eldiario.es

9

El PP prepara otra reforma electoral en Murcia para mantenerse en el poder

Pretende aumentar el número de circunscripciones electorales de la provincia, lo que perjudicaría a los partidos pequeños

La reforma permitiría al PP mantener la mayoría absoluta en Murcia incluso con algo menos del 40% de los votos

Si se repitiese en las próximas elecciones autonómicas el resultado de las últimas  europeas, el PP perdería la mayoría absoluta con la ley actual

93 Comentarios

Cospedal afirma que mirar al futuro y el modelo del PSOE no lleva a ningún lado

Cospedal y Alberto Garre, presidente de Murcia, aplauden en un mitin de las elecciones europeas.

El PP de Murcia está estudiando una reforma de la ley electoral regional que le beneficiaría, en detrimento de los demás partidos. El plan pasa por aumentar el número de circunscripciones electorales del Parlamento regional: pasarían de las cinco actuales a al menos siete, pudiendo llegar incluso hasta 15 circunscripciones. Al aumentar el número de distritos electorales sin crecer el número de diputados autonómicos, los partidos minoritarios lo tendrían aún más difícil para conseguir un escaño.

Aún no se conoce al detalle las intenciones del Ejecutivo murciano o el calendario previsto, aunque dicha modificación de la ley electoral no implicaría tocar el Estatuto de Autonomía. Bastaría con la actual mayoría absoluta del PP en la Asamblea Regional, lo que haría posible su entrada en vigor antes de las elecciones municipales y autonómicas de 2015. Facilitaría así en gran medida que el PP conservara su mayoría en detrimento de los grupos políticos más pequeños.

Si se repetiese el resultado de las elecciones europeas de mayo, con la atual ley, el PP perdería la mayoría absoluta. Con esta reforma, si se mantiene como el partido más votado, podría mantener la mayoría absoluta incluso aunque quede por debajo del 40% de los votos. El porcentaje exacto, que aún no se puede calcular, dependerá del número definitivo de distritos electorales.

La noticia fue adelantada por el diario La Verdad, que situó el origen de la propuesta en un seminario celebrado en San Javier hace un mes. Además del actual presidente de Murcia, Alberto Garre, y del expresidente regional y presidente del PP murciano, Ramón Luis Valcárcel, también participaron el diputado Vicente Martínez-Pujalte y varios dirigentes del partido. En dicha reunión, Valcárcel planteó a sus compañeros la posibilidad de llevar a cabo una modificación de la ley electoral regional para aumentar  el número de circunscripciones de la provincia, con el argumento de "acortar las distancias entre los representantes y los representados". La idea del PP regional ha saltado a la luz en pleno debate público sobre la elección directa de alcaldes que propone el Gobierno de Rajoy.

Fuentes del PP murciano han admitido a eldiario.es que se "están planteando una serie de iniciativas para llevar a cabo una importante regeneración de la vida democrática, como puede ser la elección directa de alcaldes, la reducción del número de aforados, la limitación de mandatos o las nuevas circunscripciones electorales, entre otras propuestas que buscan acercar la actividad política al ciudadano de una forma honesta y transparente". Añaden que a día de hoy "todas ellas están en estudio, sin existir aún ninguna decisión al respecto".

"Lo que se desea es debatir y consensuar con las restantes fuerzas políticas su aprobación y aplicación, dentro siempre de los cauces legales establecidos", concluyen.

Sin embargo, los demás partidos aún no saben nada oficialmente de estos planes. De momento, el PP ha dejado al margen a la Comisión Especial Parlamentaria que se creó hace año y medio en la Asamblea Regional, y que tenía como fin estudiar la reforma de la Ley Electoral de Murcia para mejorar la representatividad y consensuarla entre todos los grupos.

Actualmente el PP tiene 33 de los 45 escaños de la Asamblea Regional, gracias al récord de votos obtenidos en las últimas elecciones autonómicas, las de 2011, en las que recibió la confianza del 59% del electorado murciano. Sin embargo, en las pasadas elecciones europeas sufrió un retroceso histórico y se quedó en el 37,4% de los votos; un resultado que, de repetirse en las próximas autonómicas, les dejaría sin mayoría absoluta con la actual ley electoral.

Un ley electoral muy singular

Descontadas las islas, actualmente sólo hay dos comunidades autónomas uniprovinciales que estén divididas en diferentes circunscripciones: Asturias, que cuenta con tres –occidental, central y oriental-, y Murcia, que por ahora mantiene las cinco circunscripciones que estableció una disposición adicional de su Estatuto de Autonomía en 1982, con el fin de regular sus primeros comicios autonómicos.

El Estatuto reflejó así un acuerdo preautonómico que tenía la vista puesta en una futura división comarcal, y dejó en manos de una ley posterior el resto de pormenores electorales. Aunque la división comarcal finalmente no se llevó a cabo, las cinco circunscripciones se quedaron.

La Ley 2/1987 Electoral de la Región de Murcia que ahora se pretende modificar se basa en la ley D'Hont y recoge esas cinco circunscripciones, en las cuales se agrupa a varios municipios. Los 45 diputados de la Asamblea Regional se reparten de manera proporcional según la población de cada una de las circunscripciones, y de ese modo, a la de Murcia, con medio millón de habitantes, le corresponden 21 escaños; a la de Cartagena, con 227.000 habitantes, se le asignan 10 escaños; la de Lorca-Guadalentín, con 143.000 habitantes, tiene 7 escaños; a la del Noroeste, con 71.000 habitantes, le corresponden 4 diputados; y al Altiplano, con 41.000 habitantes, se le asignan 3 diputados.

El sistema favorece a los grandes partidos y dificulta el acceso a la Asamblea de los partidos pequeños. Con la ley actual, Murcia tiene tantos distritos electorales como Castilla-La Mancha. Con la nueva ley, podría convertirse en la autonomía con más circunscripciones electorales de toda España, por encima de Castilla y León o Andalucía, que tienen respectivamente nueve y ocho, una por provincia.

Cuanto mayor sea el número de distritos electorales, más difícil será para los partidos pequeños. En las últimas elecciones autonómicas de Murcia, el PP consiguió 33 escaños con 382.569 votos: de media cada diputado le costó 11.593 votos. Mientras tanto, IU solo se llevó un único escaño en el Parlamento regional, a pesar de lograr 50.913 votos. UPyD, con 29.236 votos, se quedó fuera.

De materializarse la reforma de la ley electoral, cada circunscripción se dividirá en otras aún más pequeñas beneficiando todavía más a las grandes formaciones, y en especial, a la lista más votada.

Muy Bien, has hecho Like

¿Qué tipo de error has visto?
¿La sugerencia que quieres realizar no está entre estas opciones? Puedes realizar otro tipo de consultas en eldiario.es responde.
Error ortográfico o gramatical Dato erróneo

¡Muchas gracias por tu ayuda!
El equipo de redacción de eldiario.es revisará el texto teniendo en cuenta tu reporte.

Comentar

Enviar comentario

Comentar

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha