La portada de mañana
Acceder
Los conservadores europeos, en decadencia tras su mínimo en Alemania
Entrevista - Maixabel Lasa: "Perdonar tiene connotación religiosa y yo soy agnóstica"
Opinión - Algo pasa con Escrivá, por Esther Palomera

El Tribunal Superior de Justicia de Navarra autoriza el toque de queda para los fines de semana y días festivos

La presidenta del Gobierno de Navarra, María Chivite

La sala de lo contencioso-administrativo del Tribunal Superior de Justicia de Navarra (TSJN) ha aceptado el toque de queda para los fines de semana y los días festivos que había planteado el Gobierno de María Chivite después de que este martes la sala rechazara aplicarlo durante todos los días en las localidades en "riesgo extremo". El toque de queda entrará en vigor este viernes a medianoche y se alargará hasta las 0.00 horas del 30 de julio, cuando se verá "cómo evoluciona". Se suma, por tanto, al toque de queda ya vigente en Catalunya, Valencia y Cantabria.

Nuevos toques de queda y más límites horarios: la nueva ola de restricciones, comunidad a comunidad

Nuevos toques de queda y más límites horarios: la nueva ola de restricciones, comunidad a comunidad

La medida entrará en vigor esta medianoche para que desde este fin de semana los municipios en riesgo extremo, con una tasa de incidencia los últimos catorce días superior a los 250 casos por cada 100.000 habitantes o 150 casos en los últimos siete, vean limitada la circulación nocturna de 1.00 a 6.00 horas de la madrugada. Además, esta restricción será general cuando coincida con los días festivos de las localidades navarras –incluidas la vísperas–, independientemente de la incidencia de la COVID-19.

En el auto, el TSJN considera el toque de queda "eficaz" para que el virus no se propague más, pues evitará que haya interacción social en las horas nocturnas. “Va a resultar imprescindible para evitar los encuentros sociales que se vienen produciendo de manera generalizada en las principales localidades navarras, pero también en otras de menor población; los llamados ‘botellones’, encuentros en los que por una posible relajación de las medidas preventivas frente al virus se han convertido en el origen de una parte importante de los contagios entre menores de 15 a 30 años, tal y como informa la Jefa de rastreo en su informe”, sostiene.

El pasado 11 de mayo, cuando la sala rechazó la solicitud del toque de queda que hizo el Gobierno de Navarra al finalizar el estado de alarma, el TSJN se decidió porque "la proliferación de los botellones debía ser controlada mediante la aplicación de la legislación ordinaria (ley de seguridad ciudadana y ordenanzas municipales) y no mediante el establecimiento de limitaciones a derechos fundamentales de la ciudadanía". Sin embargo, en este caso, la sala entiende que los botellones son una "nueva forma de ocio" que sustituye a las fiestas patronales y festivales suspendidos actualmente. "A la vista de la prueba aportada a este procedimiento, podemos afirmar que no nos encontramos ante el mismo tipo de actuaciones. Como ponen de manifiesto los informes policiales incorporados, particularmente el de Policía Foral, en los meses de junio y julio se vienen sucediendo reuniones generalizadas, por toda la geografía navarra y en ocasiones masivas de jóvenes en la vía pública, con asistencia ciertamente elevadas, fundamentalmente en horario nocturno y tras el cierre de los locales de hostelería y ocio. Este tipo de reuniones se ha generalizado y se vienen sucediendo tanto en las principales ciudades navarras como en otras de menor población y se producen principalmente los fines de semana y los días en que ciertas localidades hubieran celebrado sus fiestas patronales de no mediar la pandemia”, defiende.

Por tratarse de esta "nueva forma de ocio", los magistrados reiteran que la medida, "pertinentemente acreditada mediante los informes a los que se ha aludido, acredita la imprescindibilidad de la medida propuesta". Así, aseguran que no hay otra medida "menos limitativa" que pueda controlar este tipo de interacción social, en el que se están produciendo contagios entre población que aún no está vacunada y en municipios en los que la incidencia de la COVID-19 es alta. Además, la sala incide en que el adelanto del cierre de la hostelería a la 1.00 de la madrugada no ha sido "suficiente" para evitar la propagación del virus.

El TSJN ha insistido también en que esta medida es "proporcionada" porque no limita la circulación de personas de manera absoluta, puesto que "no se extiende a toda la Comunidad Foral de Navarra, ni a todos los días de la semana, sino sólo a aquellos en los que se producen mayores contactos sociales (sábados, domingos, festivos, vísperas de fiesta y los coincidentes con fiestas patronales), y tiene una vigencia limitada en el tiempo".

141 municipios con toque de queda

De 272 municipios de la Comunidad Foral de Navarra 141 tendrán toque de queda a partir de la medianoche de este viernes hasta el 30 de julio, cuando se revisarán las medidas en vigor. Las localidades con mayor incidencia son Azuelo, Orbara y Lesaka que superan los 10.000 casos de incidencia a 14 días.

Este martes, el TSJN rechazó el toque de queda solicitado por el Gobierno de Navarra que planteaba limitar la circulación de personas en horario nocturno, también de 1.00 a 6.00 de la madrugada, en los municipios que presentaran una tasa de incidencia en los últimos 14 días superior a los 250 casos o 150 en los últimos siete. La sala argumentó que el Ejecutivo no justificó debidamente la medida, ya que mostró los datos relativos "al aumento de contagios, a la situación hospitalaria y a la utilización de los servicios asistenciales de UCI y a la vacunación referidos a toda la Comunidad Autónoma", pero no concretó la lista de municipios que quedarían afectados ni sus tasas de contagios, por lo que la sala se vio "imposibilitada para realizar el triple juicio antes indicado" y no pudo "pronunciarse sobre si la limitación del derecho fundamental de libre circulación de los ciudadanos es medida idónea, y sobre todo si es necesaria en el sentido de imprescindible para la finalidad pretendida frente a otras menos gravosas y proporcionada a las circunstancias de esas localidades”.

Asimismo, en mayo, cuando finalizó el estado de alarma, el TSJN también desestimó la solicitud de aplicar un toque de queda en la comunidad foral, pese a que la sala defendió en su día la "eficacia" de la medida, por no verlo "proporcionado". En aquel momento, Navarra tenía una tasa de incidencia de la COVID-19 de 269 casos. Ahora, al contrario, roza el millar.

Si bien el TSJN rechazó el toque de queda este martes, sí aceptó el resto de medidas que planteaba el Gobierno foral en el paquete. Así, hasta las 0.00 horas del 30 de julio, no se pueden celebrar comidas populares ni 'kalejiras' o pasacalles. También quedaron prohibidos los eventos taurinos en la calle. Estas medidas fueron autorizadas por estimarlas "idóneas, necesarias y proporcionadas" para poder para contener la actual propagación del virus.

síguenos en Telegram

Etiquetas

Descubre nuestras apps