eldiario.es

9

Síguenos:

Boletines

Boletines

Fin del juicio de Alsasua: la defensa cree que "una cosa es no olvidar el terrorismo pasado y otra inventarse uno nuevo"

Uno de los abogados sostiene que como consecuencia de la actividad terrorista en España "se ha ido acuñando un derecho penal de excepción"

"Hay miles de personas que son de izquierdas y abertzales sin que sean satélites de ETA", señala el letrado José Luis Galán en la última sesión de la vista

25 Comentarios

El alcalde de Alsasua admite en el juicio que ha apoyado más a acusados que a víctimas por la "desproporción judicial"

El alcalde de Alsasua admite en el juicio que ha apoyado más a acusados que a víctimas por la "desproporción judicial"

¿Fue una pelea de bar o se trató de un ataque premeditado que siguió la "estrategia de ETA"?. La respuesta la deberá dar en los próximos días la Audiencia Nacional, una vez que este viernes haya quedado visto para sentencia el juicio sobre la supuesta agresión a dos guardias civiles y sus parejas que tuvo lugar en el bar Koxka de Alsasua en la madrugada del 15 de octubre de 2016. El fallo determinará así si los ocho acusados son o no culpables de los delitos de terrorismo que les atribuyen la Fiscalía y la acusación y por los que piden, en total, 375 años de cárcel. 

En la sesión de hoy, la undécima del juicio, han continuado exponiendo sus conclusiones las defensas de los acusados, que han vuelto a pedir la libre absolución de sus defendidos al considerar que no participaron en ningún tipo de agresión, en contra de lo que sostienen los agredidos. Y, además, han criticado con dureza la pretensión del Ministerio Público de atribuir a los ocho jóvenes delitos relacionados con el terrorismo y vincularlos con la "estrategia de ETA". 

El más contundente ha sido el abogado José Luis Galán, representante de los acusados Aratz Urrizola e Iñaki Abad, para quienes la Fiscalía pide 50 años de cárcel. El letrado ha denunciado la "desproporción" que en su opinión supone la petición de penas para sus representados que, ha dicho, es "equivalente a cuatro homicidios o asesinatos". Ha lamentado, así, que en España se haya ido "acuñando un derecho penal de excepción" vinculado al terrorismo tanto de ETA como de otras organizaciones, tratando de relacionar con ese terrorismo a otros grupos sociales con ninguna vinculación con la violencia. 

Ser "de izquierda" y "abertzale"

"Hay miles de personas que son de izquierda y abertzales sin que sean satélites de ETA", ha señalado, antes de recalcar que el movimiento Ospa –que pide la salida de las fuerzas y cuerpos de seguridad de Alsasua– con el que se vincula a los acusados ni es violento ni se puede relacionar con la estrategia de la banda terrorista.

"España sabe lo que es terrorismo y resulta intolerable la banalización del término", ha denunciado, en alusión a la calificación que de los hechos enjuiciados hacen tanto la Fiscalía como las acusaciones. Ha considerado que, a pesar del final de la violencia de ETA y de su disolución –anunciada este mismo jueves– "no se debe olvidar" lo que supuso su actividad armada. Pero ha advertido: "una cosa es no olvidarse del terrorismo y otra inventarse uno nuevo, forzando los tipos penales". Galán ha remarcado que, en el caso de lo sucedido en Alsasua, "el tipo penal de terrorismo es absolutamente injustificable".

"Motivos propagandísticos"

El abogado considera que las acusaciones "han forzado el adjetivo terrorismo por motivos propagandísticos" o para "jugar en casa" y que se juzgara el caso de Alsasua en la Audiencia Nacional. Las penas, ha señalado, son "inusitadas en nuestros tribunales salvo que estemos hablando de supuestos en los que haya por medio muertos y balas". Y son superiores a las de delitos de genocidio, rebelión, secuestro y hasta homicidio.

Galán ha pedido a la Audiencia Nacional una decisión justa porque "cuanta mayor justicia logre la sentencia, mejor convivencia habrá en Alsasua".

Comentar

Enviar comentario

Comentar

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha