varios partidos en Primera División

El exgerente de Osasuna Ángel Vizcay reconoce que amañaron varios partidos en Primera División

Tras las declaraciones del exgerente Ángel Vizcay y el expresidente Miguel Archanco, este miércoles ha sido el turno del exvocal Jesús María Peralta, el extesorero Sancho Bandrés y el exdirector de la Fundación Osasuna, Antonio Maquirriain, así como de los agentes inmobiliarios Cristina Valencia y Albert Nolla acusados de firmar un recibí falso de 900.000 euros, dinero que niegan haber recibido. Los tres exmandatarios del club navarro han seguido la línea del testimonio de Archanco negando los amaños de partidos y contradiciendo así la versión del exgerente Ángel Vizcay, que reconoció el amaño de tres partidos en el año 2013 y otros tres en 2014.

El exdirectivo Jesús Peralta ha afirmado que el relato ofrecido por el exgerente Ángel Vizcay es "absolutamente falso" y ha asegurado que sólo se primó una victoria del Betis al Valladolid en la temporada 2013/2014 para tratar de favorecer la permanencia de Osasuna en Primera. Peralta ha reconocido que al final de la temporada "se me convoca a una junta y se toma la decisión de primarle al Betis por ganar al Valladolid". Peralta ha afirmado que no se plantearon más movimientos de dinero. Ha dicho que un empate contra el Espanyol "no servía para nada" a Osasuna y ha negado que se pagara a jugadores del Betis para que se dejaran ganar contra el club navarro. Para justificar que ese partido no estaba amañado ha señalado que "Osasuna ganó de churro" y que "el portero de Osasuna fue el mejor del partido".

Niega haber hecho el recibí falso de 900.000

Peralta fue señalado directamente por Ángel Vizcay como el responsable de contactar con los agentes inmobiliarios también imputados Cristina Valencia y Albert Nolla para hacer un recibí falso de 900.000 euros que justificara las extracciones de dinero de la cuenta bancaria del club en la cuenta anual. En su declaración ha negado tener alguna responsabilidad en esa gestión y ha asegurado que nunca vio dicho recibí hasta que se lo enseñaron en la instrucción del caso. Según ha relatado, conocía a Valencia porque había colaborado con ella años atrás en asuntos inmobiliarios por "toda España". El entonces presidente de Osasuna, Miguel Archanco, trasladó a Peralta que el club necesitaba poner en valor unos terrenos y se lo comunicó a Cristina Valencia. Según el relato del exdirectivo, se trataba de buscar posibles inversores. Ha afirmado que es "absolutamente falso" que entregara un recibo falso de 900.000 euros a Vizcay.

El tesorero "que no ejercía como tal"

Por su parte el extesorero del club Sancho Bandrés ha alegado que él no ejercía como tesorero a pesar de ostentar ese cargo y que "nadie rendía cuentas en lo económico". "Mi función fundamentalmente era con Hacienda y con los bancos. Yo no estaba en la contabilización de recibos, ni en el cobro, ni en las facturas, yo no estaba en el día a día del club", ha asegurado.

El extesorero se desvincula así de cualquier posible pago a otros clubes para los presuntos amaños de partidos alegando que se centró en los asuntos con Hacienda. "Lo que debía la entidad eran 80 millones de euros, de los que 50 eran con la Administración y unos 14 con entidades financieras. Yo no me desentendí de los temas económicos, yo estaba dedicado a 64 millones de 80 de deuda que tenía el club", ha indicado, para señalar que el día a día del estaba en manos de la gerencia y contabilidad.

Bandrés también ha negado tener información sobre un recibo falso de 900.000 euros para justificar salidas de dinero por esa misma cuantía.

Insultos en la sala

Durante la declaración del exdirectivo, el abogado de Osasuna le ha preguntado sobre varios asuntos relacionados con la contabilidad del club, lo que ha provocado que una letrada de la defensa manifestara que se trata de un asunto que se investiga en otra causa por lo que no correspondía abordar ese tema.

Se ha producido un cruce de intervenciones entre abogados, y, en ese momento, el abogado de la Liga ha tomado la palabra para decir que Archanco le había llamado "gilipollas". La presidenta del tribunal ha señalado que "este procedimiento no es de un juicio americano, eso de 'protesto' que queda tan bien en las películas no forma parte del procedimiento, y no se puede permitir que ninguno de los acusados ni nadie del público se dirija dentro de esta sala insultando a uno de los intervinientes". "Controlen su lengua", ha dicho. Posteriormente su abogada ha pedido disculpas en nombre de Archanco por las declaraciones.

Un simple transportista

El exgerente Vizcay declaró el martes que el encargado de transportar el dinero a Sevilla para pagar al Betis para que ganara al Valladolid era el exdirector de la Fundación Osasuna Diego Maquirriain, que este miércoles ha afirmado efectivamente llevó ese dinero, pero que "nunca" le dijeron que le habían pagado a alguien por un partido ni que nunca acudió a reuniones de la Junta Directiva.

Diego Maquirriain ha señalado que le llamaron un viernes por la mañana para decirle que ese mismo día tenía que llevar el dinero a Sevilla, donde se encontraban el entonces gerente Ángel Vizcay y el directivo Jesús Peralta, quienes, según le trasladaron debían hacer pagos "urgentes" relacionados con Osasuna.

"Alguien tenía que llevar el dinero desde Pamplona porque Vizcay y Peralta ya estaban en Sevilla y Peralta no tenía firma para sacar el dinero allí y se me dice a mí. Si estas dos personas -Vizcay y Peralta- hubieran estado en Pamplona en vez de en Madrid, a mi no se me manda a Sevilla", ha dicho.

Etiquetas
Publicado el
22 de enero de 2020 - 15:07 h

Descubre nuestras apps

stats