eldiario.es

9

Síguenos:

Boletines

Boletines

Menú

El director de la DGT sigue culpando a la concesionaria de la AP-6 por la crisis de las nevadas y anuncia la apertura de dos expedientes

Gregorio Serrano asegura que exigirán a Iberpistas que asuma los costes de la administración en el caos por la nieve del 6 de enero

No ha mencionado que estaba en su casa de Sevilla mientras se producía la situación ni sus tuits iniciales culpando a los conductores, pero sí ha reiterado sus disculpas a los atrapados en la AP-6

"Hay cosas que uno no puede hacer si ha tomado dos copas de más, como conducir o escribir en redes sociales", ha señalado al final de su intervención en una posible referencia a los mensajes que escribió en Twitter

- PUBLICIDAD -
El Director general de Tráfico, Gregorio Serrano, durante su comparecencia para informar de su gestión en el colapso de la autopista de peaje AP-6 en el Congreso de Los Diputados.

El Director general de Tráfico, Gregorio Serrano, durante su comparecencia para informar de su gestión en el colapso de la autopista de peaje AP-6 en el Congreso de Los Diputados.

La concesionaria de la AP-6 es la culpable de la mala gestión de las nevadas del pasado 6 de enero, según la DGT. El director de Tráfico, Gregorio Serrano, ha anunciado en su comparecencia en el Congreso la apertura de dos expedientes contra Iberpistas por el  caos desatado por la nieve y que provocó que miles de personas permanecieran atrapadas varias horas en la autopista. Una ofensiva que incluirá que asuman los costes en los que incurrió la Administración por su intervención para rescatar a los afectados.

Esta investigación contra la  concesionaria de la autopista de peaje constará de un expediente sancionador y de otro penalizador. "Hay indicios suficientes para llevar estas medidas a cabo", ha señalado Serrano, que ha revelado que esta decisión ha sido acordada con el ministerio de Fomento. "No parece que hubiesen estudiado bien las medidas, ya que en una de sus carreteras no se restringió el tráfico a pesados hasta las 17h, mientras que en otra ya estaba cortada desde las 15h", ha añadido.

Lo que no ha mencionado Serrano durante su exposición es que estaba  en su casa de Sevilla mientras se produjo el caos del 6 de enero, ni los tuits en los que responsabilizó a los conductores de haberse quedado atrapados. Su ausencia en Madrid contrasta con la activación por él mismo del comité de gestión de tráfico a las 16h de ese día, que fue formalizado en esa ciudad mientras el responsable de Tráfico estaba en su ciudad natal.

Su paso por Twitter ha sido tan significativo en esta cuestión que, en su respuesta a las intervenciones de lor portavoces, les ha recomendado "contar hasta 10.000" antes de escribir en redes sociales si están "dolidos, indignados o cabreados". Y ha asegurado que esta actividad hay que evitarla tanto como conducir si se han tomado dos copas de más.

Defiende su política de comunicación

Durante su intervención, de casi hora y media, Serrano ha repasado la gestión que se hizo desde su departamento desde el jueves, cuando recibieron el aviso de la AEMET de que se iban a producir nevadas. Ha sido al final de ésta cuando ha cargado contra la concesaria de la AP-6, a la que achaca "dos fallos mortales de necesidad". El primero habría sido la decisión de la empresa de reabrir la carretera a las 19h, y el segundo la determinación de volver a cerrar dos horas más tarde.

Gregorio Serrano también ha defendido la gestión comunicativa de la DGT, del ministerio de Interior y de Fomento. "Desde el jueves comenzamos a avisar a las subdelegaciones. El mismo día, se realizó un importante despliegue por la complicada situación. Y una vez iniciado el episodio, se facilitó información a través de todas las vías", ha señalado. Entre los aspectos que ha destacado sobre esta política de comunicación, ha revelado que la actividad de la cuenta de Twitter y la web de la DGT multiplicaron de manera notable su actividad. En el caso de ésta última, logró medio millón de visitas cuando normalmente logra 20.000.

El director de Tráfico ha reiterado sus disculpas a los afectados al inicio de su alocución, pero añadiendo que "también hubo numerosas incidencias en otras vías". "Lo que fundalmente sucedió es que hubo miles de atrapados en la AP-6, hubo fallos, hubo errores... Y mis disculpas con los ciudadanos que pasaron rabia y frustración", ha afirmado.

La oposición pide su cese o dimisión

En el turno de réplica de los portavoces de los grupos de la oposición, la postura sobre la idoneidad de Serrano para el cargo que desempeña ha sido unánime: unos han pedido que le destituyan, y otros que dimita. Además, le han recordado su estancia en Sevilla durante la crisis y le han reprochado que aludiese a las dificultades de la situación que le tocó gestionar.

El más duro ha sido el portavoz del grupo de Ciudadanos, Miguel Gutiérrez, que ha preguntado a Serrano "por qué no se vino a Madrid" cuando los conductores ya estaban atrapados en la AP-6. El diputado le ha reprochado que no haya cesado a nadie por lo ocurrido, y ha cargado contra el Gobierno al que pertenece Serrano por "no asumir ninguna responsabilidad".

A estas críticas se ha sumado el portavoz de Unidos Podemos - En Comú Podem - En Marea, Jorge Luis Bail, que ha recordado los tuits del director de la DGT en los que responsabilizaba a los conductores. Otro de los mensajes que ha mencionado es el del kit antinevadas que tuiteó el responsable de Tráfico, y que finalmente fue borrado, tachándolo de "kit zombi". "Culpabilizaron a las familias, y las medidas de prevención fueron insuficientes", ha señalado el parlamentario.

Desde el PSOE y ERC han continuado los reproches contra el director de Tráfico, y le han recordado la "insensibilidad" de culpar a los atrapados. También han apunta que la dimisión "se la piden los suyos, como Inda, Marhuenda o Seguí".

"No escriban en redes sociales si están cabreados"

Ante todos estos dardos, Gregorio Serrano ha reiterado que no iba a entrar en cuestiones sobre su persona, y se ha ceñido en las cuestiones técnicas o de organización del operativo de aquel día. Pero al final ha decidido cambiar de idea, y ha hecho unas reflexiones finales destinadas a la oposición. A la que ha asegurado que entiende por haber estado ocho años en ese papel.

Éstas han consistido en asegurar que, si supiera que ha hecho algo mal, dimitiría sin dudarlo: "Ustedes me conocen poco, pero los que sí lo hacen saben que me habría marchado ya". La segunda ha sido un consejo muy particular a los portavoces, sobre todo por su bagaje al respecto: que no escriban en redes sociales si están "indignados, cabreados o dolidos". "Hay cosas que uno no puede hacer si ha tomado dos copas de más, como conducir o escribir en redes sociales", ha señalado.

Por último, ha recordado una frase de Winston Churchill, que dijo que tragarse sus palabras "había sido una dieta muy saludable". "Prueben a hacerlo, a mí me resultó muy saludable", ha zanjado Serrano.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Comentar

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha