La doble campaña de IU desvela las diferencias entre Lara y Garzón

Cayo Lara y Alberto Garzón, con la candidata de IU a las Cortes de Aragón en el arranque de campaña.

La campaña de las elecciones municipales y autonómicas de Izquierda Unida es doble por muchos motivos. La caravana principal se la reparten los dos líderes de la coalición: su coordinador federal, Cayo Lara, y su candidato en las próximas generales, Alberto Garzón. Cada uno tiene un discurso que va dirigido a un público distinto: las siglas y la “mochila” frente a la unidad popular para lograr el cambio. Dos visiones en las que se ha dividido la organización en los últimos meses y cuyo peso deberá dirimirse en la asamblea que, si nada cambia, debería celebrarse en 2016 tras las elecciones generales previstas para finales de este año.

Alberto Garzón y la importancia de la palabra "izquierda"

Alberto Garzón y la importancia de la palabra "izquierda"

La situación de IU en Madrid ejemplifica la bipolaridad en la que se encuentra la coalición. La pugna entre sectores ha llevado a la dirección federal a negar el respaldo a cualquier candidatura en la capital de España. Ni a la que ha presentado IUCM, encabezada por Raquel López, ni a la que importantes dirigentes federales y regionales de IU apoyan sin cortapisas en público y en privado: Ahora Madrid.

La dirección federal, sin embargo, sí ha respaldado a su candidato a la Comunidad de Madrid, Luis García Montero. Este lunes, Garzón participó junto al escritor en un acto de campaña en Rivas en una de sus dos visitas a Madrid; ninguna de ellas será a la capital. García Montero, a su vez, ha dado cobertura a Raquel López, con quien ha hecho tándem durante toda la campaña. Para hacerlo todo más complicado, Cayo Lara ha decidido sumarse a ese apoyo y ha participado en varios actos con la candidata de IUCM al Ayuntamiento de Madrid que no estaban previstos y pese a que los órganos que dirige se han mantenido al margen.

Un apoyo del máximo nivel que García Montero se ha atribuido y del que han participado otras figuras relevantes como la eurodiputada Paloma López, pero que ha provocado el rechazo de Alberto Garzón. “Cayo Lara apoyó a título personal, no como coordinador, porque es imposible”, aseguró en una entrevista con eldiario.es el candidato.

Los valores de la izquierda

Esta dicotomía se ha reproducido a lo largo de la geografía, con candidaturas muy apegadas a las siglas y en las que la confluencia ha brillado por su ausencia frente a otras en las que el nombre de todos los integrantes pasaba a un segundo plano. IU no se presenta igual en Castilla-La Mancha, Extremadura, Andalucía o Galicia. El barómetro del CIS previó en el arranque de la campaña una suerte muy dispar a cada una de ellas.

Lo que sí une a ambos es el rechazo a renunciar a la palabra izquierda y a los valores que para ellos representa. Lara y Garzón han apelado a la “clase trabajadora” en cada uno de los mítines y actos que han protagonizado desde el 8 de mayo. Los dos dirigentes han recordado el bagaje de una organización que lleva casi 30 años presente en la política nacional. Y no han rehuido las referencias a la república, la memoria histórica o el rechazo al sistema capitalista.

El candidato de IU a las generales ha recordado en varias de sus intervenciones la necesidad de mantener la movilización en la calle para lograr un cambio real en la sociedad frente a aquellos que consideran que un triunfo electoral bastaría para modificar las cosas. El coordinador federal, siguiendo la misma idea, ha elogiado a las bases de una organización que, dice, ha estado presente en las principales luchas sociales: desde las mareas a las huelgas contra las reformas laborales.

Descubre nuestras apps

stats