La portada de mañana
Acceder
Los gobiernos europeos imponen la vacunación para intentar frenar la COVID
La derecha monta otra teoría de la conspiración contra el Gobierno
Opinión - Difusores de bulos, acreditados como prensa, por Rosa María Artal
Noticia de agencia

Noticia servida automáticamente por la Agencia Europa Press

Esta información es un teletipo de la Agencia Europa Press y se publica en nuestra web de manera automática como parte del servicio que nos ofrece esta agencia de noticias. No ha sido editado ni titulado por un periodista de eldiario.es.

Descienden un 34% las faltas y delitos atendidos por la Policía Foral en zonas rurales en el último año

EUROPA PRESS

PAMPLONA —

Concretamente, entre julio de 2013 y julio de 2014 la Policía Foral ha conocido la comisión de 376 faltas y delitos contra el patrimonio en zonas rurales, mientras que en 2012 se contabilizaron 571 hechos de este tipo, según ha informado el Gobierno foral en un comunicado.

En esta iniciativa han participado las siete comisarías de la Policía Foral, que han realizado patrullajes preventivos y han divulgado una serie de consejos de seguridad entre ganaderos y agricultores.

Los agentes también han realizado controles en vías de comunicación, chatarrerías, centros de reciclaje y de venta de productos de segunda mano, todo ello en coordinación con otras Fuerzas y Cuerpos de seguridad.

BALANCE DEL PRIMER AÑO

La Policía Foral comenzó en julio de 2013 una campaña de prevención de robos en zonas rurales. Su duración inicial era de un año, pero ha decidido prorrogarla.

Por comisarías, se ha detectado un descenso generalizado del número de faltas y delitos contra el patrimonio en todas ellas salvo en la de Sangüesa, donde los hechos penales conocidos han pasado de 15 en 2012 a 25 durante la campaña. El descenso más acusado, del 66,4 por ciento, se ha detectado en la zona de influencia de la comisaría de Estella, seguida por la de Elizondo, un 57,1 por ciento.

A lo largo de la campaña, los hechos penales conocidos por la Policía Foral más habituales, como en ocasiones anteriores, han sido los robos con fuerza (el 47,6 por ciento), los hurtos (23,4 por ciento) y los daños (20,2 por ciento).

Todos ellos han disminuido en este periodo, en concreto, los robos un 27,5 por ciento, los hurtos un 43,9 por ciento y los daños un 45,7 por ciento.

En cuanto al lugar donde se han producido estos hechos, se han incrementado un 50 por ciento los cometidos en zonas naturales (han pasado de 20 a 40). Sin embargo, se han reducido en vías interurbanas (64,7 por ciento), explotaciones agrícolas (un 50,7 por ciento) y ganaderas (un 35,2 por ciento). Los robos en casetas de campo siguen siendo los más numerosos (168 hechos), aunque se han reducido un 17,6 por ciento respecto a 2012.

Respecto al momento en el que se han cometido estos delitos y faltas contra el patrimonio, la Policía Foral ha constatado que la mayor parte (un 62,2 por ciento) se han producido en horario diurno (entre las 8 horas y las 24 horas).

Se trata de un cambio de tendencia respecto al año anterior, en el que un 28,4 por ciento se producía en este tramo horario. El día de la semana en el que más hechos suceden son los jueves, seguidos por el fin de semana. Entre jueves, sábado y domingo se concentran un 46,5 por ciento de los delitos.

EL TRABAJO DE ALGUNAS COMISARÍAS

A modo de ejemplo, la comisaría de Alsasua ha llevado a cabo en el marco de esta campaña más de 1.460 controles en cascos urbanos, zonas residenciales y explotaciones ganaderas y agrícolas, y ha realizado una veintena de inspecciones en chatarrerías y otras 60 en mercadillos.

Sus agentes también han divulgado la campaña entre una decena de colectivos, a todos los ayuntamientos de la zona y a diversos establecimientos relacionados con el medio rural: comercios de productos agrícolas y ganaderos, servicios veterinarios, locales de venta de herramientas, etc.

Por su parte, la comisaría de Tudela ha realizado, en coordinación con la Guardia Civil, el Cuerpo Nacional de Policía y las policías locales de esta ciudad y de Corella, 50 inspecciones en chatarrerías y 4.000 patrullajes preventivos por zonas rurales. Asimismo, ha recogido 218 denuncias en el lugar donde ocurrieron los hechos.

Por último, la comisaría de Elizondo se ha centrado en la seguridad de las granjas de su entorno. Los policías han visitado explotaciones del Alto Urumea, Anue, Baztan, Cinco Villas, Lantz, Malerreka, Odieta y Ultzama. Este contacto directo con ganaderos y agricultores ha permitido incrementar la seguridad en el ámbito rural, en el que se han reducido en más de un 57,1 por ciento los hechos penales denunciados respecto al año 2102.

MEDIDAS DISUASORIAS

La Policía Foral aconseja a la ciudadanía que reside en los entornos rurales de Navarra que adopten una serie de medidas disuasorias para prevenir la comisión de robos en estas áreas.

Entre ellas destaca la recomendación de no dejar las llaves puestas en la maquinaria estacionada ni objetos de valor a la vista. También es necesario mantener precauciones ante aquellas personas sospechosas o desconocidas que transiten por la zona sin realizar ninguna actividad aparente.

En cuanto a los vehículos desconocidos, es conveniente memorizar tanto la matrícula como otros detalles que ayuden a una posible identificación posterior. Asimismo, los agentes insisten en la necesidad de que los ciudadanos avisen a la Policía Foral, a través del teléfono de emergencias 112, ante cualquier sospecha que perciban.

Etiquetas

Descubre nuestras apps

stats