eldiario.es

9

Síguenos:

Boletines

Boletines

Eva Kaili (Pasok): "El PSOE tiene que apoyar a su líder incluso si hay estrategias personales contra él"

La eurodiputada del Pasok atribuye la debacle de su partido en las elecciones griegas a la crisis interna con Papandreu y al apoyo que ofreció a la derecha

Critica que Syriza haya formado gobierno gracias al apoyo de un partido de derechas y desea que el "experimento" salga bien para acabar con la austeridad

La eurodiputada del Pasok Eva Kaili en un momento de la entrevista en el Parlamento Europeo / I.C.

La eurodiputada del Pasok Eva Kaili en un momento de la entrevista en el Parlamento Europeo / I.C.

Eva Kaili (Thessalonika, 1978) tiene un currículum variado: se licenció en Arquitectura, estudió un máster en Relaciones Internacionales y trabajó como presentadora de televisión. Se afilió al Pasok, el partido hermano del PSOE en Grecia, cuando era adolescente y, en 2009, entró en el Parlamento heleno. En esta legislatura es el 50% de la delegación del Pasok en el Parlamento Europeo.

La entrevista se celebra este miércoles en Bruselas, donde asiste a la reunión del grupo de los socialdemócratas en el que interviene Pedro Sánchez. Es la primera vez que se encuentra con sus colegas tras las elecciones que han hundido a su partido, que ha pasado de la mayoría absoluta de hace cinco años a obtener un 4,6% de los votos. Kaili atribuye esa debacle a la crisis interna del Pasok tras la marcha de Yorgos Papandreu y a la polémica decisión de haber apoyado al Gobierno del conservador Antonis Samarás.

La eurodiputada griega quiere que su partido cambie de liderazgo con una nueva generación y pide a los socialistas españoles, que ya han acometido esa reforma, que apoyen a Pedro Sánchez y no pongan en entredicho su liderazgo por "estrategias personales".

El Pasok se ha hundido en las últimas elecciones. ¿A qué se debe ese mal resultado?

No ha sido una sorpresa porque unos días antes de que comenzara el periodo preelectoral tuvimos una división interna con la marcha del exprimer ministro Yorgos Papandreu. Si sumamos ambos resultados, hubiéramos sido tercera fuerza. Pero esta división nos ha llevado hacia abajo. No hemos podido convencer a la gente. Necesitábamos más tiempo. Al menos estamos en el Parlamento, Papandreu no lo estará y tenemos que empezar a recuperar nuestras dinámicas.

¿Cómo han encajado este resultado?

Creo que estos resultados demuestran que tenemos que renovar el partido con nuevas generaciones y el responsable del partido ha dicho que va a convocar una conferencia para hablar de todo y cambiar el liderazgo. Los cambios son para mejor. Lo que hemos visto es una negativa a la austeridad y somos parte de una coalición, los socialdemócratas europeos, que representa eso. Ha sido difícil para nosotros, estábamos en una mala posición y fuimos eliminados por la coalición de gobierno, pero estábamos intentando ayudar a Grecia diciendo “no a lo que ha pasado, tenemos que probar otra cosa”.

¿Cree que esta nueva situación con Podemos y Syriza ha dibujado un nuevo escenario en toda Europa? ¿Piensa que el Pasok y el PSOE nunca volverán a ser partidos de gobierno?

No es sobre gobernar, es sobre crear una dinámica para convencer a la ciudadanía de que tenemos sentido común y de que queremos mantener a nuestros países dentro de la eurozona. Es algo que mucha gente dentro de Syriza no tiene como una prioridad y dicen que no harán ningún sacrificio por mantenerse en Europa y no tienen un plan B. Intentaremos seguir las medidas antiausteridad para ganar algo de tiempo en nuestros países y cambiar la mentalidad de la eurozona para volver al crecimiento. La gente está enfadada, pero no durará mucho porque no quieren abandonar la eurozona. Los cambios que propone Syriza no son solo antiausteridad; es hacernos volver atrás décadas. El Pasok debe estar ahí, reforzarse para ser más específicos en lo que creemos.

¿La debacle del Pasok y la victoria de Syriza tendrán consecuencias en otros partidos socialistas europeos, como el PSOE?

No creo que esté conectado. Nos enfrentamos a problemas distintos. Lo único por lo que todos debemos estar preocupados es que la revolución es muy cautivadora y esto puede generar una reacción dándole el poder a Podemos, por ejemplo. Tenemos que saber cuál es el riesgo. Creo que el experimento en Grecia podrá dar más esperanza a las voces de la revolución o calmarlas al demostrar que es necesario el sentido común. Esto puede pasar si no trabajas duro y no sigues ciertas reglas.

¿Cuáles son las analogías entre el Pasok y el PSOE?

Pertenecemos al mismo partido. Creemos las mismas cosas. Las similitudes son que transmitimos esperanza frente al miedo porque es lo que la derecha quiere: que la gente les vote mediante el miedo al populismo de la izquierda radical. Tenemos que apelar a la esperanza y el sentido común. En esto estamos totalmente de acuerdo.

Pedro Sánchez se está esforzando por dejar claro que no hay paralelismos entre el Pasok y el PSOE, entre Grecia y España.

Hay un paralelismo respecto a cómo tratamos lo que creemos. Pero nosotros llegamos muy tarde al cambio del liderazgo y estuvimos, además, en una coalición. Así que manejamos las cosas de manera diferente y no puedes encontrar paralelismo en eso. Tenemos problemas diferentes y soluciones diferentes. Nuestro pasado es totalmente diferente: tenemos distintos países, distintos problemas y diferentes mentalidades.

¿Cuál es su consejo para Pedro Sánchez?

Después de los resultados no soy quien para dar consejos (se ríe). Tiene un buen discurso en el que deja claro las diferencias entre nosotros, la izquierda radical y la derecha. Tiene que lanzar su mensaje. Debemos trabajar más juntos en la Eurocámara porque no somos un país aislado, sino que estamos bajo las mismas presiones. Creo que la victoria de los socialdemócratas es que cada eurodiputado haga cambios para acabar con las medidas de austeridad. Esto es lo que debe hacer Pedro y el nuevo líder del Pasok.

¿Le recomendaría que no pacte con la derecha en España?

Como pertenecimos a un Gobierno de coalición, le puedo decir que eso hizo que nuestro partido se redujera porque las medidas están en contra de nuestro ADN, de lo que los socialdemócratas creen. Pero si pueden formar una coalición o llegar a un acuerdo de gobierno que se fundamente en el crecimiento y contra la austeridad, es decir, en el buen camino, eso puede funcionar. Si hace la vida de los españoles mejor, podrán ganarse de nuevo a la gente. Pero deben ser estrictos en eso desde el principio y no es fácil. Tienes que poner antes a la gente, no al partido.

Tsipras ha conseguido que Europa le escuche decir que la austeridad debe acabar y le deseo éxito, pero estamos decepcionados con la coalición que ha elegido porque estábamos ahí

Si llegaran a un acuerdo con el PP, ¿no cree que pueden perder a gran parte de sus votantes?

No creo que deba ser una opción, pero si no tienes otra opción y tu país está en riesgo, tienes que ponerlo primero. Eso es lo que hicimos nosotros y este ha sido el resultado. Aquí en el Parlamento Europeo a veces los socialdemócratas trabajamos con el PPE y hacemos un buen trabajo.

¿Qué es mejor para el PSOE: apoyar o recibir el apoyo de Podemos o del PP?

No sé exactamente qué dice Podemos. Sé lo que dice Syriza y ahora trabaja con la derecha radical. No es la solución. Todas las conversaciones deben basarse en los principios y en la base de un acuerdo. Prefiero, por supuesto, un acuerdo en la izquierda pero depende del partido en la izquierda, porque al final la izquierda radical pacta con la extrema derecha.

En el PSOE hay dudas sobre el liderazgo de Pedro Sánchez, ¿cree que es un buen líder?

Ser líder en estos tiempos difíciles conlleva pérdidas y críticas, pero es un líder joven que debe ser apoyado. Hay que dejarle demostrar que puede hacer lo que dice. Si no tienes otra solución o propuesta que crees que es mejor, no tienes ningún argumento lógico contra él, no deberían ponerle obstáculos, hay que apoyarlo y no intentar encontrar a un nuevo líder. Hay que apoyar al líder que tienen incluso si hay estrategias personales contra él. No sé quién está en su contra, pero creo que el líder debería tener a todo el mundo unido en torno a él. En estos tiempos difíciles, la crítica es lo fácil. Tenemos que ser un partido unido porque no es sobre una persona sino de un grupo de personas.

¿Está unido el grupo socialdemócrata o existen distintos puntos de vista entre los alemanes, franceses y los países del sur?

Tenemos voces distintas pero tenemos un grupo que respeta los mismos principios. A lo mejor no está tan unido como el Partido Socialista Europeo, que es un partido mientras que aquí tenemos una gran coalición. Cada Estado tiene un partido socialista diferente y no estamos de acuerdo en todo, pero tenemos claro que queremos cambiar ciertas cosas de manera conjunta. 

¿Le molesta que haya partidos del grupo socialdemócrata que han celebrado la victoria de Syriza?

Tenemos que intentar apoyar a todos los que estén en contra de la austeridad y por eso estamos todos contentos. Pero la cosa es que el experimento de ir contra la austeridad sin ninguna regla puede destruir un país. Hay un límite. Si Syriza trabaja con la extrema derecha, puede perder la oportunidad de lanzar un mensaje más alto junto a la izquierda. Nosotros estamos en contra de la austeridad pero no decidimos solo nosotros porque somos parte de una familia y tenemos obligaciones. La manera en que nos tomamos estas obligaciones son distintas: hay que intentar con crecimiento e inversión, y no con austeridad y recorte de salarios. Lo que Syriza dice que es: nosotros decidimos, danos dinero, danos tiempo y no te damos nada de vuelta. Eso no puede pasar. Ha lanzado un mensaje fuerte poniendo presión a la gente pero no responde adecuadamente, sino con miedo.

¿Alexis Tsipras tendrá éxito en Bruselas con la renegociación de la deuda?

Es un líder joven, tiene a gente que le escucha y ha conseguido que la gente tenga esperanza de nuevo. Ha conseguido que Europa le escuche decir que la austeridad debe acabar y le deseo éxito, pero estamos decepcionados con la coalición que ha elegido porque estábamos ahí. Espero que lo consiga pero me preocupa la forma en la que mande el mensaje. Tenemos que tener voz progresista y mantenernos en el euro, y no todos en Syriza lo quieren. Lo veremos en los próximos meses pero por supuesto deseo que Grecia tenga éxito y que trabajemos juntos por ello.

Muy Bien, has hecho Like

¿Qué tipo de error has visto?
¿La sugerencia que quieres realizar no está entre estas opciones? Puedes realizar otro tipo de consultas en eldiario.es responde.
Error ortográfico o gramatical Dato erróneo

¡Muchas gracias por tu ayuda!
El equipo de redacción de eldiario.es revisará el texto teniendo en cuenta tu reporte.

Comentar

Enviar comentario

Comentar

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha