eldiario.es

9

Las feministas también ríen

Existe el mito, muy extendido por cierto, de que somos seres amargados, tristes y con un odio profundo hacia la otra mitad del mundo…

¿Hay vida en Marte? ¿A que huelen las cosas que no huelen? ¿Dónde van los calcetines que se pierden en la lavadora?, ¿Arias Cañete es una persona? ¿Las feministas tienen sentido del humor? A las primeras preguntas no puedo responder. Seguid dando vueltas a tan relevantes cuestiones. A la última pregunta, si. Puedo abriros los ojos: las feministas nos reímos y mucho. 

Existe el mito, muy extendido por cierto, de que somos seres amargados, tristes y con un odio profundo hacia la otra mitad del mundo… Que nuestros días y nuestras noches las pasamos maldiciendo el patriarcado y leyendo a Judith Butler, Betty Friedan o Simone de Beauvoir… También están aquellas personas que nos imaginan practicando abortos clandestinos en cuevas y conspirando para lograr la castración química universal…

Hay quién va más allá y piensa que nos hace falta un buen “pollazo” o nos dicen aquello de “hay que tener más sentido del humor, mujer”, cuando no te hace gracia que utilicen tus pechos para hacer sorna con sus amigotes.

Por suerte, cada vez son más las personas que saben que las feministas también nos reímos a carcajadas y, muchas veces, de nosotras mismas. Alicia Murillo, el azote de los novios heteroaburridos, lo ha demostrado en su espacio 'El conejo de Alicia', tocando también los debates feministas que más escuecen:

Y… ¿A qué huelen los penes? Alicia invitó a contestar esta pregunta a varias feministas que nos dejan perlas como "A tope con el lubricante de fresa":


Al otro lado del charco, Ellen Degeneres, feminista y lesbiana, abofetea con guante blanco y fino a la sociedad estadounidense. Y lo hace con sentido del humor. “Hemos estado usando bolígrafos para hombres todos estos años”.

Volvemos a la piel de toro y navegamos por Internet para encontrar a Filósofa Frívola, que desde su blog, su cuenta en Twitter y otros espacios, repasa hasta las fechas más señaladas del calendario feminista. Feminismo revolucionario con peluca.

Ella, Filósofa Frívola, como esa marca de ropa colorista, también tiene un plan: “colectivizar, la revolución es chula”.

Desde Argentina, Malena Pichot, saltó de Youtube a MTV con La loca de Mierda.

“No puedo creer que hayamos llegado a un punto en el que nos cuesta dinero tener un coño. Nos están obligando a pagar por el cuidado y mantenimiento de nuestra entrepierna como si se tratara de un jardín de la comunidad. Es un impuesto oculto. El IVA del coño”.

Esta es una frase de “Como ser Mujer”, el libro superventas de Catlin Moran, la columnista más famosa de Reino Unido. Con desvaríos como este, repasa con desparpajo y hasta agradable frivolidad el feminismo de andar por casa.

Total. Que, entre manifestación y manifestación, entre congresos, asambleas, talleres de autodefensa y recogida de firmas contra la reforma de la Ley del Aborto de Gallardón, también encontramos tiempo, y mucho, para echarnos unas risas. Todas las que podemos, al menos yo.

Y cuando nos ponemos en plan cachondo suele pasar que nos echan la bronca. Un ejemplo es el artículo que publicó Pikara hace días: "Beneficios del sexo lésbico"

En él se incluían afirmaciones como que los fluidos vaginales tienen un efecto reafirmante en la piel. Los comentarios de heterosexuales indignadazas e indignados poniendo el grito en el cielo aparecieron como setas. Tildaban a la autora de arrogante por transmitir que el sexo lésbico era mejor que el heterosexual y también incluso transfóbica por no referirse a que las trans pueden ser lesbianas. Entonces la pregunta es: ¿A quién le falta sentido del humor?

Otra muestra de esta esquizofrenia son los comentarios que recibe 'Salida de socorro', una sección en la que María Unanue vuelca sus “neurosis” en tono tragicómico. Le acusan de falta de rigor. ¿Hola? Aún hay más; Alicia Murillo ha recibido amenazas por sus vídeos.

Esto es un sin vivir. A las mujeres feministas se nos pide que tengamos sentido del humor ante el patriarcado, que nos partamos de risa con los chistes machistas, pero cuando nosotras hacemos humor crítico y subversivo, el auditorio se queda mudo.

No quiero despedirme sin antes hacer un homenaje a los memes feministas que invaden las redes sociales y que tan bellos momentos me han regalado:

Después de todo esto: Si no me río contigo no me digas eso de “ríete un poquito más guapa”, a lo mejor no tienes ninguna gracia. 

---

Te puede interesar:

Cómicas televisivas, revolución a carcajadas, de Mar Gallego

El Conejo de Alicia, de Alicia Murillo.

Salida de Socorro, de María Unanue.

Muy Bien, has hecho Like

¿Qué tipo de error has visto?
¿La sugerencia que quieres realizar no está entre estas opciones? Puedes realizar otro tipo de consultas en eldiario.es responde.
Error ortográfico o gramatical Dato erróneo

¡Muchas gracias por tu ayuda!
El equipo de redacción de eldiario.es revisará el texto teniendo en cuenta tu reporte.

Comentar

Enviar comentario

Comentar

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha