eldiario.es

9

El PSE-EE se desmarca del PNV por "coherencia" y vota con la oposición contra la tibieza en el 'caso Margüello'

El Parlamento saca adelante una nueva resolución que reclama al Gobierno máxima exigencia en la depuración de responsabilidades por las irregularidades en la contratación de servicios sanitarios

Fueron los socialistas los que denunciaron el caso desde el Gobierno y su portavoz asegura "desconocer" los motivos por los que los letrados del Ejecutivo no acusan a los tres imputados

El doctor José Carlos Margüello

El doctor José Carlos Margüello EFE

La sangre no va a llegar al río pero el PSE-EE, por primera vez en lo que va de legislatura, ha votado este miércoles en el Parlamento Vasco de la mano de la oposición y contra su socio de Gobierno, el PNV, en defensa de una política de máxima exigencia en el denominado ‘caso Margüello’, las presuntas irregularidades en contrataciones sanitarias ocurridas durante el Gobierno de Juan José Ibarretxe. EA e IU, hoy integrados en EH Bildu y Elkarrekin Podemos y parte de aquel Ejecutivo del PNV, también han denunciado la gravedad de ese caso de “corrupción” del que próximamente se celebrará el juicio, en el que están procesados tres altos cargos de Sanidad cercanos al consejero Gabriel Inclán acusados del desvío de 6,8 millones de euros para beneficiar a empresas privadas de uno de ellos, el doctor José Carlos Margüello.

La portavoz socialista en la comisión de Salud, Natalia Rojo, ha apelado a la “coherencia” de su partido en el ‘caso Margüello’. Fue el consejero de Patxi López Rafael Bengoa el que denunció este caso en 2009. Y fueron los socialistas, ha enfatizado Rojo, los que, de la mano de otros partidos, impulsaron una comisión de investigación en la Cámara vasca que en 2011 certificó las irregularidades en la externalización de servicios sanitarios entre 1996 y 2009.

Se da la circunstancia de que los letrados del Gobierno vasco, dependientes del consejero Josu Erkoreka, han renunciado a solicitar penas de prisión para los acusados mientras la Fiscalía reclama penas de hasta 11 años de cárcel por graves delitos económicos. “Queremos que el Gobierno, que en su momento puso los hechos en conocimiento de la Fiscalía, colabore con la Justicia”, ha subrayado Rojo, que ha dicho “desconocer las razones” por las cuales su socio de coalición, el PNV, no ha formulado acusación contra los imputados. “Sé que ha ocurrido en otros casos –ha añadido en velada referencia al ‘caso De Miguel’- pero ya no hay marcha atrás y queremos que el Gobierno vuelque su esfuerzo en recuperar hasta el último céntimo”.

La iniciativa para que el Parlamento recordara al Gobierno que ha de ser inflexible en el ‘caso Margüello’ ha partido de la bancada del PP. Laura Garrido, que en su día presidió la comisión de investigación, ha recordado las “irregularidades reiteradas en el tiempo en procesos de contratación” del área de Salud y ha lamentado el “cante” del PNV al ser el único partido en no sumarse a una resolución que reclamaba simplemente el cumplimiento estricto de las conclusiones y recomendaciones de aquella investigación parlamentaria.

Más vehementes han sido los portavoces de Elkarrekin Podemos y EH Bildu, que han tenido como portavoces a miembros de dos partidos, IU y EA, que eran parte del Gobierno tripartito de Ibarretxe cuando se produjeron estos hechos. Desde Elkarrekin Podemos, Jon Hernández ha llamado “pequeño grupo mafioso” a los imputados y ha criticado la tibieza del PNV contra la corrupción. Y, por parte de EH Bildu, Eva Blanco ha asegurado que “esto es un gran ovillo y que [el ‘caso Margüello’] sólo es la punta del hilo”. Ha felicitado también al PSE-EE por su “coherencia” en la materia.

Por parte del PNV ha tomado la palabra Gotzone Sagardui. Ha reiterado que el Gobierno está colaborando con la Justicia –el actual consejero de Salud, Jon Darpón, firmó una carta en la que negaba la existencia de cualquier irregularidad y que criticaba la comisión de investigación parlamentaria- y que aunque el Ejecutivo no formule acusación contra los imputados sí recuperará “hasta el último céntimo” del dinero desviado si hay una sentencia que acredite los hechos.

Ha reiterado también que el compromiso de su partido contra la corrupción es incuestionable. Ha citado que el Gobierno de Iñigo Urkullu impulsó un código ético para todos sus altos cargos y que fue la oposición la que impidió que el Parlamento aprobara una Ley de Transparencia. Mencionaba un proyecto que fue retirado por el Gobierno ya que no había consenso en torno a un texto conjunto sobre Administración y Transparencia.

El ‘caso Margüello’ volverá al Parlamento este viernes. El PP, de nuevo Garrido, interpelará al lehendakari por este asunto en la que será la primera sesión de control al Gobierno en ocho meses que celebrará la Cámara. No es la primera vez que comparece Urkullu por este asunto. En su anterior intervención parlamentaria rebajó el alcance del caso ya que, a su entender, “no pudo producir perjuicio económico al Gobierno”.

Muy Bien, has hecho Like

¿Qué tipo de error has visto?
¿La sugerencia que quieres realizar no está entre estas opciones? Puedes realizar otro tipo de consultas en eldiario.es responde.
Error ortográfico o gramatical Dato erróneo

¡Muchas gracias por tu ayuda!
El equipo de redacción de eldiario.es revisará el texto teniendo en cuenta tu reporte.

Comentar

Enviar comentario

Comentar

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha