La Audiencia Nacional extiende el plazo para investigar la caja B del PP hasta agosto de 2020

El juez José de la Mata

La caja B del Partido Popular y el resto de piezas que aún quedan por juzgar del caso Gürtel podrán seguir siendo investigadas hasta agosto de 2020. La nueva Ley de Enjuciamiento Criminal establece unos plazos máximos para la instrucción de las causas e Izquierda Unida había solicitado una prórroga para seguir indagando en la financiación irregular del PP. La Fiscalía Anticorrupción, como ha adelantado este miércoles eldiario.es, se ha opuesto, pero De la Mata ha accedido a ampliar el plazo de todas las piezas que forman la causa Gürtel.

La Audiencia Nacional acredita la caja B del PP: los empresarios donaban a cambio de "favores"

La Audiencia Nacional acredita la caja B del PP: los empresarios donaban a cambio de "favores"

La decisión de De la Mata de prorrogar la instrucción no da respiro en los tribunales al Partido Popular, que ha visto como la sentencia de Gürtel hace taxativas afirmaciones sobre la existencia de una financiación irregular en el seno de la formación política durante más de veinte años. Su contenido fomentó la moción de censura que ha desalojado al PP del poder y ha provocado la retirada de la política de Mariano Rajoy, anunciada este mismo martes.

Los posibles avances en la investigación de la caja B coincidirán, por tanto, con la batalla interna en el PP por la sucesión del ya expresidente del partido y el Gobierno. La decisión de De la Mata, explican fuentes jurídicas, no afecta a que los juicios de la caja B y el resto de Gürtel se vayan celebrando. Nuevos avances en la investigación darían pie a nuevas piezas separadas y sus correspondientes juicios en el futuro.

Una parte del caso de la caja B entró en fase de juicio oral hace ya tres años, en mayo de 2015. En el banquillo se sentarán Luis Bárcenas y otros por la reforma de la sede de Génova con dinero negro de esa caja B. Pero al tiempo, la causa quedó archivada para los empresarios de los papeles del extesorero. La inexistencia del delito de financiación irregular en el momento de los hechos y la imposibilidad de demostrar que las donaciones eran finalistas, esto es, a cambio de adjudicaciones concretas, había provocado el archivo para esa parte de la causa.

Sin embargo, las revelaciones en el primer gran juicio de Gürtel, realizadas por Correa y un empresario arrepentido, decidieron al juez De la Mata a revertir el archivo de la causa dictado contra la veintena de empresarios acusados de entregar dinero negro al PP a cambio de adjudicaciones. Si De la Mata, en este plazo máximo de dos años, encuentra indicios contra los empresarios u otros sospechosos, la pieza podrá desgajarse y dar pie a un nuevo juicio distinto del de la reforma de Génova.

La fecha de celebración del primer juicio de la caja B del PP, el de la reforma de Génova, es hoy una incógnita. La numeración de las piezas separadas de Gürtel apuntaba su arranque a después del juicio de la Primera Época, cuya sentencia se conoció el pasado 24 de mayo. A día de hoy, sin embargo, no hay siquiera tribunal para juzgar la causa. El magistrado Juan Pablo González se convirtió en el tercer juez apartado por su proximidad al PP el pasado 27 de abril y el progresista José Ricardo de Prada ha solicitado una excedencia para integrar el Tribunal Penal Internacional de La Haya. El único miembro fijo del tribunal de caja B es, hoy por hoy, la presidenta de la Sección Segunda, María José Rodríguez Duplá.

La prórroga de dos años se debe a que este miércoles acababa el plazo para la investigación de la causa de Gürtel y en agosto el correspondiente a la caja B. Como la petición de prórroga responde a la petición de una de las partes, la Ley estable que la decisión debe tomarse para el plazo total de 1 años y 6 meses prorrogable otros seis meses.

Etiquetas
Publicado el
6 de junio de 2018 - 11:49 h

Descubre nuestras apps

stats