eldiario.es

9

Síguenos:

Boletines

Boletines

Menú

Jesús Sepúlveda reconoce que Correa le pagó viajes y el cumpleaños de su hija

"Algunas veces los pagaba en metálico, pero tengo que reconocer que algún viaje puede que no lo abonara"

El exmarido de Ana Mato dice que los regalos del cabecilla de Gürtel responden a la amistad que ambos tenían

Niega que Correa le regalase un Jaguar, y asegura que se lo pagó con un BWM y 18.000 euros

- PUBLICIDAD -
Jesús Sepúlveda, exmarido de Ana Mato, niega cobros de la trama Gürtel

Jesús Sepúlveda, exmarido de Ana Mato, a la entrada de la Audiencia Nacional. EFE

Jesús Sepúlveda, el exmarido de Ana Mato y exalcalde de Pozuelo de Alarcón, ha reconocido este martes que Francisco Correa le regaló algunos viajes y pagó la "decoración" y "animación" del cumpleaños de su hija. Sin embargo, dice que no hizo en atención a sus cargos y esperando algo a cambio, sino por la amistad que les unía. Sí que ha negado haber recibido pagos en efectivo de la trama corrupta.

Sepúlveda se ha sentado hoy frente al tribunal que juzga el caso Gürtel y se ha negado a responder a la fiscal, al resto de acusaciones y a las defensas. Solo ha querido contestar a su abogado, que ha ido interrogando por todas y cada una de las acusaciones por las que se enfrente a una pena de 15 años de cárcel.

El exalcalde madrileño ha reconocido algunas de las revelaciones que hizo Correa durante su declaración. "Tuvimos unas atenciones", dijo el cabecilla de la Gürtel sobre el matrimonio de Sepúlveda y Mato. Hoy el exmarido de la que fuera ministra de Sanidad ha reconocido que no pagó algunos de los viajes que realizó con la agencia de Correa.

"Algunas veces los pagaba en metálico, pero tengo que reconocer que algún viaje puede que no lo abonara". Sepúlveda ha explicado que Correa le dijo que algunos de esos viajes no le costaban nada a la agencia, así que no los pagó. Esos regalos eran "por la amistad que teníamos", ha dicho, no por su cargo en el PP. "Nunca me pidió nada a cambio", ha añadido.

El resto de los viajes los pagaba en efectivo, y ha admitido que no conserva ningún tipo de documentación que acredite esos abonos, porque nunca la pidió. Si acudía a la agencia de Correa es porque "era la agencia con la que trabajaba el partido, era mas cómodo que ir a una agencia que no conociera".

Según su relato, la exministra de Sanidad nunca supo si esos viajes se pagaban o no, porque era él quien se encargaba de organizarlos. También ha dicho que la trama Gürtel nunca le hizo un regalo a ella directamente: "Creo que no, vamos, estoy convencido de que no".

También ha reconocido que Correa pagó parte del cumpleaños de su hija. Le invitó en varias ocasiones a los cumpleaños de sus hijos por la amistad que ambos tenían, pero el cabecilla de Gürtel nunca acudió. Sin embargo, sí que se prestó a pagar la decoración de la casa en la que Sepúlveda y Mato para la celebración del cumpleaños de su hija. "Era una cuestión de unos globos", ha minimizado el exalcalde.

El abogado, sin embargo, ha citado también "actuaciones". Correa dijo durante la declaración que le había pagado "un payaso, globos y un castillo" para el cumpleaños. En cuanto a la comunión, afirma que él y su mujer lo pagaron todo.

El exmarido de Ana Mato ha enmarcado todos los regalos de Correa en la amistad que ambos tenían. Se conocieron a principios de los noventa cuando sus empresas empezaron a trabajar con el PP, ha dicho Sepúlveda, y a partir de ahí comenzaron a viajar juntos para preparar los eventos del PP. Ese "roce" derivó en una amistad.

Sepúlveda no ha reconocido todos los regalos de Correa. Ha afirmado que no le regaló un Jaguar, como sostiene la Fiscalía y dijo el propio cabecilla de la trama. Ha relatado que se encontró con Correa de camino al concesionario para pagar la señal del Jaguar y abonarlo mediante mensualidades, pero el cabecilla de Gürtel se ofreció a comprarlo a través de su empresa y ahorrarle el IVA.

Pero no fue un regalo, sino que él le devolvió el dinero poniendo a su nombre un BMW valorado en 18.000 euros, y pagándole otros 18.000 a través de un crédito. Era más cómodo, ha dicho, devolverle el dinero a un amigo que pagar el coche por meses.

También ha negado el regalo de un Range Rover. Sí que ha dicho que se encaprichó de ese coche, pero ha asegurado que lo compró a una empresa de renting dando 17.000 euros de entrada y pagando cuotas mensuales que ascendían a 1.300 euros.

Sepúlveda también ha negado haber recibido dinero en efectivo de la trama Gürtel, ni como pago de las comisiones ilegales que conseguía la trama con sus negocios, ni para sufragar su campaña a la alcaldía de Pozuelo de Alarcón.

No quería ser alcalde de Pozuelo de Alarcón

Durante su declaración, Sepúlveda ha explicado que nunca tuvo interés en ser alcalde de Pozuelo de Alarcón. De hecho, asegura que rechazó la oferta de ser candidato que le hizo Pío García-Escudero, que le contó que el PP había pensado en él para remontar los malos resultados que les daban las encuestas.

Esa primera oferta se convirtió en casi una orden poco después, y Sepúlveda accedió a pesar de que "estaba cómodo" en el Senado. "Al final ha sido un orgullo ser alcalde de Pozuelo", ha dicho Sepúlveda, que dijo que se presentó a las elecciones "sin ningún interés" y sin conocer la política municipal, "pero al final salieron bien las cosas".

Durante su etapa como alcalde, afirma que nunca dio instrucciones de contratar con la empresas de Correa,y que en el 2004 dio la orden contraria, dejar de contratar. En la Alcaldía, escuchó algunos comentarios "de que el señor Correa alardeaba de que controlaba los municipios del noroeste", y que para contratar allí "había que pasar por él". No ha querido decir quién se lo comentó.

Sepúlveda también ha asegurado que nunca benefició a empresas como Constructora Hispánica, y se ha mostrado muy sorprendido con las revelaciones del que fuera su presidente, Alfonso García-Pozuelo, que ha enmarcado en su acuerdo con las fiscales.

Este empresario reconoció los hechos recogidos en el escrito de acusación de la Fiscalía, en el que se aseguraba que  Sepúlveda dio instrucciones para que el Ayuntamiento  contratara con las empresas de Correa. A cambio de varias adjudicaciones para la Constructora Hispánica, García-Pozuelo entregó a Correa al menos 65.941 euros.

El exalcalde ha dicho que nunca supo que García-Pozuelo tenía relación con Correa, y que jamás votó en una mesa de contratación en contra del criterio de los técnicos municipales. "No se me ocurriría", ha asegurado.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Comentar

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha