eldiario.es

9

De Miguel, un hombre del Renacimiento

En su intento de justificar todos los negocios sospechosos de corrupción, el ex 'número dos' del PNV de Álava se ha dibujado como asesor de urbanismo, cultura, calidad o energía mientras ocupaba cargos públicos o de partido

El caso vasco de corrupción se aplaza al 15 de octubre para cerrar un acuerdo

Alfredo de Miguel, con su abogado Gonzalo Susaeta EFE

"¡Hacía muchos años que no veía una cosa tan amable!", ha ironizado Jaime Tapia, el presidente del tribunal que, en la Audiencia Provincial de Álava, juzga el 'caso De Miguel'. El magistrado ha puesto voz a una sensación muy generalizada entre los presentes en la segunda sesión en que ha declarado el principal acusado, el ex 'número dos' del PNV de Álava, Alfredo de Miguel, mano a mano con su abogado, Gonzalo Susaeta, en una escenificación muy trabajada incluso en los términos, conceptos e ideas que había que lanzar tanto a esta sala como, en palabras de un abogado, al Tribunal Supremo, en vistas a un posible recurso. "Se complementan mutuamente", ha apostillado Tapia sobre los largos alegatos del letrado aderezados con divagaciones del político, que este martes presentaba problemas de garganta. "Hacemos un buen equipo", se ha justificado Susaeta tras unas seis horas de declaración entre lunes y martes en las que la idea-fuerza era demostrar que todas y cada una de las operaciones y negocios sospechosos eran de todo menos irregulares y que quien todos conocen como Txitxo no sólo no se enriqueció, sino que ha ido perdiendo tiempo y dinero, incluso hasta el punto de ir poniendo de su bolsillo para cubrir deudas.

La consecuencia de todo ello es un De Miguel que se ha presentado como un auténtico hombre del Renacimiento. Con formación en informática -licenciatura y máster-, la declaración ha dibujado a una persona hiperactiva. Hasta agosto de 2007, cuando fue nombrado diputado de Administración Local y Equilibrio, dirigía la sociedad pública de Sprilur Aiara Haraneko Industrialdea (polígonos industriales del Valle de Ayala), que a su vez abarcaba la zona de Orduña. Asimismo, era secretario del Araba Buru Batzar del PNV, la mano derecha del presidente Iñaki Gerenabarrena (no ha mencionado que dirigía la sociedad instrumental Landaburu Etxea, ideada para la gestión de la nueva sede de Vitoria). Igualmente, era profesor en la Universidad de Deusto -no ha especificado de qué-.

Iosu Arruti padre y Iosu arruti hijo, a su llegada al juzgado.

Josu Arruti, con su padre del mismo nombre NURIA GONZÁLEZ

En paralelo, tenía una intensa actividad mercantil desde que en 2005 creó Kataia Consulting con sus compañeros de partido Koldo Ochandiano y Aitor Tellería, aunque sus tres esposas ejercieron de testaferros. Se trataba de una empresa ideada para hacer "auditorías energéticas", según ha explicado De Miguel -y refrendado Tellería-. Pero su primer encargo fue en materia de Urbanismo.

Txitxo, a quien la alcaldesa de Zambrana (María Justina Angulo) había llamado para impulsar un polígono industrial, había situado a su amigo Josu Arruti -aunque ahora podría ser uno de los que le incrimine- como intermediario para captar inversores. Si el 29 de septiembre de 2005 Arruti cerró un acuerdo a través de su empresa Sidepur por valor de 3 millones con los catalanes de Construcciones Riera por un supuesto asesoramiento, en 24 horas Kataia Consulting tenía en camino ya 130.000 euros.

¿Una comisión para quien luego impulsaría políticamente la operación? "No". La versión de la Fiscalía es falsa, según ha repetido. Arruti confió en De Miguel porque semanas atrás le había elaborado unas "notas" sobre el proyecto y su desarrollo. Así las cosas, Riera, un grupo potente y con numerosas filiales, realizó una doble subcontrata para que una empresa recién creada en Álava les ayudara a constituir una SL de 3.006 euros (Riera Urbanizer) y también para realizar informes de impacto ambiental.

Como no tenían los medios para hacerlo, Kataia Consulting realizó otras dos subcontratas. Una de ellas fue a Urazca, un protagonista inesperado en este juicio del 'caso De Miguel'. A los "técnicos" de otra gran empresa les interesó la oferta de Kataia Consulting y aceptaron ser dirigidos y coordinados por el propio Txitxo, según ha explicado, y por Tellería, que "capitaneaba" la parte de Zambrana en Kataia Consulting aunque, al mismo tiempo, había sido contratado directamente por Riera como delegado en Álava.

¿Y existe la documentación de esos trabajos? "No". De Miguel ha indicado que lamentablemente mucha se perdió al cerrar la oficina de Kataia Consulting cuando se quedó sin clientes -"lo que no íbamos a hacer era aparecer en casa con cajas"-. Pero Arruti, en Sidepur, ¿conservará copias? "No", se perdieron en una inundación. ¿Y las de Tellería? "No", las destruyó al enfadarse por su detención e imputación en dos casos, el actual y el de presunto espionaje del que fue absuelto en 2013. 

Pero Kataia Consulting no sólo tuvo ese proyecto. También el Gobierno vasco les hizo tres adjudicaciones desde el área de Juventud, dirigida por su también amigo Xabier Sánchez Robles. El primero era un informe de análisis sobre el programa Juventud Vasca Cooperante. El Ejecutivo dice que no consta que se realizara aunque se cobró (unos 11.000 euros) y en la causa han aparecido hasta tres versiones del mismo documento. Sobre la que aportó De Miguel pesan sospechas de plagio y sobre la segunda de Sánchez Robles, sellada en el Gobierno, que sea "fabricada" porque no consta ese sello en el registro

De Miguel, entre proyectos urbanísticos, sus dos Industrialdes, Deusto y el partido sacó tiempo para hacer un informe de Juventud. "El texto y el análisis lo realizo yo. Conozco el tema de los cooperantes... He sido responsable de Juventud de EGI, las Juventudes del PNV. He sido monitor de tiempo libre y responsable de campos de trabajo", ha argumentado. Curiosamente, en los aspectos más informáticos, "maquetación y mecanización", ha indicado que le echó una mano su hermana Aintzane, contable de Kataia Consulting y de todas las empresas de su órbita. Igualmente, despachaba regularmente con su prima, Ana Rodríguez, para implementar un sello ISO de calidad en la empresa Construcciones Loizate, de su también amigo Echaburu.

En agosto de 2007, sin embargo, De Miguel cambia de registro. Deja formalmente la vida interna del partido, también los Industrialdeak de Sprilur, y es nombrado diputado. ¿Sus competencias? Relaciones con los ayuntamientos, inversiones locales, Urbanismo, bomberos, ... También es vicepresidente segundo de la Caja Vital y miembro de varios consejos de administración debido a sus cargos, como el del parque tecnológico de Miñano, entre otros.

En aquella época, su actividad mercantil desciende, pero no desaparece. Eskalmelo, por ejemplo, sigue activa y es de aquella época la denuncia de una empresaria, Ainhoa Alberdi, que asegura que en su despacho de la Diputación el político le exigió una comisión de 100.000 euros. También gestionaba una compraventa de suelo en Fruniz, el alquiler de una casa en Vitoria, las obras de otra en Gorliz, unas fincas para instalar un parque solar en la Rioja Alavesa, ... Sin embargo, todavía sacaba tiempo para pasar las tardes en un restaurante de Sondika y quedarse a echar una partida de mus con amigos, como el padre de Alberdi, al que le recordaron él y Tellería la deuda de su hija

El juez Tapia, el único además de su abogado que ha preguntado a De Miguel por su negativa a colaborar con la Fiscalía y el resto de partes, se ha mostrado sorprendido con esta hiperactividad. Sus respuestas han sido las únicas no guionizadas e improvisadas por Txitxo:

Tapia: Usted de alguna manera ha demostrado conocimientos de muchos ámbitos. Lo mismo sabía de Urbanismo, cultura, ... ¿Era informático no?

De Miguel: Sí.

T.: Parece que usted estaba en una serie de actividades...

D.M.: Tampoco eran tantas actividades...

T.: Lo mismo le daba un tema del Gobierno que calidad... han tocado diferentes temas.

D.M.: Es la experiencia de la vida... Tuve una época que me dediqué a juventud y cultura, otra a la informática y a la calidad. Me he dedicado a la Industrialdea, a la Administración Pública, al Urbanismo, a todo el tema de Bomberos y eso... Cuando me implico, intento aprender y hacer bien lo que hago.

En la larga declaración tan importante como las declaraciones han sido algunas omisiones. El tándem Susaeta-De Miguel, por ejemplo, ha orillado su teoría esgrimida en 2011 de que los movimientos económicos opacos se justificaban porque estaba amenazado por ETA, extremo que desmontó rápidamente la Policía Nacional a instancias del instructor, Roberto Ramos. No ha llegado a decir, como también hizo en 2011, que sintió que la Ertzaintza intentó "atentar contra su vida" cuando le arrestaron en marzo de 2010. Sin embargo, su abogado y él sí han acusado a los agentes de llevarse de su casa en los registros más material que el relacionado con el caso, hasta un DVD con cosas personales sobre su hijo de 8 años. Los agentes, durante sus declaraciones en el juicio, ya explicaron que ocurrió justo lo contrario, que dejaron allí por ser garantistas material que luego podría haber sido de utilidad. Además, el político no ha podido negar que los agentes en todo momento se coordinaron con una secretaria judicial de Ramos y que ésta embolsó y numeró los objetos decomisados.

"Intentaré justificar que no tienen razón quienes me incriminan"

La tensión es creciente en el 'caso De Miguel'. La incertidumbre sobre el alcance del acuerdo alcanzado por la Fiscalía con ocho imputados, que verán rebajada su petición inicial de condena al colaborar y reconocer los hechos de los que se le acusa, principalmente relacionados con la recalificación de Zambrana, es cada vez mayor. Un letrado de los dispuestos a colaborar ha manifestado este martes a este periódico que sigue adelante con su intención, pero a la vez se han celebrado después del juicio reuniones entre el ministerio fiscal, representado en este juicio por Josu Izaguirre y Manuel Pedreira, y al menos dos letrados para concretar los términos del pacto de conformidad. Si no se retractan de lo que Izaguirre ha definido como "pacto entre caballeros", aunque hay alguna 'dama' con un papel destacado en las negociaciones, es probable que incriminen a De Miguel y desmientan la versión que ha ofrecido en estas dos jornadas de declaración. El juez Jaime Tapia le ha preguntado expresamente por qué creía que podía ocurrir eso y Txitxo no ha sabido responder mientras su abogado hacía "aspavientos" de protesta, según el magistrado. "Intentaré justificar que no tienen razón", se ha limitado a reseñar. 

Muy Bien, has hecho Like

¿Qué tipo de error has visto?
¿La sugerencia que quieres realizar no está entre estas opciones? Puedes realizar otro tipo de consultas en eldiario.es responde.
Error ortográfico o gramatical Dato erróneo

¡Muchas gracias por tu ayuda!
El equipo de redacción de eldiario.es revisará el texto teniendo en cuenta tu reporte.

Comentar

Enviar comentario

Comentar

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha