Navarra Suma pide paralizar la venta del circuito de Los Arcos, impulsado por UPN y con pérdidas millonarias

Imagen de la inauguración del Circuito de Navarra.

El parlamentario de Navarra Suma Carlos Pérez-Nievas ha pedido este martes a la consejera de Cultura y Deporte, Rebeca Esnaola, que el Gobierno de Navarra paralice la venta del ruinoso circuito de Los Arcos, que desde su inauguración en el año 2010 no ha dejado de tener pérdidas económicas y que acumula ya una inversión pública que supera los 70 millones de euros. Hace unos meses, el Ejecutivo de María Chivite anunció su intención de deshacerse de este trazado de velocidad impulsado por el expresidente Miguel Sanz (UPN), siguiendo la recomendación de la Cámara de Comptos, el tribunal de cuentas navarro. Son seis las personas físicas y jurídicas que se han interesado el el circuito, cuya venta el Gobierno quiere cerrar este mismo año.

El portavoz de la coalición de UPN, PP y Ciudadanos Pérez-Nievas ha acusado a la consejera de llevar el proceso de venta con “oscurantismo” y falta de trasparencia y ha solicitado que se paralice el proceso hasta que se aclaren las condiciones y el precio por el que se pretende vender. “No se deshagan de un circuito, que van a regalarlo, tienen que poner en valor una infraestructura que forma parte del activo de esta comunidad, paralicen la venta, es una despatrimonialización inaceptable”, ha exigido el parlamentario de Navarra Suma, quien también ha reclamado que se “vuelva a la gestión que dio resultado”.

La consejera Esnaola ha explicado que el objetivo de la venta es que el trazado “pueda pasar a estar gestionado por un operador especialista en el sector para que le saque más y mejor partido a la infraestructura”. Según ha indicado, “en el caso de que prospere una compraventa, no significará por nuestra parte el darle la espalda al circuito”, que “seguirá siendo una instalación ubicada en nuestro territorio y con potencialidades que hay que aprovechar”, ha aseverado, para indicar que “es importante que el proyecto que nos presenten las candidaturas tengan un reporte positivo en la sociedad navarra”. “Además, NICDO podrá seguir trabajando con las personas compradoras porque sus infraestructuras pueden servir de apoyo para la organización de determinados eventos que trasciendan al circuito”, ha expuesto.

Más de 70 millones de euros de dinero público

Proyectado por la empresa navarra Construcciones Samaniego en los años de bonanza económica, el Circuito de Navarra atrajo desde un primer momento al presidente Sanz que enseguida incluyó al Gobierno de Navarra en el proyecto a través del a Sociedad pública de Promoción de Inversiones e Infraestructuras de Navarra (SPRIN) con una participación inicial de un 45% del capital. Tan solo un año después, en el 2008, SPRIN ya era el principal socio del circuito, con un 95% del capital “debido a la falta de aportación de capital por la parte privada”.

De esta forma, lo que en un inicio estaba presupuestado en seis millones de euros de participación privada, terminó costando 55 millones de euros de inversión pública. A esta cifra hay que sumar el abono de los intereses del préstamo que se solicitó para su puesta en marcha, cifrados en nueve millones de euros, y cinco millones resultado del déficit de explotación. En total, 70 millones de euros de dinero público invertidos en un circuito que nació con la voluntad de dar un impulso económico a las localidades de alrededor, pero que ha terminado siendo una merma económica para las arcas públicas.

Ya en el año 2010 la Cámara de Comptos fue crítico con la actuación del Gobierno foral en esta operación señalando que no existía ningún documento que explicara la decisión de participar en el proyecto con un inversor privado. Constató la falta de definición previa del mismo y remarcó la necesidad de que este tipo de inversiones se soporten siempre en documentos que incluyan los objetivos, indicadores para medir su cumplimiento y plan de viabilidad.

Etiquetas

Descubre nuestras apps

stats