Navarra plantea un escenario sin cierre perimetral ni toque de queda a partir del 9 de mayo

La presidenta de Navarra María Chivite,

El Gobierno de Navarra plantea un escenario a partir del 9 de mayo, una vez decaiga el estado de alarma, en el que en la comunidad foral no habrá cierre perimetral ni toque de queda. A partir de esa fecha las comunidades autónomas deberán contar con el aval de los tribunales superiores de justicia para poder aplicar las restricciones para frenar la pandemia, y en esta ocasión, además, podrán recurrir al supremo en caso de que estos tribunales tumben sus medidas. Con todo, el Ejecutivo de María Chivite descarta por el momento mantener el cierre de la comunidad y la limitación de la movilidad nocturna.

El Gobierno de Navarra trabaja en una fórmula jurídica para aplicar restricciones cuando decaiga el estado de alarma

El Gobierno de Navarra trabaja en una fórmula jurídica para aplicar restricciones cuando decaiga el estado de alarma

El Gobierno foral anunciará este miércoles las nuevas medidas que estarán vigentes a partir del 10 de mayo y según ha podido saber elDiario.es, el plan es comenzar una desescalada de las restricciones en un contexto en el que las cifras de contagios, la incidencia acumulada y la ocupación hospitalaria están en descenso. En un principio se levantarán el cierre perimetral y el toque de queda, y además se retrasará el cierre de los locales de hostelería una hora más, hasta las 22:00. Está previsto que en próximas fechas también se reabran los interiores y se amplíen los aforos.

Pese a que se reabrirá la comunidad foral, al Ejecutivo navarro le preocupa la situación sanitaria de algunos de los territorios colindantes, como por ejemplo Gipuzkoa, donde la incidencia acumulada supera los 700 casos por 100.000 habitantes en los últimos 14 días. Esta situación preocupa al propio lehendakari, Iñigo Urkullu, que hace unos días contactó con los presidentes de las comunidades limítrofes, entre ellas María Chivite, para conocer sus planes a partir del 9 de mayo. En el encuentro telefónico Urkullu planteó a Chivite un escenario más restrictivo manteniendo el cierre perimetral, algo que la presidenta navarra rechazó. La intención del lehendakari es intentar mantener la limitación de las entradas y salidas de Euskadi más allá del fin del estado de alarma, tal y como ha confirmado este lunes el presidente cántabro, Miguel Ángel Revilla, con quien Urkullu también se ha telefoneado.

Salvo Euskadi, el resto de comunidades que limitan con Navarra también apuestan por levantar el cierre perimetral. Es el caso de La Rioja y también de Aragón, donde su presidente, Javier Lambán así lo ha confirmado. Eso sí, Aragón dispone de una ley autonómica que permite al Gobierno aragonés cerrar perimetralmente las provincias en las que los casos de COVID-19 estén disparados. En un escenario de aumento de los casos positivos se podría dar el caso de que el Ejecutivo autonómico confinara las tres provincias, lo que sería de facto un cierre perimetral de toda la comunidad.

Está previsto que este miércoles tras la sesión del Gobierno, el vicepresidente Javier Remírez y la consejera de Salud, Santos Induráin, anuncien las nuevas medidas entre las que no estará el cierre perimetral. Así, a partir del 10 de mayo los habitantes de la comunidad foral podrán volver a salir de Navarra sin necesidad de tener un documento que justifique su desplazamiento por cuestiones laborales, sanitarias o de fuerza mayor. Falta por ver si aquellos territorios que quieren prolongar el cierre perimetral, como Euskadi, logran la autorización de la Justicia.

Etiquetas

Descubre nuestras apps

stats