2021 acaba con 1.004 muertes por accidentes de tráfico, la segunda menor cifra de la historia

El ministro del Interior, Fernando Grande Marlaska.

Elena Herrera


2

El año pasado fallecieron en accidentes de circulación un total de 1.004 personas. La cifra supone un descenso del 9% respecto a 2019 –cuando los siniestros de tráfico se cobraron la vida de 1.101 personas–, pero debe ponerse en contexto, pues hasta el 9 de mayo estuvo en vigor el estado de alarma que limitó desplazamientos entre comunidades autónomas e incluso dentro de las mismas.

Radiografía del homicida al volante: hombre, español, en la mitad de la treintena y gran consumidor de alcohol

Radiografía del homicida al volante: hombre, español, en la mitad de la treintena y gran consumidor de alcohol

Menos comparables son todavía los datos del mismo período en 2020, cuando un confinamiento estricto recluyó a los ciudadanos en sus casas durante parte de la primavera. Entonces se registraron 870 fallecidos. Los datos publicados este viernes contabilizan las víctimas registradas en las 24 horas siguientes a los siniestros y solo en vías interurbanas. 

No obstante, se trata de la segunda mejor cifra desde que se tienen registros (1960) sólo por detrás del “extraño” 2020, si bien se produce también en un contexto de reducción de la movilidad. En relación a 2019, los desplazamientos por carretera se redujeron durante el pasado año un 8%, si bien la movilidad sí comenzó a recuperarse a partir del verano. Aunque por la mínima se ha vuelto a rebasar el millar de muertos en vías interurbanas. No obstante, hace diez años los fallecidos en estas vías alcanzaron los 1.484. Entonces, se producían 4,1 fallecidos al día, índice que en 2021 fue de 2,8. 

“Hemos mantenido la tendencia de reducción de siniestralidad de la última década, pero la valoración no puede ser positiva porque 1.004 fallecidos son muchos fallecidos”, ha dicho en rueda de prensa el titular del Interior, Fernando Grande Marlaska. El ministro ha recordado también que tres de cada cuatro fallecidos lo hicieron en carreteras convencionales, hasta un total de 723; mientras que los muertos en autovías y autopistas alcanzaron los 282. Y ha insistido en que la velocidad “excesiva o inadecuada” aparece como el factor “común y transversal” en todos los siniestros mortales. 

Respecto a la edad, Grande Marlaska ha destacado el aumento de la siniestralidad en los jóvenes de 15 a 24 años, que se ha incrementado en un 23% respecto 2019 hasta un total de 128 fallecidos. En contraposición, el mayor descenso entre los fallecidos se ha producido en el grupo de más de 64 años con un 25% de caída en relación a 2019. A falta un "análisis en profundidad" de estas cifras, el director general de Tráfico, Pere Navarro, ha dicho que la caída del número de víctimas de mayor edad podría estar relacionado con un descenso en sus desplazamientos por la pandemia, al tiempo que se ha producido una mayor presencia de los jóvenes.

Marlaska también ha hecho hincapié en la necesidad de utilizar los elementos de seguridad. Así, ha recordado que 140 fallecidos en turismos y furgonetas no utilizaban cinturón, lo que supone el 26% del total de víctimas mortales. “De haberlo hecho, la mitad habría salvado la vida”, ha asegurado. Tampoco llevaban el casco diez de los 241 motoristas fallecidos. La nueva ley de tráfico, cuyas principales novedades entrarán en vigor el próximo 21 de marzo, eleva de tres a cuatro los puntos que se perderán por no utilizar o hacerlo de forma incorrecta el cinturón de seguridad, el casco y otros elementos de protección y mantiene la misma sanción de 200 euros. 

De hecho, el titular de Interior ha insistido en que uno de los grandes "retos" en materia de seguridad vial sigue siendo la protección de los llamados usuarios vulnerables: peatones, ciclistas y ciclomotoristas. Estos usuarios representaron el año pasado el 38% de los muertos en carreteras, hasta un total de 383. Aunque son 61 menos que en 2019 son cifras que siguen generando mucha preocupación en el Gobierno. Por tipología, fueron atropellados 110 peatones, ocho menos que en 2019; y fallecieron 31 ciclistas y 241 motoristas. También murió un usuario de patinete, unos vehículos que están prohibidos en las carreteras convencionales, autovías y autopistas.

Etiquetas

Descubre nuestras apps

stats