eldiario.es

9
Menú

Una vitoriana de 'Cinco Jotas'

La joven promesa de la gastronomía Claudia García Ascacibar se ha proclamado ganadora del Cinco Jotas Cooking Challenge, certamen celebrado en el Basque Culinary Center y cuyo jurado presidía el chef Pedro Subijana

- PUBLICIDAD -
Claudia García Ascacibar se proclama ganadora de la tercera edición del Cinco Jotas Cooking Challenge

Claudia García Ascacibar se proclama ganadora de la tercera edición del Cinco Jotas Cooking Challenge Cinco Jotas

El Basque Culinary Center (BCC) es productor de futuros chefs y hogar de innumerables eventos y concursos. El último se celebró el 29 de noviembre, una iniciativa de la reconocida marca Cinco Jotas organizada junto con el centro: el Cinco Jotas Cooking Challenge. El objetivo de esta tercera edición fue encontrar la mejor receta cuyo protagonista fuese, precisamente, el rey de la gastronomía española:  el jamón. Los participantes fueron alumnos de tercero del Grado en Gastronomía y Artes Culinarias; el premio, una beca para cubrir un año de estudios en el BCC; la ganadora, la vitoriana Claudia García Ascacibar.

El reto nació con el objetivo de  premiar el talento y la creatividad de jóvenes promesas de la gastronomía. Los platos participantes, inspirados en chefs o técnicas internacionales, debían tener en común el jamón de bellota 100% ibérico Cinco Jotas, el producto icónico más apreciado internacionalmente. La creación de García se hizo con el paladar del jurado, que proclamaron ganador su 'Keizaki Ibérico'.

Un jurado nada fácil que presidía el chef  tres estrellas Michelin Pedro Subijana. Le acompañaron la periodista gastronómica Cristina Rodríguez, el profesor del BCC Adrián Leonelli y el Director General de Restaurantes & Enoturismo del Grupo Osborne, empresa propietaria de Cinco Jotas, Ignacio de la Torriente. 

El jurado del Cinco Jotas Coocking Challenge fue presidido por el chef tres estrellas Michelin Pedro Subijana

El jurado del Cinco Jotas Coocking Challenge fue presidido por el chef tres estrellas Michelin Pedro Subijana

A pesar de ser valorada por personas de categoría, Claudia García se hizo con el premio en la final del concurso. Su plato contenía tres elaboraciones diferentes que se inspiraban en la gastronomía japonesa e incorporaban la joya ibérica: una 'gyoza' , un falso  'niguiri'  y un  'maki' .

Lo que cautivó al jurado fue precisamente la conceptualización y creatividad del plato, la armonía de sus ingredientes, la ejecución, el emplatado y la presentación oral, entre otros. Aunque "todas las propuestas estuvieron a la altura, demostrando el gran talento de estas jóvenes promesas, así como la infinidad de posibilidades que ofrece el Jamón Cinco Jotas para incorporarlo a la alta gastronomía", fue la vitoriana la que consiguió una beca de un año para continuar sus estudios.

El trabajo de sus compañeros también fue puesto en valor:  el gallego Iago Lousa fue reconocido por ser el más votado en las redes sociales por su receta 'Tartar de Jamón Cinco Jotas con guisantes'. Ignacio Ballesteros Martínez, con su 'Capricho de chocolate con Jamón Cinco Jotas', fue el más votado por el público asistente a la gala. En el concurso también participaron André Jiménez Mella, con el plato 'Crema de bellota con cigala envuelta en jamón y en hoja de shiso verde', y Blanca Carrillo Almoguera, con su creación 'La dulzura del Jamón Cinco Jotas'.

El plato

'Keizaki Ibérico', creación de la vitoriana Claudia García Ascacibar

'Keizaki Ibérico', creación de la vitoriana Claudia García Ascacibar Cinco Jotas

'Keizaki ibérico' fue la creación que le dio la victoria a Claudia García. En él, la promesa vitoriana de la gastronomía presentó tres elaboraciones que, inspiradas en la gastronomía japonesa, integraban el Jamón Cinco Jotas a la perfección.

La gyoza , empanadilla típica japonesa, incorporaba una salsa  'hoisin' , setas  'shiitake'  y codillo ibérico Cinco Jotas. El falso  'niguiri'  sustituía al tradicional arroz a base de chipirón. Sostenía un gel de limones asados y miel y, emulando la rodaja de atún, una loncha de jamón. El producto tomaba protagonismo en el  'maki' , donde reemplazaba al alga nori. El arroz, aderezado con una salsa de aguacate y wasabi, incorporaba también espárrago verde cocinado al vacío en aceite de oliva y unas perlas de tomate y tomillo.

El resultado: un perfecto ejemplo de la incorporación del producto -todo un tesoro patrimonial que se comercializa en más de 35 países- a la alta cocina internacional. El Cinco Jotas Cooking Challenge es uno de los proyectos con los que la marca precisamente se implica en la formación de las futuras promesas de la gastronomía, reivindicando la importancia del uso de productos de la más alta calidad. 

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha