El Gobierno de Navarra defiende que la víctima de 'la manada' tenía razón "desde el principio"

Javier Remírez, vicepresidente y consejero de Presidencia del Gobierno de Navarra

El vicepresidente primero del Ejecutivo foral, Javier Remírez, ha expresado este viernes su "respeto" a la decisión de la dirección de la prisión de Cádiz de denegar, hasta en dos ocasiones, el permiso de salida solicitado por José Ángel Prenda, uno de los principales miembros de 'la manada' condenado a 15 años de cárcel por la violación grupal a una joven durante los Sanfermines de 2016. El vicepresidente primero del Gobierno de Navarra, que ejerció de acusación popular durante el juicio junto al Ayuntamiento de Pamplona, ha hecho estas declaraciones después de trascender que el recluso, que cumple cuatro años y tres meses de prisión por este delito, remitió una carta a la Audiencia de Navarra en la que reconoce la violación y pide perdón después de haber negado los hechos durante el proceso judicial y en los últimos cinco años.

"Como Gobierno de Navarra no marcamos una posición definida y no podemos más que manifestar nuestro respeto a esa decisión, ya que, en este caso, esta persona ha sido condenada en base a la aplicación y una normativa penal, que será o no sujeta al tratamiento de su condena con mayor o menor flexibilidad y según lo decidan las autoridades judiciales, y ahí no tenemos mayor opinión", ha indicado a pregunta de los periodistas después de un encuentro mantenido en Bilbao con el vicelehendakari Josu Erkoreka, relacionado con la transferencia de la competencia de Tráfico a Navarra, según recoge Europa Press.

El vicepresidente navarro, en todo caso, ha reiterado el apoyo expresado a la víctima por el Gobierno de Navarra, tal y como ha hecho "desde un principio" y ha hecho "un llamamiento claro a la ciudadanía a evitar este tipo de situaciones y comportamientos desde una política clara de tolerancia cero contra los abusos sexuales". "El Gobierno de Navarra ya dijo, durante el proceso judicial, que la víctima tenía toda la razón y que se produjo una agresión sexual y una violación en conjunto por un grupo de personas que abusaron en una posición de superioridad que quedó clara en la condena y en la sentencia", ha reiterado.

En este sentido, Remírez ha insistido en que la posición política del Ejecutivo navarro es que "solo un sí significa un sí en esta cuestión, y, a partir de ahí, las vicisitudes relacionadas con el ámbito penitenciario, nosotros, como Gobierno de Navarra no podemos más que manifestar nuestro respeto y no marcamos una posición definida". "Lo que decimos y dijimos es que la víctima tenía razón desde el principio y, por tanto, solo queda manifestar, como gobierno, nuestro apoyo a la victima y hacer un llamamiento claro a la ciudadanía a evitar este tipo de situaciones y comportamientos, desde una política clara de tolerancia cero contra los abusos sexuales", ha insistido.

Etiquetas

Descubre nuestras apps

stats