Navarra solicita a la Justicia prorrogar el toque de queda hasta el 12 de agosto

Vista de la Calle Javier con la Estafeta en Pamplona. EFE/Jesús Diges/Archivo

El Gobierno de Navarra ha solicitado al Tribunal Superior de Justicia de Navarra (TSJN) prorrogar una semana más, hasta el 12 de agosto, el toque de queda el fin de semana, los días festivos y fechas de fiestas patronales en aquellos municipios con mayor incidencia de la pandemia. El Departamento de Salud ya ha enviado a la Sala la propuesta de las localidades que se encuentran en situación de riesgo muy alto, con valores que superan los 250 casos por 100.000 habitantes en 14 días y los 125 en los últimos 7 en las que estaría en vigor esta restricción.

GUÍA | Qué se puede hacer en Navarra hasta el 30 de septiembre

GUÍA | Qué se puede hacer en Navarra hasta el 5 de agosto

El TSJN, que la semana pasada autorizó la prórroga de la limitación de la movilidad nocturna hasta el 5 de agosto, indicando que el Ejecutivo foral debería volver a solicitarlo en caso de querer prorrogar la medida por tratarse de una limitación que "afecta directamente en los derechos fundamentales de las personas", deberá volver a pronunciarse al respecto.

El Gobierno de María Chivite defiende que el toque de queda sigue siendo una medida "necesaria" para evitar la trasmisión del virus argumentando que la incidencia y la presión asistencial en Navarra continúan siendo elevadas. En el informe enviado al TSJN, Salud apunta que la incidencia acumulada en los 7 días continúa descendiendo lentamente (370,56 nuevos casos por 100.000 habitantes), si bien se continúa “en una situación de circulación epidémica con intensidad alta, en riesgo algo o extremo”. "Las positividades siguen siendo elevadas, muy por encima de los índices recomendados. Por otro lado, la variedad Delta, mayoritaria, tiene asociada una mayor contagiosidad", señalan desde Salud Pública.

El Ejecutivo foral también resalta que la situación hospitalaria continúa siendo "complicada", destacando la "sobrecarga" asistencia que están sufriendo los centros de salud y el conjunto de la red hospitalaria. "El estrés de la red de hospitales de Navarra (actualmente con 114 personas ingresadas de las que 21 están en la UCI) es muy relevante teniendo en cuenta, además, la presión de otras necesidades y patologías no COVID-19 que lleva incluso a comprometer el difícil equilibrio entre preservar la actividad ordinaria (demorable y no urgente) y el mantenimiento de la organización de recursos humanos prevista para estas fechas", apuntan.

El Gobierno de Navarra entiende que con el toque de queda entre la 1 y las 6 de la madrugada los fines de semana y días festivos, acompañado del resto de medidas que ya han sido avaladas por la Justicia, se logrará que la incidencia acumulada y la presión hospitalaria continúen descendiendo. "Creemos que sigue siendo una medida necesaria, y de hecho se está demostrando que está siendo una medida eficaz precisamente para evitar escenarios de riesgo de contagios, y ahí están los datos que nos invitan a un prudente optimismo en el sentido de una reducción de los contagios", ha asegurado el vicepresidente del Ejecutivo foral, Javier Remírez.

Etiquetas

Descubre nuestras apps