Anticorrupción pide al juez que prohíba la salida del país a uno de los lugartenientes del jefe de la policía política

Fuentes Gago en su declaración ante el Congreso

La Fiscalía Anticorrupción ha solicitado al juez del caso Villarejo que imponga medidas cautelares al inspector jefe José Ángel Fuentes Gago, mano derecha del comisario Eugenio Pino, jefe de la brigada política, han informado a eldiario.es fuentes jurídicas. Esas cautelares solicitadas son las prohibición de salida del país, retirada del pasaporte y comparecencias quincenales en el juzgado.

Facciones enfrentadas de la policía política coinciden en la Audiencia Nacional por el espionaje a Bárcenas

Facciones enfrentadas de la policía política coinciden en la Audiencia Nacional por el espionaje a Bárcenas

Fuentes Gago ha declarado en calidad de investigado. También lo han hecho esta mañana el antiguo jefe de Asuntos Internos, Marcelino Martín-Blas, para el que Fiscalía no ha pedido cautelares, aunque sigue imputado. Ambos han contestado a las preguntas de juez y Fiscalía.

Quien se ha acogido a su derecho a declarar ha sido Bonifacio Díaz Sevillano, al igual que Fuentes Gago, antiguo jefe de gabinete del comisario Pino. Anticorrupción solo ha pedido para él comparecencias quincenales porque aún no está claro si su residencia es España o México, a cuya embajada fue enviado por Pino, pasando a engrosar el club de diezmileuristas, un pago a los servicios prestados junto a las condecoraciones pensionadas.

Detrás de esos nombres y cargos se esconde la primera línea de la brigada política que actuó durante la primera legislatura de Mariano Rajoy, la misma que arrancó centrada en la Operación Catalunya, puso a Podemos en su punto de mira después y llegó a remover en la actuación del Ministerio del Interior en la época del PSOE.

Se da la circunstancia de que los comisarios que protagonizaron aquellos encargos extrajudiciales mantienen un fuerte enfrentamiento entre sí, algunos larvados durante el momento álgido de la brigada política, como el que mantiene como grandes enemigos al principal investigado, José Manuel Villarejo, y al recientemente imputado Martín-Blas.

Los tres investigados que han declarado este jueves lo hacen en el marco de la Pieza 7 del caso Villarejo, la que investiga la Operación Kitchen. Fuentes próximas al caso vinculan la citación al contenido de la declaración de Eugenio Pino. Éste, a su vez, había sido implicado en el operativo por Villarejo, quien dijo cumplir órdenes del director adjunto operativo y del superior de éste, Ignacio Cosidó. El político del PP no puede ser citado como investigado por el juez de la Audiencia Nacional porque está aforado ante el Tribunal Supremo.

Etiquetas

Descubre nuestras apps

stats